Anuncios

El presidente de España viaja a la COP con un mensaje de compromiso y ambición con los acuerdos de París

Madrid, 29 nov (EFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, viaja este jueves a Dubái para participar en la cumbre climática COP28 con un mensaje de compromiso y ambición por alcanzar los objetivos de los acuerdos de París en la lucha contra la crisis climática.

El presidente intervendrá en la denominada Cumbre de Acción Climática Mundial con la que se inaugura la COP y que reúne a decenas de jefes de Estado y de Gobierno, junto a cientos de ministros y otros altos representantes gubernamentales y de organismos internacionales.

A lo largo de la jornada, Sánchez tiene previsto intervenir en esta sesión global y participar en algunos de los foros específicos para impulsar la Agenda de Adaptación, destacar la importancia de la Agenda de Mitigación y apoyar la reforma de la arquitectura financiera que permita movilizar los fondos necesarios para hacer realidad la transición.

El liderazgo de España en estas cuestiones es reconocido por la ambición en los objetivos fijados para sí mismo y por el espíritu constructivo con que acude a estas citas internacionales, señalan fuentes oficiales, que subrayan que la lucha contra el cambio climático es una de las prioridades del Gobierno de España.

Además, el presidente tiene previsto mantener reuniones con líderes internacionales, como el presidente de Brasil, Lula da Silva, actual presidente de Mercosur; con empresas del sector, como Cepsa y Maersk, y fondos de inversión, como el CEO de Mubadala, aunque esta última está pendiente de confirmarse por problemas de logística.

También participará como coorganizador en foros como el desarrollado junto a la Comisión Europea sobre cómo impulsar los mercados de carbono, en el que Sánchez y la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, presentarán el mecanismo adoptado por la UE y sus buenos resultados.

La reunión de Dubái está marcada por la agenda predeterminada en la COP21 celebrada en París en 2015 en la que se acordó realizar un balance mundial (Global Stock Take, GST) de los avances logrados en mitigación, adaptación y financiación en la reunión de 2023.

Este, que será uno de los resultados más relevantes de la cumbre, se basa en un proceso técnico y político que toma en cuenta el progreso desde 2015 e identifica las carencias para establecer la agenda que permita mantener el objetivo de no superar el 1,5 grados de aumento de temperatura a escala global.

El reto será adoptar recomendaciones concretas para adaptar los planes nacionales de lucha contra la crisis climática a escala global.

También se abordará la Agenda de Financiación y en concreto la de creación del Fondo de Pérdidas y Daños para países vulnerables afectados por inundaciones, sequías y otras catástrofes climáticas acordado en la pasada COP de Sharm el-Sheij, en Egipto.

España está comprometida con identificar los instrumentos financieros necesarios para movilizar la financiación climática necesaria, apuntan las fuentes, que señalan también como necesario un acuerdo sobre marcadores que permitan ver los avances en adaptación.

Sánchez también tiene previsto incidir en la Agenda de Mitigación, un área en la que España se ha fijado objetivos muy ambiciosos.

Tras la cumbre de líderes, la COP28 seguirá hasta el próximo 12 de diciembre con la celebración de decenas de foros sobre asuntos concretos en los que participan activistas, expertos, científicos y representantes sociales e industriales que buscarán soluciones a la emergencia del calentamiento global.

(c) Agencia EFE