Anuncios

La producción de carne, vino y azúcar de la UE disminuirá en la próxima década

PARÍS, 7 dic (Reuters) - Está previsto que la Unión Europea produzca menos carne, vino y azúcar y cultive más alimentos proteicos en la próxima década, ya que las preocupaciones por la salud, el medio ambiente y el bienestar animal continuarán moldeando los hábitos de consumo, dijo el jueves la Comisión Europea.

La producción de cultivos como granos y semillas oleaginosas se verá limitada por el cambio climático y las restricciones a los pesticidas, y la demanda de cereales se inclinará más hacia las exportaciones a medida que disminuya el uso de biocombustibles y piensos para el ganado, dijo la Comisión en un informe.

Se proyecta que la producción total de carne de la UE caerá casi un 5% para 2035 en comparación con el promedio de 2021-2023, impulsada por una baja potencial de alrededor del 9% tanto en la producción de carne de vacuno como de cerdo, dijo la Comisión en una perspectiva agrícola anual a mediano plazo.

La comisión proyectó una caída del 7% en el consumo per cápita tanto de carne de vacuno como de cerdo en la UE durante el período.

La ganadería ha estado en el centro de amargas negociaciones sobre futuras normas agrícolas en Europa, con propuestas de la Comisión a las que se resisten algunos países y grupos de las comunidades rurales.

Una tendencia en Europa a consumir menos azúcar y beber menos vino también tendría un impacto significativo en esos sectores.

Se proyecta que la producción de vino caerá alrededor de un 7% para 2035, pero las exportaciones seguirán aumentando, aunque más lentamente que antes, dijo la Comisión.

La producción de azúcar disminuiría casi un 1%, pero se compensaría en parte con un aumento esperado del edulcorante isoglucosa.

La caída prevista en el consumo de azúcar reduciría las importaciones de la UE, añadió la Comisión.

Se proyecta que la producción de soja y legumbres en la UE aumentará un 30% y un 42%, respectivamente, respaldada por dietas basadas en proteínas vegetales y la preocupación por la deforestación en cultivos importados, dijo.

Para los principales cultivos extensivos de la UE, la producción de trigo blando cambiaría poco para 2035, con 128,5 millones de toneladas métricas, mientras que se espera que la demanda de exportación compense el menor uso de piensos dentro de la UE.

La producción de colza disminuyó un 3% durante el período, presionada por una baja prevista en el uso de biocombustibles basados ​​en cultivos.

(Reporte de Gus Trompiz. Editado en español por Marion Giraldo)