Anuncios

Las protestas de los agricultores franceses se acercan a París y elevan la presión sobre Macron

PARÍS (AP) — Las crecientes protestas de los agricultores franceses se acercaban el jueves a París, con tractores circulando en caravana y cortes en carreteras en muchas regiones del país, en un intento por aumentar la presión para que el gobierno tome medidas que protejan al influyente sector agrícola de la competencia extranjera, la burocracia, el aumento de los costos y los salario bajos de los productores más desfavorecidos.

Los cortes en el tránsito, las barricadas de balas de paja, los malolientes vertidos de deshechos agrícolas en el exterior de oficinas gubernamentales, entre otras acciones, se han incrementado rápidamente hasta convertirse en la primera gran crisis del primer ministro Gabriel Attal, nombrado por el presidente, Emmanuel Macron, hace apenas dos semanas con la esperanza de revitalizar su gobierno.

Los contrarios a Macron aprovechan las movilizaciones para criticar la gestión de su gobierno antes de las elecciones europeas previstas para junio. La líder de ultraderecha Marine Le Pen, cuyo partido Agrupación Nacional tiene buenos resultados en las encuestas, achacó los problemas del sector a los acuerdos de libre comercio, las importaciones y la burocracia.

“Los peores enemigos de los agricultores se encuentran en este gobierno”, declaró el jueves.

Entre las carreteras afectadas el jueves por la mañana por las retenciones había una autopista al oeste de la capital francesa. “Nos estamos acercando progresivamente a París”, afirmó el agricultor David Lavenant a la televisora BFM-TV.

Las imágenes emitidas por la cadena desde Agen, en el suroeste del país, mostraban un supermercado bañado por un espeso chorro de purines. En otros puntos del país hubo bloqueos en carreteras y otras movilizaciones.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, abrió en Bruselas una mesa redonda para tratar de dar un nuevo rumbo a la agricultura, con la esperanza de atender algunas de las quejas planteadas por manifestantes en los 27 países del bloque.

"Todos estamos de acuerdo en que los retos son, sin lugar a dudas, cada vez mayores”, dijo von der Leyen. “Ya sea por la competencia exterior, por el exceso de regulación interior, por el cambio climático, por la pérdida de biodiversidad o por el declive demográfico, por citar sólo algunos”.

Alemania, Holanda, Polonia y Rumanía han registrado también protestas agrícolas en las últimas semanas.