Anuncios

Presunta ordeña de ducto provocó incendio en Silao

LEÓN, Gto., febrero 5 (EL UNIVERSAL).- Una pipa que presuntamente cargaba combustible ilegalmente de una válvula de Petróleos Mexicanos (Pemex) junto a una gasolinería se incendió la mañana de ayer en la carretera federal Silao-León, a la altura del entronque con Comanjilla.

La explosión alcanzó a un tráiler, a dos vehículos y una tienda de conveniencia, sin que se reportaran víctimas ni personas lesionadas.

Las llamas sólo dejaron pérdidas materiales, pues quemaron un anuncio espectacular y afectaron el forro del techo de la gasolinería Valero, que se ubica a un costado.

Empleados de negocios cercanos aseguraron que sólo escucharon un estruendo y vieron que el fuego salía del inmueble de Pemex y las llamas fueron vistas a varios kilómetros de distancia.

En el sitio, personal de seguridad presuntamente encontró evidencias de ordeña de un ducto de desfogue de Pemex; sin embargo, la empresa petrolera no emitió reporte al respecto.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública del estado informó que "en el lugar se señala que el fuego se originó en la estación de válvula de seccionamiento del poliducto de ocho pulgadas de Pemex, que se encuentra a un lado de la carretera".

El fuego consumió un camión autotanque con capacidad para 33 mil litros de combustible y se contabilizó la pérdida total de dos vehículos y daños materiales por completo de una tienda de conveniencia, ubicada muy cercana al sitio de donde surgieron las llamas.

De acuerdo con los reportes, el incidente ocurrió minutos después de las 7:00 y quedó controlado hora y media después con el apoyo de elementos de bomberos de León y Guanajuato.

La carretera tuvo que ser cerrada a la circulación vehicular por varias horas por personal de emergencias, que desvió los vehículos por el Eje Metropolitano, según reportó en su momento Protección Civil de Guanajuato.

"Ya se extinguió el incendio, no se reportan personas lesionadas. Se restablece circulación sentido León-Silao, mientras que en Silao-León permanecerá cerrada para permitir labores de limpieza y remolque de vehículos", informó el gobierno estatal, poco después de las 9:30.

El resto de la tarde, personal de seguridad se enfocó a realizar maniobras para desplazar las estructuras, materiales achicharrados y cenizas de la zona para liberar en su totalidad la carretera.

Sin embargo, el siniestro ocasionó caos en la carretera, con filas de vehículos de varios kilómetros, por lo que algunos conductores optaron por retornar donde podían, mientras otros avanzaron a vuelta de rueda durante horas.