Anuncios

Popocatépetl. Colores del semáforo de alerta volcánica

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 20 (EL UNIVERSAL).- El semáforo de alerta volcánica es el mecanismo utilizado para informar a la ciudadanía acerca de los niveles de riesgo de la actividad de los diferentes volcanes del país.

Este consiste en tres colores: verde, amarillo y rojo, los cuales ilustran los diferentes niveles de peligro e indica las acciones de protección civil recomendadas.

El primer nivel es el verde, el cual a su vez cuenta con dos fases:

Fase 1: El volcán está en completa calma y no representa peligro.

Fase 2: Pueden aparecer fumarolas pequeñas.

El segundo nivel es el amarillo, lo que representa un nivel de alerta y cuenta con tres fases

Fase 1: "Manifestación de actividad". Existe una sismicidad volcánica frecuente y emisiones esporádicas de ceniza.

Fase 2: "Incremento de actividad". Se caracteriza por una caída de ceniza en las áreas aledañas, flujos de lodo de corto alcance , destrucción de domos de lava y explosiones.

Fase 3: "Actividad intermedia alta". En esta fase se presenta una persistencia de fumarolas, gas y caída leve de cenizas, además de explosiones con intensidad creciente con lanzamiento de fragmentos incandescentes.

El nivel rojo representa una situación de alarma y la población debe estar preparada para evacuar en cualquier momento.

Fase 1: "Actividad explosiva de peligro intermedio a alto". Puede presentarse con una caída importante de ceniza , flujos piroclásticos y de lodo que pueden alcanzar a las poblaciones cercanas; además de una columna eruptiva de varios kilómetros de vapor de agua y gas.

Fase 2: "Actividad explosiva de peligro alto a extremo". Este último nivel de alarma significa la presencia de una columna eruptiva de gran alcance, además de una intensa caída de ceniza, arena y fragmentos volcánicos a grandes distancias, posibles derrumbes parciales del edificio volcánico y flujos piroclásticos y de escombro.

Es importante permanecer atento a las indicaciones del CENAPRED y de protección civil, quienes informarán en los medios de comunicación y en redes sociales los cambios en el estatus del Popocatépetl y las acciones para proteger a la población.