Procuradora general de Florida acusa a empresa de Kendall de facilitar llamadas automáticas fraudulentas

DAVID J. NEAL/dneal@miamiherald.com

Una demanda presentada ante el tribunal federal de Miami por la procuradora general de la Florida, Ashley Moody, acusa a una empresa con sede en un apartamento de Kendall de ser líder nacional en la transmisión de millones de llamadas robotizadas fraudulentas desde otros países. La demanda solicita una indemnización de hasta $1,500 por llamada y $30,000 por día de infracción continuada.

Smartbiz Telecom afirma que Moody exagera el control que ejerce sobre las llamadas de sus usuarios.

Smartbiz es un servicio de VoIP (Voz sobre Protocolo de Internet), que usa internet para llamadas telefónicas. Los registros estatales en línea dicen que Smartbiz fue registrada para hacer negocios en la Florida el 26 de septiembre de 2016 por José Olivar.

Olivar y Eduardo Borrero, quienes figuran en el portal digital de la empresa como presidente ejecutivo y director financiero, respectivamente, son los dos directivos mencionados, junto con Mayra Alejandra García como agente registrada. La dirección de Smartbiz, una unidad en 14230 SW 57 Lane., está en el complejo Kendall Sienna Villas Condo.

Pero demasiadas llamadas telefónicas de Smartbiz, según la demanda, son de estafadores tanto dentro como fuera de Estados Unidos. La demanda menciona llamadas que resultan familiares para cualquiera que tenga un teléfono móvil: llamadas sobre falsas compras caras realizadas en su cuenta de Amazon, ofertas de tasas de interés de 0% en deudas de tarjetas de crédito o amenazas sobre número del Seguro Social.

Además de ser una molestia para la mayoría de las personas, estas llamadas enganchan a suficientes víctimas; el Libro de Datos de la Red Centinela del Consumidor de la Comisión Federal de Comercio (FCC) para 2021 indicó que los consumidores reportaron $692 millones en pérdidas a través de llamadas robotizadas fraudulentas.

La demanda cita estadísticas de Industry Traceback Group (ITG), un consorcio designado por la FCC para gestionar rastreos sobre “el origen de presuntas llamadas robotizadas ilegales”.

La demanda dice que ITG ha informado a Smartbiz al menos 255 veces desde el 7 de abril de 2020 sobre este tipo de llamadas.

“Según los registros del ITG, Smartbiz es uno de los transmisores más prolíficos de llamadas robotizadas ilegales en Estados Unidos”, dice la demanda. “De las aproximadamente 1,225 empresas que han recibido rastreos, solo 28 han recibido más rastreos que Smartbiz.

“Eso sitúa a Smartbiz en el segmento superior en la cantidad de llamadas robotizadas ilegales”.

La demanda acusa a Smartbiz de ignorar deliberadamente las señales evidentes de llamadas robotizadas por parte de sus clientes.

A través del abogado Edward Maldonado, Smartbiz envió una declaración por correo electrónico al Miami Herald:

“SmartBiz Telecom está estudiando detenidamente la demanda. Espera responder y permitir que se vea un panorama más amplio más allá de las acusaciones iniciales de la procuradora general. Están decepcionados por la forma en que la Procuraduría General de la Florida ha descrito el papel técnico de SmartBiz Telecom en una ruta de llamadas y su nivel real de control o conocimiento que pueda tener con respecto a cualquier llamada que haya proporcionado señalización entre proveedores mayoristas. Se reservan cualquier otro comentario hasta una fecha posterior y a medida que avance el caso”.