Ante la posibilidad de una recesión, California calcula un déficit de 25.000 millones de dólares el próximo año

SACRAMENTO, CA - July 17: California state Capitol for file art. Photographed at state Capitol on Sunday, July 17, 2022 in Sacramento, CA. (Myung J. Chun / Los Angeles Times)
En el interior del Capitolio de California, los legisladores podrían enfrentarse pronto a un déficit presupuestario previsto de 25.000 millones de dólares. (Myung J. Chun / Los Angeles Times)

Impulsado por la alta inflación y la amenaza de una recesión, el estado se enfrenta a un potencial déficit presupuestario de 25.000 millones de dólares el próximo año que podría, como mínimo, frenar algunos aumentos de gasto recientes para los programas esenciales de la red de seguridad que ayuda a los californianos más necesitados.

La Oficina del Analista Legislativo del Estado, que asesora a los legisladores sobre las perspectivas fiscales de California, dio la sobria noticia, la cual llega después de que un superávit presupuestario histórico proporcionara al gobernador Gavin Newsom y a la Legislatura, liderada por los demócratas, una abundancia de riquezas para ampliar la asistencia gubernamental.

La proyección anterior -un superávit de 97.000 millones de dólares- condujo a la ampliación de la elegibilidad de Medi-Cal a todos los inmigrantes en 2024, a la licencia familiar pagada, al preescolar gratuito para los niños de 4 años y a un aumento del crédito fiscal por ingresos ganados.

Newsom y los legisladores aprobaron también en junio un paquete de ayuda de 17.000 millones de dólares para ayudar a las familias, los ancianos, los californianos de bajos ingresos y las pequeñas empresas, incluyendo 9.500 millones de dólares en pagos de estímulo a los californianos que luchan contra los altos precios de la gasolina y el aumento de la inflación.

La previsión de la LAO indica que una parte considerable del déficit de ingresos previsto podría compensarse con la reducción del gasto, incluso en transporte y vivienda. Con el descenso de las matriculaciones en las escuelas públicas, el gasto en educación también podría disminuir.

La previsión también advertía, sin embargo, que la caída de los ingresos del Estado -y la necesidad de reducir el gasto- podría ser sustancialmente peor si una recesión significativa envolviera al país.

Junto con el gasto estatal, las perspectivas se ven impulsadas en gran medida por las corrientes económicas que afectan a la nación, a saber, el fuerte aumento de la inflación y el consiguiente incremento de los tipos de interés.

"Cuanto más tiempo persista la inflación y cuanto más aumente la Reserva Federal los tipos de interés en respuesta, mayor será el riesgo para la economía", dijo la Oficina del Analista Legislativo en su previsión. "Las posibilidades de que la Reserva Federal pueda domar la inflación sin inducir una recesión son escasas.

"Reflejando la amenaza de una recesión, nuestras estimaciones de ingresos representan el rendimiento más débil que el estado ha experimentado desde la Gran Recesión" en 2008 y 2009.

H.D. Palmer, un portavoz del Departamento de Finanzas del estado, calificó el déficit estimado como una "evaluación realista y razonable del trabajo que queda por delante." Dijo que la administración de Newsom anticipó la desaceleración económica y planificó en consecuencia, poniendo a California en una buena posición para capear el impacto.

"Esta es precisamente la razón por la que el gobernador dejó claro que el estado tenía que ser inteligente con el superávit - lo que hemos hecho", dijo Palmer. "Utilizarlo para acumular nuestras reservas presupuestarias, pagar la deuda y destinar el saldo a gastos puntuales -como los 9.500 millones de dólares en pagos de alivio de la inflación que se siguen entregando a millones de californianos- y no acumular un mayor gasto continuo que no se pueda sostener".

El gobernador y la Legislatura aún pueden enfrentarse a decisiones difíciles para cerrar la brecha presupuestaria, especialmente si las condiciones económicas empeoran, dijo. Todo eso se está considerando mientras Newsom prepara su propuesta de presupuesto, que probablemente se dará a conocer en enero.

El líder republicano de la Asamblea, James Gallagher, de Yuba City, culpó de las circunstancias financieras del estado a los líderes demócratas, que, según él, "sobrecargaron de impuestos a los californianos e hicieron crecer el gobierno mientras ignoraban las inversiones en infraestructuras críticas como el nuevo almacenamiento de agua".

Dijo que la Legislatura debe centrarse en las políticas que ayudarán a la economía a crecer y reducir los costos para los californianos.

Se espera que el estado tenga 22 mil millones de dólares en reservas generales para el final del año fiscal 2023-24 para hacer frente a los déficits presupuestarios, y los líderes legislativos el miércoles enfatizaron que en los últimos años el estado ha dedicado la mayor parte de sus ingresos excedentes al gasto de una sola vez, en lugar de crear o ampliar programas costosos que requieren financiación anualmente.

"Gracias a nuestro enfoque responsable, estamos seguros de que podemos proteger nuestro progreso y elaborar un presupuesto estatal sin recortes continuos a las escuelas y otros programas básicos o gravar a las familias de clase media", dijo la presidente Pro Tem del Senado Toni Atkins (D-San Diego) en una declaración escrita. "La conclusión es simple: Estamos preparados para mantener los logros que hemos conseguido y continuar donde lo dejamos una vez que nuestra economía e ingresos se recuperen."

Aun así, según la ley estatal, la financiación de la educación está automáticamente ligada a los ingresos del presupuesto estatal, lo que significa que el informe del miércoles puso a las escuelas públicas y a los colegios comunitarios en alerta máxima.

Sólo unos meses después de celebrar una financiación de la educación récord, el último análisis del LAO establece un plan para que el gobernador y la Legislatura trabajen con miles de millones de dólares menos.

A pesar de una disminución estimada de más de 2.000 millones de dólares en la financiación necesaria, el estado todavía podría financiar completamente las escuelas haciendo algunos ajustes, según la LAO, y las escuelas están en mejor situación que otros programas si una recesión golpea. La Constitución estatal garantiza que suelen recibir una parte del 40% del presupuesto total.

Mantener la normalidad será posible, en parte, reduciendo algunos gastos para reflejar los descensos en la asistencia de los estudiantes y haciendo retiros de un fondo de emergencia creado específicamente para la educación -reservas que han crecido debido a los depósitos requeridos gracias a la buena fortuna del estado en los últimos años.

Cualquier déficit de financiación escolar podría ser pequeño y a corto plazo, según el LAO, y "según los estándares históricos, el panorama de la financiación escolar sigue siendo fuerte".

Pero el informe también advierte de un equilibrio presupuestario escolar "precario" en los próximos años, dependiendo de la salud económica.

El informe llega una semana después de que los votantes aprobaran por abrumadora mayoría la Proposición 28, que destina casi mil millones de dólares a la educación musical y artística a partir del próximo año.

Es de esperar que los sindicatos de profesores y los defensores de la escuela luchen por algo más que el mínimo requerido para las escuelas, incluso en una recesión, dijo Kevin Gordon, un cabildero de educación de Sacramento.

"La idea de que, tras un año de nuevas y espectaculares inversiones en educación, se produzcan circunstancias que puedan socavar algunas de esas inversiones realmente importantes, es decepcionante, pero es una realidad con la que tenemos que lidiar", dijo Gordon.

La Asociación de Profesores de California dijo en un comunicado que es optimista, gracias a "la colaboración presupuestaria y las reservas saludables".

"El estado sigue estando en una posición fuerte para continuar priorizando la enseñanza equitativa y las condiciones de aprendizaje y abordar la escasez crítica de educadores", dijo la portavoz del sindicato Lisa Gardiner.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.