Anuncios

Presidente de Guatemala firma acuerdo con campesinos para resolver conflictos y acceso a tierras

CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — El gobierno de Guatemala firmó el miércoles un acuerdo en el que se comprometió a atender la conflictividad agraria y el acceso a la tierra para miles de campesinos.

Junto a cuatro de las principales organizaciones campesinas, el presidente Bernardo Arévalo firmó el pacto de cinco puntos que busca establecer una política agraria de Estado.

Algunos puntos se refieren a la economía campesina —incluida la producción agropecuaria, la agricultura familiar y otras formas—, la aplicación de políticas de desarrollo rural y la creación de un espacio político de comunicación permanente.

“Este gobierno se compromete a cumplir con este acuerdo reconociendo que el progreso de Guatemala sólo sería realidad mediante la colaboración y el esfuerzo conjunto de todos y todas”, dijo Arévalo.

Uno de los puntos más importantes es el acceso a las tierras: el acuerdo establece que se buscarán fuentes de disposición de tierras como los bienes en extinción de dominio —usualmente por orden judicial tras establecerse ilegalidades en su tenencia—.

Rosy Morales en representación de Unión Verpacense de Organización Campesina, una de las cuatro agrupaciones que firmó el acuerdo, dijo que este es el inicio para retomar los acuerdos de paz. “El desarrollo no es algo que podamos decretar, es algo que construimos todos y todas y para ello es necesario la voluntad política... del señor presidente”, sostuvo.

Omar Jerónimo, de la organización Nuevo Día, sostuvo que los problemas agrarios han sido invisibles para el Estado y para la sociedad guatemalteca y que al campesino e indígena sólo se lo quiere despojar de sus tierras. “Hay una enorme deuda histórica con el campo, con el pueblo indígena", sostuvo.

“Hay una segunda deuda que tiene la sociedad guatemalteca hoy y que tiene el Estado y es que en el momento exacto del secuestro de la democracia, es otra vez, esa población invisible —los campesinos y los indígenas— los que rescatan la democracia", dijo Jerónimo en alusión a que durante más de tres meses organizaciones indígenas levantaron su voz contra la fiscal general Consuelo Porras, quien intentó desconocer los resultados de la elección que llevó a Arévalo al poder.

El pacto está basado en uno de los 12 acuerdos de paz firmados al finalizar el conflicto armado en Guatemala (1960-1996), así como en la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral de 2009.