Anuncios

La Policía podrá participar sin uniforme en el desfile LGTBI en Sídney tras una polémica

Sídney (Australia), 28 feb (EFE).- La Policía australiana afirmó este miércoles que ha llegado a un acuerdo con los organizadores del desfile LGTBI del Mardi Gras este sábado en Sídney para poder participar sin uniforme, un día después del veto al cuerpo a raíz del polémico asesinato de una pareja gay por un policía.

"La junta directiva de Mardi Gras ha llegado a un acuerdo con la Polícía de NSW (estado de Nueva Gales del Sur) para participar en el desfile de este año. La Policía ha accedido a no llevar uniforme, en consideración con la sensibilidad general", indicó en un comunicado la comisionada de la Policía del estado, Karen Webb.

La jefa policial celebró que los policías puedan participar en el desfile el 2 de marzo como lo han estado haciendo los últimos 20 años y se comprometió a seguir estrechando lazos con la comunidad LGTBI.

Los organizadores del evento pidieron el lunes por la noche que la Policía no participara este año en el desfile tras la trágica muerte del expresentador de TV Jesse Baird y su novio Luke Davis, asesinados presuntamente por un agente policial la semana pasada.

Los responsables del Mardi Gras alegaron el impacto que los policías podían tener en la comunidad, aún traumatizada por el asesinato, aunque las autoridades defienden que no se trató de un crimen de odio sino de violencia doméstica, ya que el supuesto autor era supuestamente expareja de Baird.

La Policía indicó ayer que cree haber hallado los cadáveres del expresentador y su novio en una propiedad en la localidad de Bungonia, unos 185 kilómetros al suroeste de Sídney, tras varios días de intensa búsqueda.

Todo indica que se trata de los cadáveres de las víctimas, aunque aún deben ser identificados oficialmente.

En el marco de las investigaciones de este crimen que ha conmocionado a Australia, las autoridades acusaron el viernes pasado de los asesinatos al policía Beau Lamarre, de 28 años y quien se cree fue pareja de Baird, después de que el agente se entregara en una comisaría de Sídney.

La Policía cree que Lamarre mató el 19 de febrero con un arma de fuego a Baird y Davis en la casa del expresentador, una de las caras populares del canal australiano Network 10, en el suburbio de Paddington, al este de Sídney.

El propio Lamarre había participado previamente en representación de la policía en el desfile del Mardi Gras.

(c) Agencia EFE