Anuncios

Proteger a una ciudad diversa de los delitos de odio: prioridad del alcalde de Fresno

Como alcalde de la novena ciudad más diversa del país y con más de cuatro décadas perteneciendo al cuerpo de policía, el alcalde de Fresno, Jerry Dyer, intenta hacer honor al lema de su campaña: “Un solo Fresno”.

Ha llevado ese lema al Concejo Municipal como recordatorio de que la ciudad debe responder a todos los habitantes y de que todas las voces deben ser escuchadas.

“Es muy importante que nos llevemos bien. Ese es realmente el principio fundamental de la filosofía de ‘Un solo Fresno’”, dijo Dyer, quien pasó de enfrentar los delitos motivados por el odio como agente y jefe de policía a prevenirlos como alcalde.

“Independientemente del color de nuestra piel, del vecindario en el que vivamos, de si tenemos fe o no, nada de eso debería impedirnos poder unirnos en aquellas cosas que son importantes para todos”, dijo.

Durante una reciente entrevista con Vida en el Valle, Dyer describió sus experiencias en la lucha contra los delitos motivados por el odio como agente y jefe de policía en Fresno, así como su labor para prevenirlos como alcalde. También reflexionó sobre una de sus mayores pruebas como alcalde, y lo que ha aprendido desde entonces.

Dyer lidió con crímenes de odio como agente de policía, incluyendo 20 años como jefe. Desde que asumió el cargo en 2021, una de sus mayores pruebas llegó cuando la comunidad LGBTQ+ pidió que la bandera del Orgullo ondeara en el Ayuntamiento ese mismo año.

Biblioteca Estatal de California
Biblioteca Estatal de California

En 2021, miembros de la comunidad LGBTQ+ pidieron que la bandera del Orgullo ondeara en el Ayuntamiento. Inicialmente, él no apoyó la idea.

“Mi pensamiento era que no íbamos a izar la bandera del Orgullo. Eso estaba reservado para otro tipo de eventos contra una causa”, dijo Dyer, de 64 años, a Vida en el Valle en una entrevista.

Eso cambió cuando asistió a una ceremonia de izado de la bandera del Orgullo en el Fresno City College en 2021 y escuchó a Carole Goldsmith, entonces presidenta de la institución y ahora rectora del State Center Community College District.

“Ella dijo que había sido rechazada en vida por su familia por salir del closet y declarar que era gay”, dijo Dyer, de 64 años.

“Y empecé a oír lo mismo de más y más gente, incluso de personas que habían crecido en hogares cristianos y que habían sido rechazadas por ser homosexuales”, añadió Dyer. “Y lo último que quiero hacer como alcalde de esta ciudad es provocar que la gente sienta que es rechazada, o que no forma parte de una comunidad y que el gobierno no escucha su voz”.

La bandera del Orgullo se izó en el Ayuntamiento por primera vez en 2021.

En la ceremonia de izado de la bandera del Orgullo el mes pasado, Dyer habló sobre su visión de liderar una ciudad diversa que tiene una mayoría latina, pero también un gran número de asiáticos, armenios, afroamericanos y sijs.

“Tenemos una visión en nuestra ciudad y empieza con la palabra ‘inclusiva’. Y también tenemos un lema que dice ‘Un solo Fresno’”, dijo. “Es fácil decirlo, pero es difícil vivirlo.

“Hasta que, como pueblo, empecemos a mirarnos al corazón, y hasta que empecemos a mirarnos como seres humanos, creo que siempre vamos a tener gente en este mundo que odie y juzgue por esa falta de comprensión y falta de voluntad para conocernos”.

Dyer responde a datos sobre delitos de odio

La entrevista con el alcalde se produjo dos semanas después de que el procurador general del Estado, Rob Bonta, publicara el informe sobre delitos motivados por el odio de 2022, que mostraba un fuerte aumento de los incidentes de odio contra habitantes LGBTQ+, junto con afroamericanos y judíos.

Un crimen de odio es aquel que se dirige a una persona por su género, raza+/etnia, religión, orientación sexual, discapacidad, nacionalidad o asociación con una persona o grupo con una de estas características.

Un hecho delictivo motivado por el odio cumple los criterios de delito de odio y ha sido documentado por las fuerzas del orden.

Un delito es un acto delictivo que puede ir desde el asesinato, la violación y el robo hasta la simple agresión, el manoseo y la intimidación.

Un incidente de odio puede consistir en insultos, palabras malsonantes, exhibición de material que incite al odio o distribución de material que incite al odio en público.

Los datos muestran una ligera disminución en los eventos de crímenes de odio, con 13 reportados por la policía de Fresno en 2022 en comparación con 15 en 2021, pero también un aumento en los delitos, de 19 a 26. Los funcionarios dicen que el número de delitos de odio denunciados puede ser engañoso porque la mayoría de esos incidentes no se denuncian por miedo, barreras lingüísticas o por no confiar en la aplicación de la ley.

“Desgraciadamente, vivimos en una época en la que es muy común que la gente recurra a las redes sociales para hacer oír su voz”, dijo Dyer. “Y a veces son voces extremas y a menudo llenas de odio.

“A veces esas voces pueden incitar a otras personas y provocar que ocurran cosas que normalmente no ocurrirían”.

Dyer era alcalde cuando la pandemia del COVID-19 provocó un repunte de los delitos de odio contra la comunidad asiática, a la que se culpó de la pandemia. Era jefe de policía cuando en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 los sijs fueron atacados porque se les identificó erróneamente como árabes.

Creó la Oficina de Asuntos Comunitarios, con enlaces con las comunidades latina, afroamericana, asiática y sij. En septiembre se cubrirá un puesto de enlace con la comunidad LGBTQ+, dijo Dyer.

El concejal Nelson Esparza presentó hace tres años una resolución sobre los delitos de odio contra la comunidad asiática, pero Dyer pensó que una oficina de enlace sería una mejor respuesta.

La ciudad ha tenido anteriormente un defensor del pueblo y una Comisión de Relaciones Humanas, no al mismo tiempo, que abordaban asuntos como la incitación al odio.

“No me parecía suficiente tener una representación asiática, porque nuestra mayor población es latina. Deberíamos tener un enlace allí”, dijo Dyer. “Lo mismo con nuestra población india”.

El alcalde añadió enlaces para otras comunidades que consideraba que necesitaban ser escuchadas.

“Sé por mi tiempo en el departamento de policía que aunque periódicamente cada raza puede ser víctima de un crimen de odio, consistentemente lo que hemos visto a lo largo de los años es que son los miembros de la comunidad LGBTQ los que han sido víctimas de crímenes de odio”, dijo Dyer. “Sabemos que eso ocurre todo el tiempo”.

Dyer dijo que su presencia activa en toda la ciudad, junto con los enlaces de la comunidad, le da un indicador de los problemas que pueden ser manejados antes de que se salgan de control.

La policía se toma en serio los delitos de odio

La policía de Fresno tiene desde hace tiempo la política de que las denuncias de delitos motivados por el odio se elevan automáticamente al nivel del capitán de distrito.

“Cada delito de odio es revisado por un capitán de inmediato”, dijo Dyer. “Quiero que la comunidad sepa que si ha sido víctima de un delito motivado por el odio debe denunciarlo al departamento de policía y confiar en que se tomará en serio y se investigará. Los responsables tendrán que rendir cuentas”.

Los delitos de odio, dijo, a menudo empujan a las comunidades más a la sombra.

“Sabemos que nuestras poblaciones inmigrantes rara vez plantean sus problemas o preocupaciones”, dijo. “En el departamento de policía descubrí que cuando eran víctimas de un delito, no lo denunciaban por miedo a la deportación”.

La Oficina de Asuntos Comunitarios, dijo Dyer, está diseñada para “dar voz a todos, y para que la gente se aleje de la sombra y forme parte de nuestro sistema de gobierno. Queremos que todos tengan voz”.

Este artículo forma parte de una serie sobre Stop The Hate, un proyecto financiado por la Biblioteca Estatal de California.

Esmeralda Soria, hija de trabajadores agrícolas, preside Comisión de Agricultura

¿Qué les dijo a los estudiantes el icono de los derechos civiles Dolores Huerta? “El espíritu de Madera” continúa