‘El fin de una era’: desde Posh Spice hasta entristecidos expatriados, la muerte de la reina se siente en Miami

·4  min de lectura

La noticia de que la reina Isabel de Inglaterra falleció a los 96 años el jueves no fue una sorpresa total. La monarca, quien reinó durante 70 años, había estado enferma y tuvo una larga vida.

Pero la pérdida de un icono como este es tan triste como histórica.

Para los habitantes del sur de la Florida, su fallecimiento fue un duro golpe, incluso a miles de kilómetros de distancia.

Patricia Kawaja, quien dirige un sitio web local para expatriados, BritishFlorida.com, llevaba desde las 7 a.m. viendo en la BBC las noticias sobre el deterioro de la salud de la reina.

“Ella fue el buque insignia de las relaciones públicas de nuestro país durante toda nuestra vida y nunca dio un paso en falso”, dijo entre lágrimas la vecina de Edgewater. “Nunca volveremos a tener un monarca que gobierne tanto tiempo. No es posible matemáticamente”.

Kawaja, quien conoció a Isabel en un evento de reconocimiento durante su visita oficial a Bahamas en 1985, publicó ya un homenaje en su página web: “Descansa en paz, mi querida reina. Larga vida al rey Carlos”, decía la publicación. “Estoy profundamente triste, emocionada, llorando”.

Para honrar el legado de la reina, Kawaja se reunirá el viernes en el Miami Yacht Club de Watson Island con un puñado de británicos para “sentarse y abrazarse y consolarse”.

La tristeza se siente también en el Cauley Square Tea Room de The Goulds, que estará cerrado este viernes por luto.

El pintoresco espacio, que alberga varios retratos de los numerosos actos reales de la Reina, es el lugar ideal para guardar el luto este fin de semana.

Los juegos de té de Cauley Square Tea Room están expuestos.
Los juegos de té de Cauley Square Tea Room están expuestos.

“Sentimos la pérdida aquí en Miami”, dijo la propietaria Veronica Gobin. “No es solo la pérdida de un individuo, sino de una persona que ha tenido un impacto tan profundo en las tradiciones, y que nos ha llevado a lo que somos hoy”.

El lugar donde se toma el té tiene previsto servir un plato especial que le habría gustado a la reina, quien gustaba mucho de los dulces: una tarta de chocolate, servida con otro de los favoritos de Su Majestad, un Earl Gray bien caliente. No deje de levantar un meñique.

Personalidades locales también mostraron su tristeza. La estrella del pop convertida en diseñadora Victoria Beckham publicó una instantánea en blanco y negro de la joven reina junto a unas emotivas palabras: “Hoy es un día muy triste, no solo para nuestro país, sino para el mundo entero”, decía el pie de foto. “Será recordada por su firme lealtad y servicio y mis pensamientos están con la familia real en este momento increíblemente triste”.

Aunque no son ingleses, otras estrellas presentaron sus respetos.

El icono de la música Gloria Estefan mostró a sus fans una vieja foto de ella con la reina, calificando su muerte como una “pérdida inconmensurable”. La estrella también transmitió que se sentía “privilegiada y honrada” por haber actuado para Isabel en dos ocasiones.

La foto que mostró fue de la 75 edición de la Royal Variety Performance en Edimburgo, en 2003 (Luciano Pavarotti y Dame Edna fueron los cotitulares).

El alcalde Francis Suárez presentó sus respetos retuiteando el anuncio de la Familia Real.

“Hoy marca el fin de una era con el fallecimiento de su majestad ;a reina Isabel II, un reinado marcado por su abnegado historial de servicio al Reino Unido, la Mancomunidad y el mundo”, escribió.

El senador de la Florida Rick Scott también se sumó al homenaje a una gran mujer y a una fuerte unificadora de naciones:

“Durante los últimos 70 años, la reina Isabel II representó la dignidad, la estabilidad y la sabiduría como líder del pueblo británico. Incluso cuando el mundo sufrió inmensos cambios políticos y culturales, su liderazgo se mantuvo firme”, dice la declaración de Scott.

“Bajo su reinado, Estados Unidos y el Reino Unido reforzaron significativamente nuestra relación especial y nuestros ideales compartidos de democracia y libertad se extendieron a innumerables naciones. La muerte de la reina es una inmensa pérdida para todo el mundo. Hoy, Ann y yo nos unimos a muchos otros para lamentar la pérdida de la reina Isabel II, recordar su legado y rezar por la familia real y el pueblo del Reino Unido”.