Anuncios

La policía de Hong Kong vigila de cerca la primera protesta autorizada en años

Por Jessie Pang

HONG KONG, 26 mar (Reuters) - La policía de Hong Kong permitió el domingo una pequeña marcha de protesta bajo estrictas restricciones, en una de las primeras manifestaciones autorizadas desde la promulgación de una ley de seguridad nacional en 2020.

Varias docenas de manifestantes tuvieron que llevar cordones numerados y se les prohibió el uso de máscaras, mientras la policía vigilaba su marcha frente un proyecto de recuperación de tierras y tratamiento de basuras.

Los participantes corearon eslóganes frente el proyecto de recuperación mientras marchaban bajo la lluvia con pancartas en el distrito oriental de Tseung Kwan O, donde está previsto que se construya el proyecto.

Algunos también criticaron las restricciones impuestas a su protesta, que incluía un máximo de 100 participantes, según una carta de siete páginas de la policía a los organizadores vista por Reuters.

"Necesitamos una cultura de la protesta más libre", dijo James Ockenden, de 49 años, que marchaba con sus tres hijos. "Pero todo esto está preestablecido, y lo único que hace es destruir la cultura de la protesta, y seguro que hará que la gente deje de venir".

En respuesta a la protesta, la Oficina de Desarrollo de la ciudad declaró que el proyecto pretendía "apoyar las necesidades diarias de la comunidad". Afirmó que "respetaría el derecho a la libertad de expresión" y estudiaría la posibilidad de reducir la escala de la recuperación de tierras.

La policía concedió a los organizadores una carta de "no objeción" a condición de que garantizaran que la protesta no infringiría las leyes de seguridad nacional.

Los organizadores dijeron que hasta 50 personas participaron en la primera protesta autorizada por la policía de la ciudad en varios años. Posteriormente declararon a la prensa que unas 80 personas se sumaron a la marcha del domingo.

Las solicitudes para otras protestas, incluida una vigilia con velas el 4 de junio para conmemorar a las víctimas de la represión china de la plaza de Tiananmén en 1989, han sido denegadas por motivos relacionados con el COVID.

La última de las restricciones COVID de Hong Kong se suprimió este año, tras la decisión de China de poner fin a sus políticas de "cero COVID".

La Constitución de Hong Kong, la Ley Fundamental, garantiza el derecho de reunión pública.

Desde la ley de seguridad nacional impuesta por China, promulgada en junio de 2020 en respuesta a las prolongadas protestas prodemocráticas del año previo, las autoridades han reprimido las libertades y detenido a decenas de políticos y activistas de la oposición.

(Reporte adicional de Xie Yu, escrito por James Pomfret. Editado en español por Javier Leira)