El precandidato demócrata O'Rourke abandona la carrera presidencial

LA NACION

WASHINGTON.- El exlegislador de Texas Beto O'Rourke anunció hoy que daba por terminada su campaña por la candidatura presidencial demócrata en Estados Unidos , debido a que no pudo igualar el entusiasmo, el interés y la recaudación de fondos que había obtenido en su campaña por el Senado en 2018.

En un mensaje publicado en línea, O'Rourke dijo: "Mi servicio al país no será como candidato ni como nominado". Para hoy a la noche tenía programado un mensaje ante partidarios en un evento en Iowa.

O'Rourke fue instado a postularse para presidente por muchos demócratas que se sintieron animados por el estrecho margen de su derrota en la contienda del año pasado para el Senado por Texas, un estado confiablemente republicano. Recaudó una cantidad asombrosa de dinero de pequeños donantes en todo el país, visitó todos los condados de Texas y utilizó las redes sociales y la transmisión de videos en vivo para interactuar directamente con los votantes. Finalmente perdió ante el actual senador republicano Ted Cruz por 3 puntos porcentuales.

Pero O'Rourke tuvo problemas para replicar ese modelo en la primaria presidencial demócrata, y tanto sus números en las encuestas como su recaudación de fondos disminuyeron significativamente en los últimos meses.

"Aunque es difícil de aceptar, ahora tengo claro que esta campaña no tiene los medios para avanzar con éxito", escribió en Medium. "Reconocer esto ahora es lo mejor para los que participan en la campaña; es lo mejor para este partido mientras buscamos cerrar filas en torno a un candidato; y es lo mejor para el país".

Agencia AP