Anuncios

Presidente de Corea del Sur dice que no tolerará huelgas de médicos en formación

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, interviene en una reunión de su gobierno en Sejong, Corea del Sur, el 6 de marzo de 2024. (Jin Sung-chul/Yonhap vía AP)

SEÚL, Corea del Sur (AP) — El presidente de Corea del Sur prometió el miércoles que no tolerará la prolongada huelga de miles de médicos residentes y calificó los paros de “acción colectiva ilegal” que amenaza la salud pública y remece los sistemas de gobierno del país.

El gobierno de Yoon Suk Yeol inició el procedimiento para suspender las licencias de alrededor de 9.000 doctores residentes y en prácticas que se han sumado a unos paros que han afectado a la capacidad asistencial de los hospitales.

Los residentes llevan más de dos semanas negándose a trabajar en protesta por el plan gubernamental para matricular a miles de estudiantes de medicina más en los próximos años. Las autoridades sostienen que la medida es esencial para hacer frente al rápido envejecimiento de la población, pero muchos doctores dicen que un incremento tan abrupto perjudicará al sistema sanitario en el largo plazo.

“La acción colectiva de los médicos es un acto que traiciona sus responsabilidades y sacude las bases del liberalismo y el constitucionalismo", afirmó Yoon en declaraciones televisadas al inicio de una reunión de su gobierno. “Una acción ilegal que atente contra el derecho de las personas a la vida no se tolerará nunca".

El ejecutivo ha instado a los doctores a regresar a sus puestos bajo la amenaza de procesos judiciales y la suspensión de la licencia para ejercer durante al menos tres meses. Pero la mayoría ha incumplido el plazo fijado por las autoridades para volver a sus puestos el 29 de febrero.

Según la ley sanitaria surcoreana, los médicos que desobedezcan la orden de volver al trabajo pueden ser sancionados con tres años de prisión o una multa de 30 millones de wones (alrededor de 22.500 dólares), además de con hasta un año de suspensión de su licencia. Quienes reciben penas de cárcel pueden perder la licencia.

El Ministerio de Salud inició el lunes el proceso suspender a los huelguistas: envió a funcionarios a los hospitales para confirmar formalmente la ausencia de los doctores y enviarles avisos sobre las sanciones. Se pidió a las autoridades que los afectados respondan a las suspensiones antes de su entrada en vigor.

Los observadores sostienen que es probable que el gobierno termine castigando únicamente a los líderes de las protestas y apuntaron que completar los procedimientos administrativos para suspender las licencias de los 9.000 huelguistas llevaría meses.

El viceministro de Salud, Park Min-soo, dijo a reporteros el martes que el gobierno planea presentar denuncias contra los líderes del movimiento, para que enfrenten también investigaciones policiales, pero apuntó que no se ha determinado cuándo se hará ni contra quiénes.

Los médicos en huelga representan apenas el 6,5% de los 140.000 doctores que hay en el país, pero suponen en torno al 30 o el 40% del personal médico en algunos hospitales grandes, donde ayudan a los veteranos mientras terminan su formación. Sus paros han provocado la cancelación de cientos de operaciones y otros tratamientos en hospitales y otros centros del sobrepasado sistema de sanitario surcoreano.

La población se opone en su mayoría a las huelgas y las encuestas indicaron que la aprobación de Yoon subió tras el anuncio del plan para aumentar las matriculaciones de doctores.

La Asociación Médica de Corea, que representa a los médicos del país, expresó su apoyo a los residentes, pero no ha decidido aún si se sumará a las protestas.