El presidente Biden da positivo en la prueba del coronavirus y experimenta "síntomas muy leves

·2  min de lectura
FILE - President Joe Biden looks to former President Barack Obama after signing an executive order during and event about the Affordable Care Act, in the East Room of the White House in Washington, April 5, 2022. Also seen are Vice President Kamala Harris, Rep. Angie Craig, D-Minn., House Majority Whip James Clyburn, D-S.C., and House Speaker Nancy Pelosi of Calif. Pelosi has tested positive for COVID-19, her spokesman says. (AP Photo/Carolyn Kaster)
El presidente Biden, rodeado por el expresidente Obama, la vicepresidenta Kamala Harris, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y otros en la Casa Blanca en abril. Pelosi dio positivo por el coronavirus días después. (Carolyn Kaster / Associated Press)

El presidente Biden ha dado positivo en la prueba del coronavirus, según anunció este jueves la Casa Blanca.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que Biden está "experimentando síntomas muy leves" de COVID-19.

"Ha comenzado a tomar Paxlovid", dijo Jean-Pierre. "En consonancia con las directrices [de los Centros de Control de Enfermedades de EE. UU.], se aislará en la Casa Blanca y seguirá desempeñando todas sus funciones plenamente durante ese tiempo".

El diagnóstico de Biden, que es el presidente de más edad de la historia, con 79 años, es motivo de preocupación, aunque su régimen de vacunación puede ayudarle a evitar complicaciones graves del virus.

Recibió una cuarta dosis de la vacuna el 30 de marzo y se comprobó que gozaba de buena salud durante su examen físico anual el pasado mes de noviembre.

Sin embargo, el resultado positivo del presidente se produce en medio de una oleada continua de diagnósticos de COVID-19 de alto nivel en Washington, ya que miembros del gabinete, asesores de alto nivel y legisladores, incluida la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata de San Francisco), han contraído el virus.

Consciente del cansancio del público con los mandatos de uso de mascarillas y otras directivas de salud pública, Biden ha tratado de convencer a la nación de que la reanudación de las reuniones normales -y sin mascarillas- está bien siempre y cuando la gente se haya vacunado, al tiempo que ha instado al Congreso a aprobar fondos adicionales para garantizar que las vacunas y los kits de pruebas sigan estando disponibles.

El resultado positivo de Biden es también un recordatorio de lo difícil que puede ser eliminar el potencial de infección, incluso para alguien tan protegido como el presidente. Todas las personas que viajan o se reúnen con Biden deben someterse a una prueba previa, según la Casa Blanca, y se requieren mascarillas en el interior del edificio.

El expresidente Trump, cuya Casa Blanca era mucho más laxa en cuanto a los procedimientos contra el coronavirus, como el uso de mascarillas, también contrajo el virus mientras estaba en el cargo.

Como su caso fue anterior a las vacunas, Trump enfermó gravemente. Se le administró oxígeno y un tratamiento experimental con anticuerpos, y estuvo hospitalizado en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed durante tres días.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.