Policía de Boca Ratón renueva programa de reconocimiento facial

·6  min de lectura
John McCall/South Florida Sun Sentinel/TNS

La ciudad de Boca Raton está permitiendo que su fuerza policial participe en un programa estatal de reconocimiento facial, uniéndose a cientos de comunidades en Florida que emplean la controvertida tecnología de lucha contra el crimen.

El Concejo Municipal aprobó por unanimidad la renovación de la asociación con la Oficina del Sheriff del Condado de Pinellas, que, según datos del FBI, mantiene una base de datos que se basa en más de 38 millones de fotos de licencias de conducir, fotos policiales e imágenes tomadas o proporcionadas a las fuerzas del orden de las imágenes de seguridad. El Departamento de Policía de Boca Raton ha participado en el programa desde 2019, dijo el jueves un portavoz del departamento.

La mayoría de las principales agencias de aplicación de la ley en el sur de Florida actualmente utilizan tecnología de reconocimiento facial. “Esencialmente, este sistema es una herramienta de comparación facial o biométrica que se utiliza para ayudar a obtener pistas de investigación mediante la identificación de personas de interés para las fuerzas del orden”, según un memorando de la ciudad, que agregó que participar no le costaría dinero a la ciudad.

El uso de la tecnología de reconocimiento facial ha atraído el escrutinio de los defensores de las libertades civiles y los expertos en derecho constitucional, quienes han advertido durante mucho tiempo sobre las preocupaciones sobre la privacidad, así como sobre la posibilidad de identidades erróneas y abuso de la tecnología.

La renovación entraría en vigor en junio. La policía de Boca Ratón dijo que primero está revisando la política de su agencia sobre el uso de la tecnología de reconocimiento facial, señalando cómo existen limitaciones en la forma en que se usa el programa. Esa política debe finalizarse y enviarse a la Oficina del Sheriff del Condado de Pinellas dentro de los 90 días, según los términos de la asociación.

“Se está ejecutando un nuevo acuerdo de usuario con el condado de Pinellas”, según un comunicado del departamento de policía. “A la luz de esto, estamos revisando nuestra política”.

La política actual de la policía de Boca Raton para el uso de tecnología de reconocimiento facial — que se actualizó por última vez en septiembre de 2020 — dijo, en parte, que no es un sistema de vigilancia en tiempo real. Dijo que las imágenes en la base de datos se obtienen “estrictamente” de las fotos de la cárcel y las fotos de la licencia de conducir, y también que una identificación a través del reconocimiento facial requiere una investigación adicional.

La política preexistente del departamento no tiene una disposición que prohíba los registros de personas que participen en protestas pacíficas. Pero el departamento, en una declaración reciente, llamó la atención sobre los términos del nuevo acuerdo: “Según el acuerdo de usuario actual y nuevo, no podemos usar información personal para identificar a personas involucradas en libertad de expresión política, religiosa u otra libertad de expresión protegida. Respecto a otras búsquedas que se han hecho, no tenemos acceso para buscar en la base de datos. El condado de Pinellas mantiene la base de datos”.

¿Cómo se utiliza la tecnología?

La base de datos del condado de Pinellas se inició hace dos décadas y el uso de dicha tecnología ha crecido entre las agencias policiales locales y federales.

En 2015, había 230 agencias locales en Florida participando en el programa. El año pasado, fueron 269, más 20 agencias federales adicionales, incluidos el FBI y el ICE, según informes anteriores del Sun Sentinel. El número de agencias participantes ha fluctuado.

Más recientemente, la Oficina del Sheriff del Condado de Pinellas dijo que 263 agencias tienen acceso a él.

Preocupaciones por imágenes

No existen regulaciones federales sobre el uso del reconocimiento facial, y Chad Marlow, asesor principal de políticas de American Civil Liberties Union, dijo que eso ha llevado a una “historia de dos respuestas”.

Varios gobiernos estatales y locales, así como empresas privadas, han tomado “medidas enérgicas para restringir drásticamente o prohibir por completo el uso de tecnologías de reconocimiento facial a la luz de la abrumadora evidencia de los problemas que existen”, dijo.

La preocupación por la falta de supervisión ha llevado a más de 20 municipios desde San Francisco hasta Jackson, Mississippi, a prohibir su uso por parte de los gobiernos y la policía.

Empresas tecnológicas como Amazon y Microsoft han anunciado moratorias en la venta de su software de reconocimiento facial a las fuerzas del orden.

Marlow expresó su preocupación sobre el uso más amplio de la tecnología y los problemas que podría plantear. “Se puede volver contra los manifestantes pacíficos, lo que puede tener un efecto escalofriante al desalentar a las personas de ejercer su derecho a protestar según la Primera Enmienda porque no quieren terminar en una lista de vigilancia de la policía, lo que absolutamente sucede”.

El año pasado, el Sun Sentinel y el Pulitzer Center realizaron dos investigaciones sobre el uso de la tecnología de reconocimiento facial por parte de las fuerzas del orden locales y descubrieron que se usaba en manifestantes pacíficos y se dirigía desproporcionadamente a las personas de color. Y un informe de 2016 del Tampa Bay Times sobre la tecnología advirtió que la base de datos podría producir resultados defectuosos, estaba “madura para el mal uso y el abuso” y tenía poca o ninguna supervisión.

La policía de Boca Raton y al menos otras dos agencias — la Oficina del Sheriff de Broward y el departamento de policía de Fort Lauderdale — habían presentado más de una docena de imágenes que hacían referencia a protestas o manifestantes para el reconocimiento facial, pero no delitos, según un informe de junio de 2021 del Sun Sentinel.

En ese momento, la policía de Boca Raton dijo que estaba respondiendo a publicaciones en las redes sociales, que según la policía llamaban a disturbios o saqueos en el Town Center Mall. Las protestas en Boca resultaron pacíficas, pero la policía dijo que no obtuvo ninguna pista al revisar las fotos de las redes sociales en la base de datos. “Según nuestra investigación, no parece que haya coincidencias”, dijo el año pasado Jessica Desir, portavoz de la policía de Boca Raton.

Según el nuevo acuerdo, la Oficina del Sheriff del Condado de Pinellas “otorgará acceso y pondrá la información a disposición” de la policía para “realizar búsquedas automatizadas de reconocimiento facial y comparaciones de imágenes faciales a través del Sistema de Análisis, Comparación y Examen de Rostros Siguiente (FACESNXT, siglas en inglés).”

A medida que el programa ha crecido, la Oficina del Sheriff del Condado de Pinellas dijo que ha implementado salvaguardas.

“Todas las agencias que solicitan acceso deben tener establecida una política de uso de reconocimiento facial”, dijo la sargento del Sheriff del condado de Pinellas, Amanda Sinni. “Las auditorías se llevan a cabo de manera regular que requieren justificación para el uso legítimo de las fuerzas del orden público y los informes de auditoría se envían a las agencias asociadas para su revisión”.

Aclaración: una versión anterior de este artículo de noticias dio una descripción incompleta de la participación del Departamento de Policía de Boca Ratón en un programa de reconocimiento facial. Un portavoz de la policía dijo que el departamento ha participado en el programa desde 2019 y que el Concejo Municipal aprobó recientemente su participación continua.

Puede contactar a Austen Erblat en aerblat@sunsentinel.com, 954-599-8709 o en Twitter @AustenErblat.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.