El pony que lleva dos semanas como alcalde de un pueblo de Inglaterra… y lucha por su cargo

·4  min de lectura
El Pony Patrick en el pub donde escucha los problemas de los vecinos
El Pony Patrick en el pub donde escucha los problemas de los vecinos - Créditos: @Twitter

LONDRES.- Patrick solo lleva menos de dos semanas como alcalde de Cockington, un pequeño pueblo inglés del condado de Devon. Pero alguien ya quiere quitarle el cargo. O al menos le quitaron su oficina, es decir, su pequeño corral lleno de heno. Porque Patrick es un pony.

Después de que el alcalde de Cockington, Don Mills, murió en 2019, unos 200 vecinos firmaron una petición para apoyar el nombramiento de Patrick como próximo alcalde del pueblo. “Creemos que Patrick sería un brillante alcalde pony para Cockington, por no juzgar y ser genuinamente cariñoso y solidario con todos”, decía la petición.

Patrick, un pony Shetland de 4 años con el flequillo bien peinado, se reunía con los electores en un “corral de interacción” en el jardín de un pub, que el caballo frecuentaba habitualmente para tomar unos sorbos de Guinness. Pero esta estructura fue desmantelada, tras la queja de una sola persona presentada a las autoridades locales.

La disputa se debe aparentemente a los permisos de construcción, pero sus partidarios están convencidos de que fue diseñada para acabar con su carrera política. Posiblemente por un humano que quiere ser alcalde.

Patrick el día de su juramento como alcalde
Patrick el día de su juramento como alcalde - Créditos: @Twitter

“Era una carrera de un solo caballo para que fuera alcalde, pero al parecer alguien estaba celoso”, dijo Kirk Petrakis, quien, junto con su esposa, Hannah, es el dueño del peculiar alcalde del pueblo de Devon, en Inglaterra.

El corral de Patrick, construido hace casi un año por voluntarios de una organización agrícola, estaba en el exterior del pub Drum Inn de Devon. Los lugareños -especialmente los que padecen ansiedad, discapacidades y enfermedades terminales- sabían que siempre podían encontrarlo allí, dijo Petrakis a The Washington Post.

Pero desde que se convirtió en alcalde -en una ceremonia oficial el 23 de julio, en la que Patrick se vistió con el tradicional traje rojo de alcalde británico, con un ribete blanco- hubo una queja a las autoridades locales de una persona no identificada.

Sospechas

Petrakis dice que no saben quién está detrás de la denuncia, pero “tenemos nuestras sospechas”. Patrick reside actualmente en un “establo de lujo”, dijeron sus propietarios, pero no quisieron compartir su ubicación exacta por temor a la seguridad.

Un vocero del Consejo de Torbay (con jurisdicción sobre Cockington) confirmó que había recibido una queja de un miembro de la comunidad y dijo que “no había recibido ni aprobado ninguna solicitud de planificación para el vallado o el cambio de uso para los caballos”, y que animaba a los partidarios de Patrick a buscar el permiso adecuado para erigir un espacio para que se reuniera con los lugareños.

El ayuntamiento dijo que abrió un “caso de aplicación” sobre “vallas de madera no autorizadas y la exhibición de anuncios dentro de la cervecería”, que está en una zona designada de conservación y junto a un edificio histórico.

Patrick es una alegría cotidiana para la gente del lugar
Patrick es una alegría cotidiana para la gente del lugar - Créditos: @Twitter

Los propietarios de Patrick se declaran desolados por la actuación del ayuntamiento y dicen estar alarmados por la rapidez con la que el ayuntamiento ha respondido a una única queja del alcalde.

Petrakis dijo que él y su esposa, Hannah, se vieron obligados a desmontar el corral mientras los espectadores lloraban. Señaló además que no cree que sea necesaria una planificación especial para el corral, e insistió en que “hay muchos otras vallas cerca, sin permiso”.

Según los propietarios de Patrick, el pub dice que el alcalde sigue siendo bienvenido en su interior. “Pero no es lo mismo”, dijo Petrakis. En cuanto al Drum Inn, “no haremos comentarios sobre el pony”, dijo su gerente cuando fue contactado por The Post.

El legislador británico Kevin Foster, diputado conservador por Torbay, dijo que estaba “aturdido” por la “respuesta desproporcionada” del ayuntamiento.

“La medida de convertir a Patrick en ‘alcalde’ pretendía ser una forma desenfadada y humorística de promocionar Cockington Village entre los turistas”, dijo Foster, que apoyó su campaña. “Sin embargo, la reacción exagerada del Consejo de Torbay en respuesta a una queja es la verdadera broma”.

Foster asistió a la ceremonia de toma de posesión de Patrick, que lució su túnica roja con una cadena de oro hecha a mano alrededor del cuello como insignia del cargo, al igual que los muchos alcaldes que le precedieron (sobre las habituales dos patas, no cuatro).

Durante la pandemia, las personas que se quedaron aisladas en casa siguieron a Patrick por Internet y rápidamente lo consideraron un amigo, según sus propietarios. Cuando se abrió su corral y se levantaron los cierres, los vecinos se aventuraron a salir a conocer a Patrick.

Sabían que estaría allí, esperando. Patrick es “para todo el mundo”, dijo Hannah Petrakis.

Foster dijo que la “pequeña zona de terapia de Patrick en una gran cervecería” era un espacio para que los residentes compartieran sus comentarios y preocupaciones, y no era “un inconveniente para nadie”. Rogó al consejo que se replanteara la decisión y “ayudara a facilitar el serio trabajo de terapia que se está llevando a cabo”.

“Encontraremos algún lugar”, dijeron sus dueños. “Si Patrick puede aportar un poco de felicidad a todo el mundo, ¿qué tiene de malo?”.

Jennifer Hassan

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.