Anuncios

Presidenta de Perú afirma que su reloj Rolex es de "antaño" al salir al cruce de críticas

ARCHIVO - La presidenta peruana Dina Boluarte se dirige a la prensa al finalizar la Cumbre de la Amazonía, el 8 de agosto de 2023, en Belém, Brasil. (AP Foto/Eraldo Peres, Archivo)

LIMA (AP) — La presidenta peruana Dina Boluarte dijo el viernes que el lujoso reloj Rolex que usa, cuyo valor supera tres veces su sueldo mensual, lo compró tiempo atrás, al salir al cruce de las críticas vertidas en un programa periodístico.

En rueda de prensa Boluarte recordó que trabaja desde los 18 años y que “lo que tengo es fruto de mi esfuerzo y de mi trabajo”. Al ser interrogada sobre si había incluido ese artículo en la declaración de bienes que obligatoriamente deben realizar los funcionarios, no respondió y sólo acotó que “es de antaño y lo uso muy eventualmente” al tiempo que pidió "no entrar en temas personales".

El programa periodístico "La Encerrona", que se transmite por internet, afirmó que revisó más de 10.000 fotografías oficiales en una investigación sobre los relojes que ha usado Boluarte desde el 28 de julio de 2021. En ese periodo fue primero vicepresidenta y ministra de Inclusión Social del entonces mandatario Pedro Castillo, para luego jurar el 7 de diciembre de 2022 como presidenta.

Como ministra Boluarte recibía 8.136 dólares mensuales, pero cuando asumió la presidencia su sueldo bajó a 4.200 dólares mensuales.

La investigación periodística mostró que en el periodo analizado la mandataria usó 14 relojes de diversas marcas, destacándose un Rolex cuyo valor en Perú en la única distribuidora oficial alcanza los 14.000 dólares. Según el archivo fotográfico presidencial, de libre acceso, Boluarte usó ese reloj en diversos eventos, la última vez en febrero cuando asistió a la incorporación de un usuario al sistema de pensiones para ancianos extremadamente pobres que reciben 68 dólares cada dos meses.

La presidenta, una abogada de 61 años, comentó que entró al palacio de gobierno "con las manos limpias y saldré con las manos limpias... porque en mi ADN está no ser corrupta”. El año pasado en un acto en el palacio presidencial recordó que durante la campaña política que la llevó al poder como vicepresidenta “no tenía ni para los pasajes” del transporte.

Antes de ser ministra Boluarte fue funcionaria de una pequeña oficina del Registro Nacional de Identificación donde laboró desde 2007.