Anuncios

Protesta en Tel Aviv por plan del Gobierno israelí de cerrar emisora pública

Jerusalén, 25 ene (EFE).- Periodistas, otros profesionales del ámbito de la comunicación, actores, escritores y personalidades del mundo de la cultura protestaron hoy en la ciudad de Tel Aviv contra el plan del Gobierno de Benjamín Netanyahu de cerrar la emisora pública Kan.

La manifestación transcurrió por el centro de la urbe y cientos de los congregados bloquearon una de las principales carreteras de Tel Aviv, según medios locales.

Todo ello se produce en un contexto de protestas contra varias iniciativas que impulsa el nuevo Ejecutivo israelí de Netanyahu, que gobierna en coalición con los partidos judíos ultraortodoxos y fuerzas de extrema derecha.

Este mes, el ministro de Comunicaciones, Shlomo Karhi, dijo que no veía necesidad de que el Gobierno mantuviera el respaldo sobre la cadena de radiodifusión pública estatal Kan, y aseguró que quería clausurarla junto con otros organismos de comunicación públicos.

Esta propuesta ha generado la oposición de muchos profesionales de medios de comunicación.

Nueve sindicatos de periodistas pidieron hoy a Karhi que detenga el plan. y varios diarios y portales informativos de referencia como Haaretz, Walla, Yediot Ahronot, Canal 13 o Globes también se opusieron abiertamente a las intenciones del Ministerio.

Entre los asistentes a la protesta de hoy estaba el actor y creador de la famosa serie Fauda, que denunció que "un país sin radiodifusión pública es un país con menos democracia".

La actual coalición gubernamental israelí -la más derechista en la historia del Estado desde su creación en 1948- tiene varios planes sobre la mesa que han generado polémica.

Entre ellos está una reforma judicial que quitaría competencias a la Justicia y erosionaría la separación de poderes de Israel. Esto ha llevado a decenas de miles de personas a la calle a protestar desde hace semanas, en las movilizaciones más masivas del país en décadas.

El plan de reforma judicial también recibió hoy la oposición de más de 270 economistas y académicos israelíes que publicaron una "carta de emergencia" sobre las graves implicaciones económicas que podría tener.

“La concentración de un vasto poder político en manos del grupo gobernante sin fuertes controles y equilibrios podría paralizar la economía del país”, advirtieron los signatarios de la carta, entre los que figuran el Premio Nobel Daniel Kahneman y el exasesor económico de Netanyahu y jefe del Consejo Económico Nacional, Eugene Kandel.

A su vez, cientos de empleados de la alta tecnología mantuvieron ayer una inédita huelga de una hora en el centro de Tel Aviv en contra de la reforma judicial al considerar que perjudicará al sector. Este representa el 15 % del PIB, el 10 % del empleo y el 40 % de las exportaciones.

(c) Agencia EFE