Anuncios

Procesan a Saray "N" tras feminicidio de Rubí

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 4 (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía Capitalina dio a conocer que logró que un juez de control vinculara a proceso a Saray Karen "N", quien se encuentra relacionada con el delito de feminicidio, en contra de Rubí, quien al momento que la privaron de la vida tenía apenas 17 años, en hechos ocurridos el pasado 25 de noviembre, en la alcaldía Álvaro Obregón.

De acuerdo con las investigaciones, el día de los hechos se encontraban la imputada y la víctima conviviendo en un domicilio ubicado en la colonia Desarrollo Urbano, alcaldía Álvaro Obregón; tiempo después posiblemente Saray Karen "N" la agredió físicamente y le provocó asfixia por estrangulamiento.

La representación social de la Fiscalía de Investigación Especializada en el Delito de Feminicidio formuló la imputación correspondiente y la defensa solicitó la duplicidad del término constitucional. Durante la continuación de la audiencia, la autoridad judicial determinó la vinculación a proceso y ratificó la medida cautelar de prisión preventiva ordenada previamente, además de que se establecieron dos meses como plazo para el cierre de la investigación complementaria.

En un domicilio donde bebía y se drogaba, Rubí fue asesinada, y presuntamente violada, sin que hasta el momento se sepa quién es el responsable del abuso; el homicidio, según las primeras investigaciones, lo habría cometido la amiga de la víctima quien vive en la casa donde se cometieron las agresiones.

Fue la mañana del domingo cuando Saray Karen, una exconvicta de 28 años, pidió la ayuda de su hermana mayor y le dijo que al interior de su recámara estaba el cuerpo sin vida de Rubí, de 17 años. Una noche antes, la mujer, junto con otras personas, se reunieron en el cuarto que ella habita en la calle Distrito Federal, de la colonia Desarrollo Urbano El Pirú, en la alcaldía Álvaro Obregón.

Ahí, dijo Saray, bebieron y se drogaron, pero ella comenzó a discutir con Rubí, a quien golpeó en repetidas ocasiones hasta dejarla inconsciente. Sin reparar en que la joven ya no se movía, Saray siguió tomando y drogándose.

Horas después, cuando intentó despertarla, se percató que la joven estaba muerta, por lo que pidió ayuda a su hermana mayor, Catalina, para tratar de resolver la situación. Fue ella quien informó a las autoridades.