Anuncios

La policía está por finalizar la investigación de la escena del crimen de los estudiantes de Idaho

La policía está por finalizar la investigación de la escena del crimen de los estudiantes de Idaho

La policía de Idaho concluirá la investigación en la casa donde cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho fueron brutalmente asesinados, a pesar de que el asesino sigue prófugo y los agentes no parecían estar más cerca de resolver el crimen.

Kaylee Goncalves (21), Madison Mogen (21), Xana Kernodle (20) e Ethan Chapin (20) fueron encontrados muertos a puñaladas dentro de una casa fuera del campus en Moscow, Idaho, el 13 de noviembre.

Las tres estudiantes vivían en la casa de tres pisos en King Road junto con otras dos compañeras de cuarto y Chapin iba a pasar la noche con su novia Kernodle.

Dos de las víctimas fueron encontradas en el tercer piso de la casa, y las otras dos en el segundo piso. Las otras dos compañeras de cuarto resultaron ilesas en el ataque y no parecen haber despertado durante los asesinatos.

Varios agentes describieron la escena del crimen como “sangrienta” y distinta a todo lo que habían visto antes, ya que cada víctima fue apuñalada varias veces con un cuchillo de hoja fija y se desangró en la casa.

Ahora, 17 días después de que inició la investigación, el asesino o los asesinos siguen prófugos sin que se haya identificado a ningún sospechoso, no ha habido arrestos y el arma homicida aún sigue desaparecida.

Las fuerzas del orden han sido objeto de escrutinio, ya que los aterrorizados estudiantes y residentes de la pequeña ciudad universitaria están atormentados por el temor de que el delincuente siga libre en la comunidad.

A pesar de la falta de avances en el caso, el director de comunicaciones de la policía estatal de Idaho, Aaron Snell, reveló que la investigación de la escena del crimen está por finalizar.

“La recolección de pruebas en la casa está llegando a su fin”, le dijo a Fox News Digital el lunes.

“Es una escena del crimen muy compleja y estamos realizando una investigación muy exhaustiva”.

Snell agregó que no sabe “cuál es la línea de tiempo” para dar de alta la investigación de la casa, diciendo: “Sé que hay conversaciones y discusiones sobre cómo puede funcionar eso. No estoy seguro de cuándo”.

El martes, la policía confiscó cinco autos afuera de la casa, algunos de los cuales se cree que pertenecen a las víctimas.

Una grúa retiró los vehículos del exterior de la propiedad en King Road el martes y los llevó a “un lugar de almacenamiento a largo plazo más seguro para seguir procesando evidencia” informó el Departamento de Policía de Moscow.

Dos coches y un vehículo de la policía frente a la casa donde fueron asesinados cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho el 13 de noviembre. El 19 de noviembre, la policía confiscó cinco coches cerca del lugar de los hechos (KTVB)
Dos coches y un vehículo de la policía frente a la casa donde fueron asesinados cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho el 13 de noviembre. El 19 de noviembre, la policía confiscó cinco coches cerca del lugar de los hechos (KTVB)

“Hoy, como parte de la investigación de homicidio en curso y la orden de allanamiento original, habrá un aumento en la actividad de detectives y grúas en el lugar a medida que los investigadores mueven cinco vehículos desde el perímetro policial a un lugar de almacenamiento a largo plazo más seguro para seguir procesando evidencia”, anunció el departamento en un comunicado.

A pesar de trabajar día y noche para tratar de resolver el caso, los investigadores siguen desconcertados.

El fiscal del condado de Latah, Bill Thompson, le dijo a NewsNation el martes que la policía todavía no tiene ningún sospechoso en su radar, y admitió que atrapar al asesino “podría” tardar cierto tiempo.

“Creo que es justo decir que ha habido personas de interés para los investigadores y han podido exonerar a todas las que han identificado hasta ahora. Quizá exonerar no sea la mejor palabra. Pero han podido desestimarlas como un sospechoso real”, dijo.

“Y no tenemos el nombre de una persona o personas que sean sospechosos reales. Eso es en lo que se están enfocando todavía”.

“No tengo conocimiento de ninguna persona con un nombre en la que nos estemos enfocando, en la que los investigadores se estén enfocando”.

Añadió que “podría” pasar cierto tiempo antes de que se resuelva el caso, “o podría resolverse en cualquier momento”.

Esta admisión no será una buena noticia para las familias de las víctimas o para los aterrorizados estudiantes y residentes locales de Moscow, que viven con el temor de que el asesino pueda estar caminando entre ellos.

El miércoles se llevarán a cabo vigilias en honor a las cuatro víctimas en los campus universitarios y se ha expresado la preocupación de que el responsable podría estar entre los asistentes.

Snell afirmó que los agentes estaban al tanto de estas preocupaciones y dijo: “Entendemos que hay preocupación y miedo en la comunidad. Lo que puedo decir es que nuestros detectives están haciendo un máximo esfuerzo”.

El padre de Goncalves reveló que su familia tenía miedo de celebrar un funeral para su hija por temor a que el asesino asistiera.

Steve Goncalves le dijo a Good Morning America de ABC el martes en la mañana que “el mayor temor de mi esposa, parte de la razón por la que no hicimos un funeral, es porque no se le pudo garantizar que ese monstruo no iba a estar allí”.

En la ciudad universitaria notoriamente segura, ha habido un aumento en las llamadas al 911 después de los asesinatos. Los residentes aterrorizados han reportado múltiples avistamientos de “personas sospechosas” así como incidentes alrededor de la ciudad.

Se cree que las cuatro víctimas fueron asesinadas a puñaladas en sus camas alrededor de las 3 am o 4 am del 13 de noviembre con un cuchillo de hoja fija, dijo la policía. No hubo signos de agresión sexual en ninguna de las víctimas y el arma homicida no ha sido recuperada.

Dos de las víctimas fueron encontradas en el segundo piso y dos en el tercer piso de la casa.

Kaylee Goncalves (21), Madison Mogen (21), Xana Kernodle (20) e Ethan Chapin (20) fueron encontrados apuñalados en el interior de una casa fuera del campus en Moscow, Idaho (Fotos suministradas)
Kaylee Goncalves (21), Madison Mogen (21), Xana Kernodle (20) e Ethan Chapin (20) fueron encontrados apuñalados en el interior de una casa fuera del campus en Moscow, Idaho (Fotos suministradas)

Kernodle y Chapin estaban juntos en una fiesta de hermandad en la casa de Sigma Chi y regresaron a la casa alrededor de la 1:45 am.

Goncalves y Mogen habían pasado la noche en el bar The Corner Club en el centro de Moscow, antes de detenerse en un camión de comida y luego regresar a casa desde una “fiesta privada”.

Los investigadores dijeron anteriormente que las dos mejores amigas también llegaron a casa alrededor de la 1:45 am, pero, citando “evidencia digital”, actualizaron la cronología el domingo para revelar que llegaron a la propiedad alrededor de la 1:56 am.

Las dos compañeras de habitación sobrevivientes también habían salido esa noche y llegaron a casa alrededor de la 1 am, dijo la policía. Se cree que las dos mujeres, que vivían en habitaciones en el primer piso de la casa, durmieron durante los brutales asesinatos y resultaron ilesas.

La horrible escena del crimen pasó desapercibida durante varias horas más, y la policía recibió una llamada al 911 a las 11:58 am del domingo, para reportar a un “individuo inconsciente” en el domicilio.

Las otras dos compañeras de habitación habían llamado primero a unos amigos para que acudieran a la casa porque creían que una de las víctimas del segundo piso estaba inconsciente y no se despertaba. Cuando los amigos llegaron, se hizo una llamada al 911 desde el teléfono de una de las inquilinas sobrevivientes.

La policía llegó al lugar y encontró a las cuatro víctimas muertas por múltiples puñaladas.

Si bien los investigadores aún no han identificado a ningún sospechoso, descartaron a varias personas: las dos compañeras de casa sobrevivientes, el hombre que fue captado en cámara con Mogen y Goncalves en un camión de comida en el centro de la ciudad antes de regresar a casa la noche de los asesinatos, la persona que llevó a Mogen y Goncalves a casa desde el camión de comida, el exnovio de mucho tiempo de Goncalves y los amigos que estaban en la casa cuando se hizo la llamada al 911.

Traducción de Michelle Padilla