El príncipe Andrés, vetado en la procesión del Día de la Jarretera

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 15 (EL UNIVERSAL).- El castigo para el príncipe Andrés, acusado de abuso sexual contra una menor y relacionado con el fallecido pederasta Jeffrey Epstein, sigue firme entre los miembros de la casa Windsor, quienes han cerrado filas contra el hijo consentido de la reina Isabel II por sus escándalos. Por esa razón, Andrés no estuvo presente en la procesión anual del Día de la Jarretera como se tenía previsto, pues trascendió que tanto Carlos de Gales como el príncipe Guillermo se negaron a darle la bienvenida al polémico duque de York.

La Order of the Garter, como se denomina en inglés, fue establecida por el rey Eduardo III de Inglaterra en 1348 como premio al valor y la lealtad, inspirándose en los legendarios caballeros de la Tabla Redonda del rey Arturo.

Sin embargo, sí estuvo presente Camila, duquesa de Cornualles, esposa del príncipe Carlos, vestida con la majestuosa túnica de terciopelo y sombrero de plumas, quien el año pasado recibió el nombramiento de la Reina.

De acuerdo con "Mirror", Guillermo de Cambridge y su papá presionaron a Isabel II para que el príncipe Andrés no participara en este acto de mucho valor para la monarquía.

De acuerdo con "Evening Standard", William estaba aterrado de que su tío, Andrés de York, asistiera al evento y afirmó que si él aparece, cancelaría su participación.

"El duque de Cambridge se mantuvo firme. Si York insistía en participar públicamente, se retiraría. El palacio de Buckingham no ha comentado sobre estas afirmaciones", se lee en el reporte. Sin embargo, los voceros sí afirmaron que el príncipe caído en desgracia, papá de las princesas Beatriz y Eugenia, estará en el almuerzo. "El duque de York asistirá a la investidura y al almuerzo de hoy, pero no formará parte de la procesión ni del servicio".

Como era de esperarse, la reina Isabel II, quien recientemente celebró su Jubileo de Platino por 70 años en el trono, no asistió a la ceremonia debido a su frágil salud y problemas de movilidad, aunque medios ingleses mencionaron que sí se esperaba que asistiera al almuerzo y ceremonia de investidura.

Para el desfile de la Orden de la Jarretera, Kate Middleton, esposa del príncipe William, lució un atuendo en color azul, mientras que Sophie Rhys-Jones, condesa de Wessex, llevó un coordinado en color baby pink con un sombrero color crema.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.