Anuncios

Posponen testimonio de Trump en juicio por difamación por enfermedad de miembro del jurado

El expresidente Donald Trump sale de su edificio de apartamentos en Nueva York, el lunes 22 de enero de 2024. (AP Foto/Seth Wenig)

NUEVA YORK (AP) — Previo a que el expresidente Donald Trump subiera al banquillo de los testigos, la enfermedad de un miembro del jurado causó una demora de último momento el lunes en un juicio por difamación por sus comentarios sobre E. Jean Carroll, la columnista que afirma que abusó sexualmente de ella en la década de 1990.

De momento no está claro cuándo se reanudará el juicio. La corte espera los resultados de las pruebas por COVID-19 realizadas a todos los miembros del jurado. Una abogada del equipo jurídico de Trump tampoco se ha sentido bien pero arrojó negativo al virus, y su equipo quiere posponer la próxima comparecencia del precandidato republicano a la presidencia hasta después de las primarias de Nueva Hampshire programadas para el martes.

No había indicios de que el mismo Trump no se sintiera bien, y no portó una mascarilla en la corte cuando observada el breve procedimiento del lunes. El juez federal Lewis A. Kaplan anunció que uno de los nueve miembros del jurado fue enviado a casa y le pidieron que se realizara una prueba de coronavirus luego de que reportó sentirse con temperatura y tener náuseas.

La abogada de Trump, Alina Habba, también reportó que por lo menos uno de sus padres tiene COVID-19 y que ella tuvo temperatura en los últimos dos días tras haber cenado con ellos hace varios días. Dijo que su socio, Michael Madaio, también asistió a la cena, aunque ambos dieron negativo a la enfermedad el lunes. Habba dijo entonces que no veía ningún problema “en un breve retraso de un día” para que todos puedan hacerse las pruebas. Ningún abogado portó una mascarilla en el tribunal.

Habba preguntó si el testimonio de Trump podría retrasarse hasta el miércoles debido a las primarias de Nueva Hampshire, mientras que el abogado de Carroll presionó para que el juicio se reanudara el martes, si era posible. El juez no se pronunció inmediatamente sobre la petición de Habba, pero le dijo: “Las circunstancias pueden hacer que consiga lo que pide, y quizá no”.

Sea cuando sea, el testimonio de Trump le permitirá —dentro de unos límites que bien podría poner a prueba— explicar a un jurado por qué no sólo negó las afirmaciones de Carroll, sino que la tachó de mentirosa que fingió un ataque sexual para vender una autobiografía.

The Associated Press no suele revelar el nombre de quienes dicen haber sido agredidos sexualmente, a menos que lo denuncien públicamente, como lo ha hecho Carroll.