Anuncios

Macron anuncia misiles y bombas para Ucrania y sugiere que podría trabajar con Trump

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, escucha una pregunta durante su conferencia de prensa en horario de máxima audiencia para anunciar sus prioridades del año, en un intento de revitalizar su presidencia pese a no tener mayoría en el parlamento, el martes 16 de enero de 2024. (AP Foto/Aurelien Morissard)

PARÍS (AP) — El presidente de Francia, Emmanuel Macron, presentó el martes sus planes de proporcionar más misiles de crucero de largo alcance a Ucrania y sugirió que encontraría formas de trabajar con Donald Trump si gana una segunda presidencia en Estados Unidos.

“Tengo los líderes que me da la gente”, dijo el mandatario francés. Cuando los intereses de Francia están en juego, añadió, está dispuesto a hablar con “cualquiera”.

“Tuve que hacer esto con el presidente Trump durante su mandato”, dijo el presidente. Señaló que si bien encontraron terreno común en algunos temas, estaban divididos en otros, en concreto la lucha contra el cambio climático y los impuestos.

Macron hizo sus comentarios sobre Trump en una amplia conferencia de prensa en la que abordó varios temas nacionales e internacionales durante más de dos horas.

Advirtió que sin importar quién gane la Casa Blanca, Europa debe prepararse para la posibilidad de que las prioridades estadounidenses puedan estar en otra parte.

“Comparten nuestros valores, pero es una democracia que también está pasando por una crisis”, dijo Macron. Su “primera prioridad son ellos mismos”, apuntó, y la segunda es China.

“De modo que los europeos debemos ser claros sobre esto. También por eso quiero una Europa más fuerte, que sabe cómo protegerse y no depende de otros”, afirmó. “Así es como me preparo para las elecciones estadounidenses, sin importar su resultado”.

En cuando a Ucrania, Macron dijo que viajaría allí el mes que viene y completaría un acuerdo de seguridad con el gobierno en Kiev. Una victoria rusa, apuntó, socavaría el orden internacional basado en reglas y haría la vida “imposible” para los vecinos de Rusia.

“No podemos y no debemos dejar que Rusia gane”, dijo.

Francia tiene previsto entregar unos 40 misiles de largo alcance y “varios cientos de bombas que nuestros amigos ucranianos están esperando”, comentó. Eso se suma a varias entregas previas de artillería, tanques ligeros y otro equipamiento militar, instrucción para las tropas ucranianas y esfuerzos franceses para impulsar la producción ucraniana y compras de armamento.

Buena parte de la conferencia de Macron en horario de máxima audiencia se centró en temas nacionales. Presentó sus planes generales para reforzar y preparar mejor a Francia para crisis globales y dijo que el país tiene “todos los medios para tener éxito”.

La cita era un nuevo esfuerzo de Macron para reactivar su presidencia tras duras batallas nacionales, en especial sobre la edad de la jubilación en Francia y cómo mejorar los controles migratorios, además de los disturbios del año pasado en cientos de ciudades y pueblos después de que la policía matara a tiros a un adolescente.

En un año en el que Francia estará ante la vista del mundo como anfitriona de los Juegos Olímpicos en París, Macron buscará un nuevo comienzo en 2024. La semana pasada nombró un nuevo gabinete, encabezado por el primer ministro más joven de la historia de Francia.

El nuevo primer ministro Gabriel Attal, de 34 años, y miembros del gabinete asistieron a la conferencia, sentados juntos a un lado, mientras Macron presentaba su proyecto en el palacio del Elíseo.

Sobre su nuevo gobierno, Macron dijo que espera que muestre “audacia, eficiencia, acciones”. Ante un fondo azul, blanco y rojo, habló sobre cuestiones cotidianas como el coste de la salud y el tiempo que pasan los niños ante las pantallas, así como educación y cómo impulsar la tasa de natalidad en Francia.

El segundo mandato de Macron se ha visto marcado por su falta de mayoría en el parlamento. Tiene problemas para mantener la relevancia y no convertirse en un mandatario sin poder. La conferencia de prensa era un intento de mostrar que aún tiene ambición y planes, y se programó por la tarde para llegar a una amplia audiencia. A menudo habló sin consultar sus notas.

Macron también tiene la vista puesta en su legado. La Constitución le impide presentarse a un tercer mandato consecutivo en 2017, y corre el riesgo de verse sucedido por una de sus rivales políticas más tenaces: la líder de ultraderecha Marine Le Pen.