Polonia quiere asegurar la frontera de Kaliningrado por ser un "vecino inestable"

·2  min de lectura

Cracovia (Polonia) 15 sep (EFE).- El viceministro de Interior polaco, Bartosz Grodecki, aseguró este jueves que "hay que asegurar la frontera con Rusia" alrededor del enclave de Kaliningrado, al norte de Polonia, y anunció que ya hay un plan para hacerlo por ser "un vecino inestable".

En una entrevista televisada, Grodecki se refirió a Rusia como a "un vecino inestable" que "comete actos de terrorismo contra sus vecinos" y por eso "hay que implantar medidas de seguridad y disuasión".

"Ya hay un proyecto para crear un sistema de seguridad perimetral efectivo y moderno en la frontera de Kaliningrado", aseguró el viceministro, quien añadió que, además de asignar "grandes recursos" a este plan, su Gobierno utilizará fuerzas de la Guardia Fronteriza.

Desde que comenzó la guerra de Ucrania ha aumentado la tensión en las poblaciones polacas cercanas a Kaliningrado y algunos ayuntamientos de la zona han distribuido información a sus vecinos sobre el uso de garajes subterráneos y sótanos como refugios ante una eventual invasión rusa.

Grodecki, que es el responsable de asuntos de migración del ministerio de Interior, recordó la crisis migratoria vivida el año pasado en la frontera de Polonia con Bielorrusia y destacó que "en lo que va de año ha habido 8.000 intentos de entradas ilegales, mientras que el año pasado fueron casi 40.000".

Por otro lado, el viceministro anunció que "el reglamento que restringe la entrada de rusos a Polonia se modificará, de acuerdo con los países bálticos, para resolver el problema de la entrada de ciudadanos de la Federación Rusa" a la UE.

El pasado 8 de septiembre, Varsovia se sumó a los Gobiernos de Estonia, Letonia y Lituania para limitar a casos humanitarios o de extrema necesidad y conveniencia la entrada de ciudadanos rusos.

En la entrevista, Grodecki subrayó que se proyecta "restringir aún más" estas medidas, si bien se llevarán a cabo de manera concertada con los países bálticos.

Kaliningrado, con salida al mar Báltico, pertenece a Rusia desde su anexión en 1945 tras la Segunda Guerra Mundial.

(c) Agencia EFE