Anuncios

La Policía de Francia detiene a un gurú del yoga en relación con una presunta trama de violación, trata de seres humanos y secuestro

(CNN) -- La Policía de Francia detuvo esta semana al gurú del yoga Gregorian Bivolaru y a otras 41 personas acusadas de secuestro, violación y trata de seres humanos.

Las presuntas víctimas eran atraídas con promesas de un despertar espiritual, solo para ser adoctrinadas y mentalmente manipuladas para mantener relaciones sexuales con Bivolaru, de 71 años, según una fuente judicial.

Bivolaru, sobre el que ya pesaba una orden de detención de Interpol, y los demás fueron detenidos el pasado martes en redadas en París y otras zonas de Francia.

Veintiséis presuntas víctimas vivían en condiciones "deplorables", según la fuente.

Bivolaru fundó una red llamada Movimiento para la Integración Espiritual en el Absoluto (MISA) en Rumanía en 1990, antes de que se diera a conocer internacionalmente como Atman, la Federación Internacional de Yoga y Meditación, según los fiscales franceses y un sitio web de Bivolaru.

MISA negó haber cometido delito alguno cuando CNN se puso en contacto con él para pedirle un comentario, y afirmó que Bivolaru no había fundado Atman ni enseñado yoga desde 1995.

Un comunicado atribuido a la junta de la Federación Atman, y publicado en el sitio web de Atman, calificó las detenciones de "caza de brujas calumniosa contra la espiritualidad genuina".

"La Federación Atman no es responsable ni rinde cuentas de la vida privada de los alumnos y profesores de las escuelas miembros", afirmaba el comunicado.

Un comunicado de prensa atribuido a la Escuela de Yoga MISA y también publicado en el sitio web de Atman describe la escuela francesa en el centro de las redadas como parte de la red Atman, pero una "entidad independiente, con su propia gestión y organización".

Un abogado del bufete que representa a Bivolaru declinó hacer comentarios cuando CNN se puso en contacto con él este viernes. Citando fuentes cercanas al caso, AFP informó de que Bivolaru y otros comparecieron ante el tribunal el pasado viernes. Una fuente dijo a AFP que Bivolaru dijo que era "víctima de un complot político".

El gurú del yoga Bikram Choudhury es acusado de agresión sexual y violación Un año de investigación

En julio de 2022, la Liga de Derechos Humanos, una organización no gubernamental (ONG) francesa, entregó informes de antiguos miembros de la organización a una agencia gubernamental que supervisa y analiza los movimientos de culto en Francia.

Al mes siguiente, la fiscalía de París remitió el caso a la Oficina Central para la Represión de la Violencia contra las Personas (OCRVP), un organismo gubernamental francés encargado de investigar los presuntos movimientos sectarios para ver si se ha cometido algún delito, dijo la fuente judicial.

Una fuente judicial dijo que "numerosas mujeres de distintas nacionalidades afirmaron haber sido víctimas de las actividades de la organización MISA y de su líder Gregorian B".

La fuente judicial añadió que la escuela atraía a las víctimas con el pretexto del tantra yoga, una rama del yoga basada en las tradiciones hindúes que se centra en el despertar de la espiritualidad a través de la sexualidad.

A continuación, según las presuntas víctimas, se las manipulaba mentalmente para que aceptaran "relaciones sexuales diseñadas para suprimir cualquier noción de consentimiento respecto a las relaciones sexuales", declaró la fuente judicial.

Según la fuente judicial, a las presuntas víctimas se les decía que el consentimiento era un reflejo del ego que les impedía alcanzar un estado de despertar espiritual.

Las víctimas afirmaron que se les animaba a "aceptar relaciones sexuales con el líder del grupo, y/o a suscribirse a prácticas pornográficas a cambio de una remuneración en Francia y en el extranjero", dijo la fuente judicial.

En julio de 2023 se abrió una investigación judicial sobre las acusaciones de abuso de personas vulnerables por parte de un miembro de una secta, secuestro, violación y trata de seres humanos.

Culminó con la operación a gran escala lanzada el martes, en la que participaron un total de 175 agentes de policía franceses en todo París y varias otras regiones, y en la que se detuvo a Bivolaru y a otras personas.

Veintiséis presuntas víctimas vivían en condiciones de hacinamiento y falta de higiene, según la fuente judicial.

"Dirigimos la investigación y llevamos a cabo la operación con refuerzos de la policía judicial", declaró a CNN un portavoz del OCRVP. El portavoz dijo que se allanaron ocho lugares.

Autoridades de Rumania incautan bienes de Andrew Tate por casi US$ 4 millones en una investigación de presunta trata de personas y violación Mentor espiritual

La red de escuelas de Bivolaru fue fundada en el país natal de Bivolaru, Rumanía, en 1990, se expandió posteriormente a países de Europa, Norteamérica, Sudamérica y Asia.

En su sitio web, MISA se describe como "la mayor escuela de yoga de Europa". Dice que Bivolaru cuenta con "conocimientos enciclopédicos" y una "enorme experiencia práctica". MISA se refiere a Bivolaru como el "mentor espiritual" de la escuela.

"Desde 1990, la Escuela de Yoga MISA ha abierto cursos de yoga en más de 250 ciudades de Rumanía y otros 33 países", afirma el sitio web, añadiendo que el número total de personas que han practicado en la escuela ronda las 35.000.

"Los instructores de yoga son seleccionados mediante exámenes teóricos y prácticos, y reciben una formación especial", añade.

Las acusaciones son solo las últimas de una serie de graves cargos contra Bivolaru.

Fue declarado culpable de violar a una menor en Rumanía en 2013 y condenado a seis años de prisión en rebeldía. Fue extraditado desde Francia tres años después, en 2016.

Sin embargo, solo cumplió un año y tres meses de su condena antes de huir de Rumanía en 2017 mientras estaba en libertad condicional, y reanudar sus prácticas como gurú del yoga.

También figura en la lista de "buscados" de Interpol por cargos penales de trata de seres humanos con agravantes en Finlandia, un delito castigado con 10 años de prisión.

 

-- Maya Szaniecki informa desde París y Sophie Tanno informa y escribe desde Londres.