Anuncios

Previo a los Grammy, la nominada Olivia Rodrigo charla sobre “GUTS” y Leonard Cohen

LOS ANGELES (AP) — El segundo capítulo de la historia musical de Olivia Rodrigo comenzó de manera similar al primero: con una balada de piano a todo pulmón sobre una relación que salió mal.

Pero “vampire”, la canción que surgió, no era como “drivers license”, el tema que impulsó su carrera en sus comienzos. En vez de descender a su pérdida en la canción, Rodrigo deja sentir su ira, reclamando su fuerza en el proceso. La producción refleja este progreso: es un himno de venganza triunfal, texturizado, teatral, una introducción explosiva a lo que se convertiría en su segundo álbum de larga duración, “GUTS” de 2023.

Y al igual que la primera, es un espectáculo. Este año, Rodrigo está nominada a seis Grammy. Su sencillo “vampire” está nominado a grabación y canción del año, así como a mejor interpretación pop solista. “GUTS” podría llevarse a casa el premio al álbum del año o tal vez el mejor álbum vocal pop, y su canción “ballad of a homeschooled girl” está nominada a mejor canción de rock.

”¡Me encantan los Grammy!”, dijo Rodrigo a The Associated Press en la entrega de los Premios de los Gobernadores de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas en Los Ángeles a principios de este mes. “Crecí viéndolos. Mi mamá y yo solíamos hacer predicciones de quién pensábamos que iba a ganar cada año.

“Así que poder asistir como fan es increíble. Y el hecho de que esté nominada es, ya sabes, absolutamente increíble, simplemente inconmensurable”.

Pero en muchos sentidos, es comprensible: Rodrigo ganó el premio a mejor artista nuevo, a mejor álbum vocal pop y a la mejor interpretación pop solista en los Grammy 2022 por su álbum debut, “SOUR”, y por su éxito “drivers license”.

En “GUTS”, una de las selecciones de The Associated Press para los mejores álbumes de 2023, Rodrigo interpreta 12 temas que van de las baladas emotivas al power pop-punk con rebeldía femenina, la banda sonora perfecta para una persona que entra en la veintena o para aquellos que recordamos las frustraciones de esa edad. Es una maduración de los sombríos sueños adolescentes de “SOUR”. En “GUTS”, como concluye la reseña de AP del álbum, Rodrigo reconoce que hay pocas fuerzas más potentes que la insatisfacción de una joven creativa, en cierto modo, algo más productivo que el desamor.

“Adoro cantar sobre la furia”, dice Rodrigo. “Creo que soy una persona muy feliz, ya sabes, estoy generalmente emocionada. Y creo que en mi música y en mis composiciones, puedo expresar partes de mí misma de las que no es tan fácil hablar en la vida cotidiana, así que la rabia definitivamente se aplica a eso”.

Y continuó: “Me encanta tener una canción en la que pueda gritar y sacar todas mis emociones. Creo que es muy terapéutico”.

Interpretar la ira es ciertamente valioso para una especie de catarsis, y es el combustible que enciende los fuegos líricos de Rodrigo, como la deliciosamente irónica “All-American bitch” con la que inicia “GUTS”.

Rodrigo ha leído para afinar su oficio. Además de una referencia a Joan Didion en esa canción y de tomar una clase de poesía en la Universidad del Sur de California, “GUTS” se basa en un interés mayor en el desarrollo de la composición.

“Creo que leí mucho más este año, y eso definitivamente influyó en el proceso de composición de 'GUTS'”, dice.

“Me encanta Leonard Cohen”, dice sobre sus influencias literarias y musicales. “Y la poesía de Leonard Cohen. Creo que es una fuente interminable de inspiración”.