Policía arresta a sospechoso en caso de homicidios en Idaho

Fotografía proporcionada por la prisión del condado Monroe, Pensilvania, de Bryan Kohberger. (Monroe County (Pa.) Correctional Facility vía AP) (ASSOCIATED PRESS)

HARRISBURG, Pensilvania, EE.UU. (AP) — Las autoridades en Pensilvania arrestaron a un sospechoso por la muerte de cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho que fueron asesinados a puñaladas en sus camas hace más de un mes, informó el viernes un funcionario de la ley.

En un principio, los asesinatos desconcertaron a las fuerzas del orden y conmocionaron a la pequeña ciudad de Moscow, en Idaho, una comunidad agrícola de unos 25.000 habitantes en la que no se había producido un asesinato desde hacía cinco años. El temor de que se repitiera un ataque llevó a casi la mitad de los más de 11.000 estudiantes de la Universidad de Idaho a abandonar la ciudad y optar por tomar clases en línea.

Los documentos judiciales presentados en la corte del condado de Monroe indican que Bryan Christopher Kohberger, de 28 años, estaba detenido para ser trasladado a Idaho debido a una orden de arresto por homicidio doloso.

Un policía confirmó el arresto a The Associated Press bajo condición de anonimato porque no podía hablar públicamente detalles de la investigación antes del anuncio formal.

Un estudiante de doctorado con el mismo nombre figura en el Departamento de Justicia Penal y Criminología de la Universidad Estatal de Washington (WSU), que está a poca distancia de la Universidad de Idaho. Se dejaron mensajes en busca de más información de parte de la WSU.

Los estudiantes de Idaho —Kaylee Goncalves, Madison Mogen, Xana Kernodle y Ethan Chapin— fueron asesinados a cuchilladas en una casa alquilada cerca del campus en algún momento de la madrugada del 13 de noviembre. Durante semanas los investigadores no lograron identificar a un sospechoso ni ubicar el arma homicida.

Pero el caso trascendió después de que las fuerzas del orden pidieron ayuda a la ciudadanía para encontrar un sedán blanco visto cerca de la casa alrededor de la hora de los homicidios. El Departamento de Policía de Moscow hizo la petición el 7 de diciembre y al día siguiente tuvo que dirigir las llamadas a un centro especial del FBI, debido a la gran cantidad de llamadas entrantes.

Goncalves, de 21 años y residente de Rathdrum, Idaho; Mogen, de 21 años de Coeur d’Alene, Idaho; Kernodle, de 20 años de Post Falls, Idaho; y Chapin, de 20 años de Mount Vernon, Washington, eran amigos cercanos. Mogen, Goncalves y Kernodle vivían en la casa alquilada de tres pisos con otros dos compañeros. Kernodle y Chapin eran pareja y él estaba de visita en la casa esa noche.

Las autopsias demostraron que probablemente los cuatro dormían cuando fueron atacados. Algunos tenían heridas por intentar defenderse y todos fueron apuñalados varias veces. No había señales de agresión sexual, afirmó la policía.

___

Boone reportó desde Boise, Idaho y Balsamo desde Washington. La periodista Rhonda Shafner contribuyó desde Nueva York y Mark Scolforo desde Harrisburg, Pensilvania.