Anuncios

Presionan a la presidenta de Hungría para que renuncie por caso de abuso sexual

BUDAPEST (AP) — Crecen las presiones para que la jefa de Estado húngara renuncie tras revelarse que indultó a un hombre condenado por complicidad en el abuso sexual de menores.

Los partidos opositores dicen que la presidenta Katalin Novak, exministra de las familias y estrecha aliada del primer ministro Victor Orbán, no está calificada para ejercer el cargo desde que indultó al exvicedirector de un asilo estatal para huérfanos el año pasado.

El hombre fue condenado a más de tres años de prisión en 2018 por ayudar a encubrir los abusos sexuales del director de la institución, condenado a ocho años por abusar de al menos 10 niños entre 2004 y 2016.

Novak, quien emitió el indulto junto con otras dos docenas en ocasión de la visita del papa Francisco en abril de 2023, niega haber actuado de manera incorrecta y rechaza los reclamos de una explicación formal.

“Bajo mi presidencia, no ha habido ni habrá indultos para pedófilos, como en este caso”, dijo en conferencia de prensa el martes.

La oficina de Novak no respondió a un pedido de declaraciones de la Associated Press.

Todos los partidos opositores han reclamado la renuncia de Novak, y el más grande ha iniciado un proceso por violación de la ética en el parlamento.

El jueves, una legisladora de la Coalición Democrática entregó una carta a los representantes de la Iglesia Católica en Hungría para que la transmitan al papa Francisco, según la cual Novak “sirvió al pecado” al otorgar el indulto en ocasión de la visita del pontífice.

La legisladora Olga Kálmán dijo que el indulto limpió el prontuario del exvicedirector del asilo, permitiéndole volver a trabajar con niños.

“Este indulto significa que, de ahora en adelante, no tiene prontuario criminal ni se le prohíbe practicar su vocación. A partir del indulto, puede volver a trabajar en un hogar para huérfanos”, dijo Kálmán a la AP.