Anuncios

Prevén excluir testimonio de Omar García Harfuch durante primer juicio por Pegasus en México

undefined
undefined

La Fiscalía General de la República (FGR) analiza excluir a Omar García Harfuch, exsecretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, como testigo durante el primer juicio que se lleva a cabo en México por el espionaje con el software Pegasus. 

Lee: Testigo afirma que Germán Larrea, Carlos Slim y directivos de Televisa fueron espiados con Pegasus en el sexenio de Peña Nieto

Así lo dio a conocer -sin entrar en detalles- el fiscal Ricardo Sánchez Pérez, de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), durante el juicio que se lleva en contra de Juan Carlos García Rivera, empleado de una filial del Grupo KBH, acusado de intervenir las comunicaciones de la periodista Carmen Aristegui. 

clara brugada encuestas morena cdmx harfuch
Omar García Harfuch | Foto: Cuartoscuro

Además, la FGR estudia dejar fuera también los testimonios de otros testigos de alto nivel, como Gustavo Salas Chávez, quien fue subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada y actualmente es fiscal de Sonora; Cristian Noé Ramírez Gutiérrez, quien fuera administrador de Pegasus con la extinta Procuraduría General de la República y el general Inocente Fermín Montealegre, también responsable de Pegasus en la PGR. 

Desde hace semanas, todos los funcionarios antes mencionados habían sido llamados a declarar como testigos en el juicio, pero ayer el fiscal dijo que estaban viendo la posibilidad de desistirse de sus comparecencias al considerar que ya contestaron lo que tenían que contestar a través de algunos oficios que ya están incluidos en la carpeta de investigación. 

La trascendencia radica en que al ser llamados a declarar como testigos todos los funcionarios podrían ser interrogados tanto por la FGR como por la defensa del imputado, lo que se traduce a que sería la primera vez que altos funcionarios relacionados a Pegasus declaren ante un juez sobre el uso de este software en México. 

Durante el proceso están programadas las comparecencias de 75 peritos y testigos, entre los que están exmandos policiacos, académicos, activistas, empleados de las empresas relacionadas y otros funcionarios públicos, así como el desahogo de más de 124 pruebas documentales y 24 dictámenes periciales. 

Omar García Harfuch
Omar García Harfuch, aspirante de Morena al Senado.

Omar García Harfuch, que actualmente es precandidato de Morena para tener un escaño en el Senado, es uno de los testigos que está citado para ser interrogado este 18 de diciembre, quien deberá declarar sobre un oficio del 14 de agosto de 2017, cuando era titular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). 

De acuerdo con la FGR, en dicho oficio García Harfuch dio respuesta a los fiscales investigadores que le consultaron si la Agencia había comprado el sistema Pegasus.

Por esa razón, el fiscal Sánchez Pérez dio a conocer ante el juez José de Benítez Alcántara, del Reclusorio Sur, que la Fiscalía estudia desistirse de algunos testimonios porque pueden resultar “reiterativos” para el proceso. 

La decisión de la Fiscalía se dio a conocer luego del interrogatorio a un testigo protegido del caso identificado como “Zeus”, que el día de ayer afirmó que los empresarios Germán Larrea, Carlos Slim y directivos de Televisa fueron espiados con Pegasus durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, nombres que aparecieron en un Excel con más de 1,500 registros. 

Carlos Slim
Carlos Slim fue uno de los empresarios espiados con el software Pegasus.

Según el testimonio de Zeus, el espionaje se realizaba bajo las órdenes directas de Peña Nieto y su entonces secretario de Gobernación, Osorio Chong, así como Eugenio Imaz, titular del CISEN, quienes supuestamente se comunicaban directamente con Uri Ansbacher, dueño de KBH, quien presuntamente daba las órdenes para que Juan Carlos García Rivera realizara las intervenciones.

Así infectaron celular de la periodista Carmen Aristegui

El día de ayer, como única víctima del espionaje, la periodista Carmen Aristegui acudió a rendir su testimonio ante el juez José de Benítez Alcántara, del Reclusorio Sur, para reiterar su denuncia en la que afirmó que su celular fue infectado con el software espía Pegasus entre enero de 2015 y julio de 2016. 

“Fue a través de mensajes que aludían a temas de mi interés, mi nombre, mi dirección, asociados a mis trayectos usuales, que venían supuestamente de IUSACELL, UNOTV, la Embajada de Estados Unidos”, señaló. 

Te puede interesar: Titulares de Defensa y Marina evitan preguntas sobre Pegasus en el Congreso; secretaria de Seguridad frena cuestionamientos

De acuerdo con su testimonio, Luis Fernando García de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) fue quien se acercó a ella primero para señalar que la Universidad de Toronto tenía la tecnología suficiente para identificar posibles infecciones de Pegasus, primero con la simple captura de pantalla de los mensajes sospechosos y luego entregando el equipo para su análisis. 

Carmen Aristegui, periodista espiada con Pegasus.
Carmen Aristegui.

“Esto detectó que sí fui infectada junto con Juan E. Pardinas, entonces titular del IMCO y luego director de Reforma, así como con otros periodistas, defensores de derechos, activistas y personas relacionadas a los litigios por el etiquetado de refrescos, tema que en ese entonces estaba en coyuntura”, dijo la periodista. 

“Y esto fue a partir de la publicación de ‘La Casa Blanca de Peña Nieto’ en la que nuestras vidas se volvieron una turbulencia”, dijo Aristegui. 

De esa forma, la FGR inició con la recapitulación de todos y cada uno de los mensajes que la periodista recibió durante poco más de un año. 

“El siguiente mensaje no ha sido enviado” fue el primer mensaje sospechoso que recibió junto con un link proveniente de un número desconocido con terminación 066. A este mensaje le siguieron otros por supuestos cargos no reconocidos, noticias de UNOTV, notificaciones de dependencias como la embajada de los Estados Unidos y de supuestos familiares y conocidos, todos de diversos números telefónicos. 

“Después de esta experiencia nunca me voy a sentir segura otra vez, sobre todo porque se sigue usando Pegasus hoy en día”, dijo la periodista ante el juez. 

Además, aprovechó la oportunidad para reiterar ante el juez que la infección de su celular, así como el de las otras víctimas, tuvo un “efecto multiplicador”, pues al intervenir sus comunicaciones no solo consiguieron información suya sino de sus familiares -entre ellos información de su hijo que también fue infectado con Pegasus cuando en aquel entonces era menor de edad- y de sus fuentes, mismas que le dejaron de compartir información por miedo a sufrir represalias. 

“Por eso hoy se abre una oportunidad única para que el Poder Judicial proteja la privacidad de las personas. Ahorita Pegasus se asocia con espionaje, no dejemos que se asocie con privacidad”, dijo el fiscal Sánchez Pérez durante el arranque del juicio.

Carmen Aristegui es una de las periodistas que fue espiada con Pegasus.
Carmen Aristegui es una de las periodistas que fue espiada con Pegasus.