Anuncios

El presidente de Ecuador se baja de la cumbre de la Celac pero confirmó su presencia el cubano Díaz-Canel

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y Alberto Fernández en su último encuentro, el año pasado
El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y Alberto Fernández en su último encuentro, el año pasado

Cuando falta una semana de la Cumbre de la la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en Buenos Aires, que marcará el regreso de Brasil y Luiz Inácio Lula da Silva a ese foro regional, se confirmó hoy una ausencia de peso. El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, que adujo “motivos de agenda”, no estará en la cita, según confirmaron a LA NACION desde el gobierno argentino y la embajada ecuatoriana en Buenos Aires. Lasso se suma así al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (no suele salir de su país), y la presidenta de Perú, Dina Boluarte, que atraviesa una durísima crisis a poco de asumir el gobierno.

Por otro lado, la Cancillería recibió una buena noticia, con la confirmación de la presencia del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, el primero de los mandatarios del denominado eje bolivariano en asegurar su presencia durante las deliberaciones, previstas para el martes próximo en el hotel Sheraton de Retiro.

Lasso será reemplazado por su canciller, Juan Carlos Holguín, lo que evidencia que quedó abierta la dura controversia entre la Argentina y Ecuador por el pedido de asilo en Buenos Aires para la exministra de Rafael Correa, María de los Angeles Duarte, refugiada en la embajada argentina en Quito desde agosto de 2020.

Los piqueteros duros preparan una movilización por la suspensión de 150.000 planes sociales y Grabois avaló la medida de Tolosa Paz

“Nadie nos dio una explicación, pero no es para descartar que esa sea la razón por la que Lasso no viene”, comentaron a LA NACION fuentes al tanto de las relaciones diplomáticas entre ambos países, que sufrieron un “traspié” (según lo definió el propio Holguín el mes pasado) luego de que el Gobierno insistiera en el pedido para asilar en la Argentina a Duarte, condenada a ocho años de prisión por hechos de corrupción durante el gobierno de Correa, un expresidente cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Luego de varios días de tensiones e incertidumbre, Ecuador rechazó el pedido argentino, por lo que Duarte aún continúa ocupando unos 200 metros cuadrados en la amplia residencia que hoy ocupa el embajador Gabriel Fuks, en la capital ecuatoriana.

Cuban president Miguel Diaz Canel (R) gestures next to his Mexican counterpart Andrés Manuel López Obrador after signing bilateral agreements at the Revolution Palace in Havana, on May 8, 2022. (Photo by YAMIL LAGE / AFP)
Cuban president Miguel Diaz Canel (R) gestures next to his Mexican counterpart Andrés Manuel López Obrador after signing bilateral agreements at the Revolution Palace in Havana, on May 8, 2022. (Photo by YAMIL LAGE / AFP) - Créditos: @YAMIL LAGE

Desde la delegación ecuatoriana en Buenos Aires se limitaron a confirmar la ausencia del presidente en Buenos Aires, y a informar que Lasso se encuentra de gira oficial por Europa, un viaje que incluyó su participación en el foro económico de Davos, un paso por España y una posible reunión con el papa Francisco, en el Vaticano. Desde la diplomacia argentina, no obstante, sospechan que el contrapunto diplomático “pudo haber influido” en la decisión de Lasso de no repetir su viaje a la Argentina, donde estuvo en abril pasado en visita oficial.

“Ecuador ha manifestado a Argentina que no es lícito entregar el salvoconducto que ha solicitado el gobierno argentino para la exministra”, dijo Holguín hace un mes, al confirmarse la decisión de Lasso. Duarte fue condenada junto con Correa -asilado en Bélgica y con varios viajes a la Argentina en los últimos meses, el más reciente en octubre pasado- y otros exfuncionarios de su gobierno, quienes según la Fiscalía integraban una estructura delictiva que pidió sobornos por casi 7,6 millones de dólares a empresas a cambio de contratos con el Estado.

Maduro, más cerca

Mientras seis diplomáticos de su gobierno continúan en sigilosas tareas de “preparación del terreno” para su eventual llegada (ni la Cancillería ni la AFI reconocen haber tenido contacto con ellos en estos días), el presidente venezolano Nicolás Maduro parece más cerca de llegar a Buenos Aires el próximo martes.

“La sensación es que va a venir, aún no confirmó pero tampoco designó a nadie en su lugar”, especularon fuentes diplomáticas nacionales. Ayer, según consignó la agencia EFE, Maduro celebró el regreso de Lula a la Celac y afirmó que la reunión en Buenos Aires “va a ser una buena oportunidad para que se escuche la voz de nuestros pueblos”. Otro indicio en el mismo sentido: en el Boletín Oficial, la Cancillería dejó hoy sin efecto la vigencia de “visados en pasaportes diplomáticos, oficiales y de servicios”, impuesta por el gobierno de Cambiemos durante la gestión del canciller Jorge Faurie.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, visitaría la semana que viene Buenos Aires
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, visitaría la semana que viene Buenos Aires - Créditos: @YURI CORTEZ

El acuerdo diplomático entre ambos países, que data de 1996 e incluía la supresión de visas para diplomáticos venezolanos en el ingreso al país, había sido suspendido por Faurie, y volvió a entrar en vigencia hoy. Todo un dato que alienta la posibilidad de la llegada de Maduro, que normalizó relaciones con la Argentina en los últimos meses, incluyendo la llegada del embajador Oscar Laborde a Caracas y la confirmación de Stella Lugo como embajadora de Venezuela en el país.

Desde la Cancillería advirtieron que en caso de venir en un avión oficial, no existiría “ninguna posibilidad” de ser retenido como sucedió con otras aeronaves de Conviasa, la aerolínea venezolana que recibió sanciones de Estados Unidos. Maduro y otro integrante del eje bolivariano, el presidente cubano Miguel Díaz Canel (él si ya confirmado para el próximo martes) escucharán los reclamos de entidades como Cadal, que ya anunciaron una “contracumbre virtual” y reclaman por la liberación de los presos políticos en ambos países más Nicaragua. En este último caso, y aún sin confirmación oficial, se descuenta que no viajará su presidente Daniel Ortega, cuestionado hoy hasta por varios de sus pares por la represión y la detención de dirigentes opositores.

La reciente propuesta de Ortega, que la presidencia de la Celac sea ocupada por su aliado, el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, que estará en la cumbre, parece estar a punto de diluirse. Más allá del compromiso argentino de votar a Gonsalves, asumido el año pasado, en la Cancillería no descartan que, ante la falta de unanimidad entre sus 33 miembros, la Argentina- y Alberto Fernández- continúe como titular de la comunidad de Naciones, ahora con Lula como miembro pleno pero atravesado por conflictos internos.