Anuncios

Presidenta de HOA se confabuló con familiares para robar a complejo de apartamentos de Kendall, dice la policía

La ex presidenta de una asociación de propietarios de condominios (HOA), su hija y el novio de esta estafaron miles de dólares de un complejo de apartamentos de West Kendall, dice la policía. Ahora, el trío enfrenta penas de prisión.

Idoris Pedroso, de 63 años, se entregó el miércoles en el Centro Correccional Turner Guilford Knight tras ser acusada de hurto mayor de menos de $100,000 y fraude organizado de menos de $50,000.

Su hija Yasnely Pedroso, de 38 años, y su novio, Yoel Tápanes Fernández, de 42, enfrentan los mismos cargos. La pareja fue arrestada en su casa del suroeste de Miami-Dade el 15 de febrero.

“Los [acusados] entraron en un curso de conducta sistemático y continuo con la intención de defraudar a la asociación a fin de obtener fondos de la asociación con falsos pretextos”, dijo la policía en un informe de arresto.

Actualmente no está claro cuánto dinero se robaron en la presunta trama ni durante cuánto tiempo funcionó.

Según el informe, Idoris ha estado en la junta de la Westwind Lakes Garden Homes Condominium Association desde 2015 y se desempeñó como presidente hasta diciembre de 2023. La asociación comprende 50 edificios con 194 unidades y cobra una cuota mensual de $214.

Como presidenta, Idoris contrató a su hija Yasnely como asistente. La contratación se produjo después de que Yasnely, según la policía, hubiera sido despedida por la anterior junta de la HOA por destruir registros entre “otras discrepancias que se descubrieron”.

¿Cómo se desarrolló la trama?

Los investigadores también descubrieron que Yasnely, que ha trabajado en la asociación durante 12 años, no había reportado sus salarios, aunque dijo que le pagaban más de $40,000 anuales. Y entre 2020 y 2021, dice la policía, más de $42,000 en cheques de la asociación acabaron en manos del novio de Yasnely, Tápanes Fernández. Al menos dos miembros de la junta directiva deben endosar los cheques que entrega la asociación. Pero, según el informe, los tres cheques revisados por la policía solo llevaban la firma de Idoris.

Las autoridades rastrearon el dinero hasta una cuenta de Tápanes Fernández a nombre de Yoel Maintenance LLC, una empresa fundada por él que, según el informe, figura en los registros mercantiles de la Florida como “actualmente inactiva”.

Durante la investigación, un testigo se presentó y dijo a la policía que Yasnley le pidió que fabricara una factura para justificar las sumas de dinero en la cuenta de Tápanes Fernández. Pero el testigo dijo que se negó porque sabía que Tápanes Fernández “no hacía trabajos en la asociación y no quería poner en peligro su negocio”.

La actual junta de la HOA, según los investigadores, tampoco pudo encontrar registro alguno, contratos o facturas en el archivo relacionados con cualquier trabajo supuestamente realizado por Fernández.

Cuando fue entrevistado por la policía, Fernández dijo que trabajaba en la asociación pintando los parachoques de los estacionamientos, dando mantenimiento a la piscina y limpiando a presión. Yasnley negó el esquema de fraude y dijo que la junta de la HOA debe tener copias de las facturas.

Sin embargo, sus cuentas no cuadraron.

Una revisión de los registros de la asociación ofreció una visión de cómo operan las transacciones con los proveedores. En 2019, un proveedor pintó los parachoques de los estacionamientos de los edificios en 2019 por $320 cada uno. Ese trabajo fue documentado, y solo costó alrededor de $3,800 para los 388 parachoques.

Esta no es la única vez que un escándalo ha sacudido en una HOA de Kendall en los últimos años.

En 2022, fiscales alegaron que tres miembros anteriores y actuales de la junta directiva de la Hammocks Community Association de West Kendall, una de las HOA más grandes de la Florida, participaron durante años en un esquema complicado y de múltiples capas que incluyó la creación de varias “compañías fantasma” que obtuvieron más de $1.4 millones entre 2017 y 2022.