Anuncios

Protestas multitudinarias en Grecia en el aniversario del accidente de tren con 57 muertos

Atenas, 28 feb (EFE).- Decenas de miles de personas se han manifestado este miércoles en Grecia para conmemorar el primer aniversario del accidente de tren en el que murieron 57 personas, la mayoría jóvenes, y exigir que rindan cuentas los responsables de la mayor tragedia ferroviaria de su historia.

Unas 20.000 personas, según la Policía, exigieron frente al Parlamento griego que se haga justicia por lo que las organizaciones convocantes califican de "crímen de Tempe", la localidad donde hace un año un tren de pasajeros chocó frontalmente con otro de carga.

"No olvidamos nada, exigimos que se haga justicia" y "el crimen de Tempe no será olvidado, nuestra furia os ahogará" se podía leer en las pancartas que levantaron los manifestantes.

Atenas amaneció este miércoles sin metro, taxis, tranvía o trenes de cercanías, mientras que a la huelga de 24 horas convocada por el sindicato de funcionarios, ADEDY, se han sumado también los marineros y los trabajadores de ferrocarriles.

Al término de la manifestación en la capital se registraron distintos altercados, cuando un grupo de 20 personas tiró cócteles molótov a agentes antidisturbios alineados frente al Parlamento, que respondieron con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras.

Protestas multitudinarias se registraron también en Salónica, la segunda ciudad del país, y en Patras, donde más de 10.000 personas participaron en las movilizaciones, según la prensa local.

Tras el accidente se reveló que el tramo donde se produjo el siniestro no disponía de sistemas de seguridad, ni siquiera señalización, lo que provocó una ola de rotestas multitudinarias contra el Gobierno del primer ministro conservador, Kyriakos Mitsotakis.

El líder conservador señaló este miércoles en un mensaje de video que la investigación judicial en curso cuenta con el pleno apoyo y cooperación del Gobierno.

"En este triste aniversario inclinamos la cabeza en memoria de las 57 personas inocentes que perdimos, y la terrible experiencia de los heridos", señaló.

Hasta el momento han sido imputados 31 ejecutivos, entre ellos varios expresidentes de la compañía estatal de Ferrocarriles por delitos relacionados con la falta de seguridad en la vía férrea.

También ha sido imputado por "homicidio negligente” el jefe de estación responsable de ese tramo, quien admitió su responsabilidad en el error que situó un tren de pasajeros en la misma vía en la que venía de frente un tren de carga.

Los familiares de las víctimas piden que rindan cuentas ante la justicia también los políticos que eran responsables de la seguridad en la red férrea cuando ocurrió el accidente.

"El asesinato de nuestros hijos es imperdonable, fue un asesinato estatal premeditado. Los culpables serán castigados en Grecia o en el extranjero", señaló a la televisión privada MEGA la madre de Denis Rutsis, una de las víctimas del accidente.

Unas horas después del siniestro dimitió el ministro de Transportes, Kostas Karamanlis, quien ocho días antes había asegurado que el Gobierno garantizaba la seguridad de los trenes.

El pasado día 20 el partido de Mitsotakis, la conservadora Nueva Democracia (ND), usó la mayoría absoluta que obtuvo en las elecciones del pasado junio para dar por concluida la investigación abierta por una comisión parlamentaria sobre las causas del accidente.

Esa comisión presentará sus conclusiones el próximo 11 de marzo.

(c) Agencia EFE