Anuncios

Presidente alemán pide crear amplia alianza contra el extremismo

La manifestación contra la extrema derecha frente al Reichstag en Berlín, Alemania, el 21 de enero de 2024.. (Foto AP/Ebrahim Noroozi)

BERLÍN (AP) — El presidente de Alemania pidió el lunes una amplia “alianza contra el extremismo”, luego que los reportes de que políticos de ultraderecha se reunieron para discutir la deportación de millones de inmigrantes provocaron protestas multitudinarias.

Desde hace más de dos semanas, han aumentado las protestas contra Alternativa para Alemania y otros partidos de ultraderecha. Unas 576.000 personas participaron en las marchas entre viernes y domingo, según cifras oficiales.

El presidente Frank-Walter Steinmeier se reunió con empleadores, asociaciones empresariales, sindicatos y otros para hablar de una mayor cohesión social y el estado de la democracia en Alemania.

Calificó las protestas de “una señal fuerte de nuestra democracia” y dijo que “necesitamos ahora una amplia alianza en toda la población, con todas las empresas, la cultura y la sociedad, una alianza contra el extremismo y a favor de nuestra democracia”.

Steinmeier, cuyo cargo es básicamente ceremonial, reconoció sin embargo que “dicha alianza por sí sola no marcará la diferencia” y “necesitamos que el gobierno y la oposición hagan su parte también”.

Las marchas empezaron luego que el grupo de periodistas investigativos Correctiv publcó un artículo según el cual extremistas de derecha se reunieron para discutir la posibilidad de deportar a millones de inmigrantes, incluyendo los que ya tienen ciudadanía alemana. Algunos miembros de Alternativa para Alemania estaban en esa reunión.

El partido, que ha ascendido a segundo lugar en las encuestas después de la oposición conservadora en momentos en que la coalición centroizquierdista del canciller Olaf Scholz pierde popularidad, ha tratado de distanciarse de la reunión, aunque al mismo tiempo ha denunciado que se haya reportado al respecto.

El partido insiste en que no tuvo vínculos organizacionales ni financieros con la reunión, que no es responsable por lo dicho allí y que quienes asistieron lo hicieron solamente a título personal.

Steinmeier señaló que más de una cuarta parte del trabajo hecho en Alemania es realizado por personas que los extremistas de derecha desean expulsar. Añadió que el país estará “en apuros” si no es capaz de atraer a trabajadores del extranjero.

La principal asociación empresarial del país y su principal federación sindical emitieron un comunicado conjunto enfatizando que todos los que viven en Alemania “deben sentirse seguros en nuestro país”.

Añadieron que Alemania debe seguir siendo un país destino atractivo “también para atraer a trabajadores cualificados para que hallen un hogar aquí”.