Presidente México avanza en cruzada contra órganos autónomos, críticos alertan de "totalitarismo"

·2  min de lectura
Imagen de archivo. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, escucha el himno nacional en el Palacio Nacional en la la capital del país.

CIUDAD DE MÉXICO, 11 ene (Reuters) - El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el lunes que impulsa una reforma administrativa para colocar bajo el paraguas del Ejecutivo la actual plataforma de acceso a la información pública, como parte de su cruzada contra los organismos autónomos del país, que ha levantado críticas.

López Obrador, en el poder desde fines de 2018, ha cuestionado reiteradamente a los órganos independientes creados en administraciones anteriores para regular sectores como la energía o las telecomunicaciones, con el argumento de que son muy costosos y propician la corrupción.

"Todos estos organismos consumen miles de millones de pesos que podrían ser destinados a la educación, a la salud, al bienestar del pueblo", señaló el lunes el mandatario.

"No hace falta que exista todo un aparato que cuesta tanto, 1,000 millones de pesos (50 millones de dólares) cuesta mantener al instituto de transparencia (INAI)", agregó.

El gobernante sugirió que las funciones del INAI, que obliga a los gobiernos de turno a rendir cuentas, sean asumidas por la Secretaría de la Función Pública, un despacho del Ejecutivo con funciones de contraloría.

López Obrador, conocido por su acrónimo AMLO, aseguró que su administración podría facilitar esos datos en 72 horas y sancionar a los funcionarios que no lo hicieran, al anticipar parte de su plan.

"El presidente López Obrador ha atacado a los organismos autónomos de diferentes formas desde que llegó al poder. No le gustan. A todo gobernante que pretenda centralizar el poder y el presupuesto, le estorban porque para eso se crean, como contrapeso del poder político", opinó Irene Levy, abogada que formó parte del Sistema Nacional Anticorrupción hasta 2019.

"La tentación de tener todo el poder es natural, por eso los contrapesos son indispensables para la democracia; destruir a los autónomos es un paso en firme hacia el totalitarismo, es regresivo en materia de derechos fundamentales y en desarrollo democrático", agregó.

Para desaparecerlos se requiere una reforma constitucional aprobada por dos tercios del Congreso. AMLO y sus aliados cuentan con esta mayoría en la Cámara de Diputados pero se arriesgan a perderla en las elecciones intermedias de junio. De allí, señalan expertos, la prisa por el cambio de reglas.

El año pasado, como parte de su cruzada para ahorrar dinero en medio de una aguda crisis económica, AMLO eliminó 109 fideicomisos de apoyo a científicos, artistas y deportistas. Esos fondos -unos 3,078 millones de dólares- serán administrados por la Secretaría de Gobernación (interior).

Parte del dinero de los fideicomisos, que según el gobernante han seguido llegando a esos grupos, se destinaba al mecanismo de protección para periodistas y defensores de derechos humanos en un país que es considerado uno de los más peligrosos para comunicadores y activistas.

(Reporte de Raúl Cortés; Editado por Diego Oré)