Anuncios

Se prepara la Nueva Viga para la Cuaresma

Kevin Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 19 (EL UNIVERSAL). - Para muchos capitalinos acudir al mercado de mariscos de La Nueva Viga es encontrar precios variables, accesibles y calidad en los productos, esto con miras a la Cuaresma.

Jorge consideró que los precios siguen siendo accesibles, él acude cada fin de semana para comprar pescado, pues lo incluye en su dieta. "Sigue siendo un lugar accesible para todos, sobre todo porque ha mantenido sus precios", dijo.

Los costos de los productos van desde 140 el kilo de pescado, camarón a 120, y pulpo 150, por mencionar algunos.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se pudo constatar que la gente comienza a arribar a este mercado previo al inicio de la Cuaresma, aunque será hacia el mes de marzo cuando se incrementen los marchantes.

En ninguno de los pasillos se detectaba mal olor o precios desbordados, características que señalaron las autoridades ante el arranque de los operativos.

El sábado pasado, la Secretaría de Salud (Sedesa) de la Ciudad de México, a través de la Agencia de Protección Sanitaria, inició operativos de vigilancia sanitaria en el mercado de La Nueva Viga, con el objetivo de verificar el estado de los alimentos de cara a la temporada de Cuaresma.

La titular de la Sedesa, Oliva López Arellano, dijo que se intensificarán las revisiones en el mercado de mariscos, ubicado en la alcaldía Iztapalapa, pues se incrementó en el país el consumo de productos marítimos.

Comentó que en este lugar se comercializa 65% de la producción nacional de escamas, y una muy importante cantidad de moluscos. La Agencia de Protección Sanitaria ha realizado más de 300 visitas de verificación y tomas demuestra de los productos.

A quienes acudan a realizar sus compras se les recomienda revisar que el pescado esté fresco, tenga ojos firmes y brillantes, las escamas adheridas, y con olor característico de mar. La siguiente semana la Profeco hará recorridos para revisar básculas, precios y que se dé al consumidor lo que están pagando.