Anuncios

El principal partido opositor indio comienza una marcha por el país antes de una votación crucial

NUEVA DELHI (AP) — Miles de miembros del partido Congreso, el principal grupo opositor en India, y sus seguidores comenzaron el domingo una marcha de dos meses por todo el país en un intento de recuperar parte de la popularidad que han perdido ante el partido nacionalista hindú del primer ministro, Narendra Modi, antes de unas cruciales elecciones nacionales este año.

La marcha liderada por Rahul Gandhi, heredero de la influyente familia Gandhi, comenzó en el distrito de Thoubal, en el estado nororiental de Manipur. Está previsto que la “Bharat Jodo Nyay Yatra”, o “Marcha de Justicia para Unir a India” cubra 6.713 kilómetros (4.171 millas) en 67 días, la mayoría en autobús pero con tramos a pie, y atraviese 110 distritos en 15 estados, según indicó el partido en un comunicado.

Es la segunda vez que el partido Congreso sale a la carretera en los últimos dos años para buscar apoyo para las elecciones.

A finales de 2022, Gandhi lideró la “Marcha para Unir a India” desde Kanyakumari, una localidad costera en el extremo más septentrional de India, a la Cachemira bajo control indio. La marcha recorrió 3.570 kilómetros (2.218 millas) por 12 estados en cinco meses, y confrontó al gobierno de Modi por la creciente desigualdad económica y el auge de la polarización religiosa.

Se espera que India celebre elecciones nacionales en abril o mayo, y la oposición trata de plantar batalla contra la maquinaria electoral del Partido Bharatiya Janata de Modi. Tras casi una década en el poder, sigue siendo popular y muchos sondeos sugieren que Modi obtendrá un tercer mandato consecutivo este año.

Los partidos opositores indios, antes divididos, han unido fuerzas en la coalición INDIA, siglas en inglés de Alianza Inclusiva de Desarrollo Nacional Indio. Sin embargo, en diciembre sufrieron un revés cuando el partido de Modi ganó en tres de cuatro elecciones estatales importantes.

Modi buscará la reelección en un momento de creciente influencia diplomática india en el mundo. En casa enfrenta problemas económicos, un desempleo en alza, tensiones religiosas derivadas de ataques contra la minoría musulmana y un espacio menguante para la disidencia y los medios independientes.

El partido del mandatario obtuvo 303 de 543 escaños parlamentarios en 2019, debido en parte a su agenda nacionalista hindú. Congreso quedó en un distante segundo lugar con 52 escaños.