La princesa Ana, la hija de Isabel II de carácter fuerte que la acompañó en sus últimos minutos y emocionó con su despedida

·5  min de lectura
Reina Isabel; mundo; Princess Anne; Princesa Ana
La princesa Ana acompaña a la reina Isabel, en junio de 2021 - Créditos: @ANDREW MILLIGAN

LONDRES.– Conocida por su fuerte carácter y por el discreto cumplimiento de sus funciones monárquicas, la princesa Ana raramente muestra sus emociones. Pero la hija de Isabel II no pudo esconder su duelo mientras acompañaba a su madre en su último viaje.

Con Carlos III en Londres para cumplir con sus primeras obligaciones monárquicas, Ana fue la encargada de seguir, visiblemente afectada, el cortejo de seis horas desde el castillo de Balmoral hasta Edimburgo.

Los británicos se emocionaron con su reverencia ante el féretro de su madre al llegar a la capital escocesa, en el último acto de respeto por la reina tras una vida de servicio.

El rey Carlos III, la princesa Ana y el príncipe Andrés, Duque de York caminan detrás de la procesión del féretro de la reina Isabel II, desde el Palacio de Holyroodhouse a la Catedral de St Giles en Edimburgo, el 12 de septiembre de 2022.
El rey Carlos III, la princesa Ana y el príncipe Andrés, Duque de York caminan detrás de la procesión del féretro de la reina Isabel II, desde el Palacio de Holyroodhouse a la Catedral de St Giles en Edimburgo, el 12 de septiembre de 2022. - Créditos: @JON SUPER

El lunes, la Princesa Real, título que ostenta desde 1987 como hija mayor de la monarca, marchó al lado del rey Carlos III y de sus dos hermanos durante la procesión que llevó el ataúd de Isabel II del castillo de Holyrood hasta la catedral de Saint Giles.

También irá en el avión que conducirá los restos de la soberana hasta Londres.

Este martes, la princesa Ana dijo en un comunicado que tuvo “la suerte de compartir las últimas 24 horas de la vida” de su madre. Tanto ella como su hermano Carlos fueron las dos personas que estuvieron al lado de la reina durante sus últimos minutos en el castillo de Balmoral.

“Ha sido un honor y un privilegio acompañarla en sus últimos viajes. Ser testigo del amor y el respeto mostrado por tantos en estos viajes fue a la vez aleccionador y edificante”, mencionó en su primera declaración desde la muerte de Isabel II. “Es posible que se nos haya recordado cuánto de su presencia y contribución a nuestra identidad nacional dábamos por sentado. También estoy muy agradecido por el apoyo y la comprensión ofrecidos a mi querido hermano Carlos al aceptar las responsabilidades adicionales de la monarquía”.

A los 72 años, el papel de Ana en la monarquía puede cambiar ya que Carlos III, podría encontrar en ella un respaldo en el inicio de su reinado.

Intento de secuestro

Ana tiene la reputación de ser el miembro más diligente de la familia real, compaginando una carrera de jinete que la llevó a los Juegos Olímpicos con una vida de compromisos públicos con un ritmo sostenido pero discreto, lejos de los escándalos en los últimos años.

Con la misma franqueza que caracterizó a su padre, el príncipe Felipe, ella mismo dijo que su carácter “no correspondía a la imagen que todo el mundo se hace de una princesa de cuento de hadas”.

”Se aprende por las malas”, dijo. “No hay escuela para la realeza”, agregó.

La Reina Isabel II de Gran Bretaña, al fondo, al centro, y el Príncipe Felipe sentados con sus hijos, el Príncipe Eduardo, a la izquierda, la Princesa Ana, al fondo, el Príncipe Carlos, en primer plano y el príncipe Andrés, a la derecha en Sandringham House, en Sandringham, Inglaterra, en 1969
La Reina Isabel II de Gran Bretaña, al fondo, al centro, y el Príncipe Felipe sentados con sus hijos, el Príncipe Eduardo, a la izquierda, la Princesa Ana, al fondo, el Príncipe Carlos, en primer plano y el príncipe Andrés, a la derecha en Sandringham House, en Sandringham, Inglaterra, en 1969

Ana, considerada fría y a veces criticada por su humor áspero, nunca buscó agradar a la prensa, estimando que ella no estaba para “hacer acrobacias”. Una vez le pidió a los fotógrafos que “se fueran”.

La princesa, que escribe sus propios discursos, ha hecho camino en el sistema real de sus padres, pero eligió una vida más moderna para sus hijos.

También se ha ganado el respeto por respaldar más de 300 obras de caridad, ONGs y regimientos militares.

La reina Isabel II de Gran Bretaña, acompañada por el príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, el príncipe Carlos, la princesa Ana, la reina Madre Isabel y la princesa Margarita aparece en un balcón del Palacio de Buckingham, el día de la Coronación, en Londres, el 2 de junio de 1953
La reina Isabel II de Gran Bretaña, acompañada por el príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, el príncipe Carlos, la princesa Ana, la reina Madre Isabel y la princesa Margarita aparece en un balcón del Palacio de Buckingham, el día de la Coronación, en Londres, el 2 de junio de 1953

En 1974, Ana fue objeto de un intento de secuestro cuando su vehículo fue blanco de un ataque. Dos agentes de policía, el conductor y un transeúnte resultaron heridos por disparos.

Un documento publicado por los Archivos Nacionales reveló más tarde que el atacante Ian Ball apuntó su arma contra Ana y dijo: “Quiero que venga conmigo un día o dos porque quiero dos millones de libras. ¿Subirá a mi coche?”.

Ana respondió sin dudar: “De ninguna manera, y no tengo dos millones de libras”.

Habilidosa amazona

En esta foto de archivo tomada el 17 de mayo de 2012 la princesa Ana de Gran Bretaña sostiene la antorcha con la llama olímpica durante los Juegos Olímpicos.
En esta foto de archivo tomada el 17 de mayo de 2012 la princesa Ana de Gran Bretaña sostiene la antorcha con la llama olímpica durante los Juegos Olímpicos. - Créditos: @ARIS MESSINIS

Nacida el 15 de agosto de 1950, Ana heredó la pasión por los caballos de su madre y rápidamente se convirtió en una habilidosa amazona. En 1971 ganó el campeonato de Europa de concurso completo.

”Veía [en la carrera deportiva] el medio de demostrar que tenía algo además de mi familia y que la victoria o la derrota no dependían más que de mí”, explicó.

En 1988 se convirtió en miembro del Comité Olímpico Internacional y formó parte del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Londres-2012.

Reina Isabel; mundo; Princess Anne; Princesa Ana
La reina Isabel II y la princesa Ana - Créditos: @ANDREW MILLIGAN

En 1972, su boda con el oficial del ejército y campeón olímpico de equitación Mark Phillips fue seguida por 500 millones de televidentes.

Tuvieron dos hijos, Peter y Zara, y rompiendo la tradición, la pareja decidió que Mark Phillips no recibiera ningún título real para que los niños pudieran sentirse libres de llevar su propia vida.

La pareja se divorció en 1992 y nueve meses después la princesa se casó con el capitán de fragata Timothy Laurence, excaballerizo de la reina Isabel.

Su boda se celebró en Escocia porque la Iglesia anglicana no permite las uniones de personas divorciadas.

Agencia AFP