Policía de Texas suspende a dos oficiales por respuesta a tiroteo de Uvalde

·2  min de lectura

Los Ángeles, 7 sep (EFE).- El Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) ha solicitado una investigación formal contra cinco de sus oficiales que respondieron al mortal tiroteo en la Escuela Primaria Robb, dos de los cuales ya fueron suspendidos, informaron medios locales.

Los nombres de los cinco oficiales, que estuvieron entre los casi 100 miembros del DPS que respondieron al tiroteo del 24 de mayo en la ciudad de Uvalde, fueron remitidos a la Oficina del Inspector General del Texas para que se inicie una investigación formal sobre sus acciones durante la tragedia, informó la televisora KVUE.

La Oficina del Inspector General determinará si los agentes infringieron las políticas establecidas por el DPS para responder a esta clase de incidentes.

Hasta el momento, dos de los cinco agentes han sido suspendidos con goce de sueldo a la espera del resultado de la investigación.

La respuesta de las autoridades a la tragedia, que se saldó con la muerte de 19 niños y dos maestras, originó fuertes críticas.

Un informe del Comité de Investigación de la Cámara de Representantes de Texas encontró que más de 370 agentes de corporaciones locales, estatales y federales respondieron al tiroteo pero tardaron más de una hora en confrontar y abatir al atacante, identificado como Salvador Ramos, 18 años.

El jefe de policía del Distrito Escolar de Uvalde, Pete Arredondo, fue despedido el pasado 25 de agosto por la deficiente respuesta al tiroteo al tratar a Ramos como un “sujeto atrincherado”.

El DPS publicó una declaración en julio pasado en la que se instruía a sus oficiales a tratar a cualquier persona que dispare un arma en una escuela como un "tirador activo hasta que sea neutralizado". Esa persona nunca puede ser tratada como un "sujeto atrincherado", recalcó la institución Steven McCraw, director del DPS, dijo ante un comité de la Cámara de Representantes de Texas que Arredondo tomó "decisiones terribles" mientras se producía la matanza.

Según McCraw, había suficientes policías para responder al tiroteo sólo tres minutos después de que Ramos entrara en la escuela.

(c) Agencia EFE