Anuncios

Plaza financiera de Argentina se reacomoda a días de asunción presidencial de libertario Milei

Peatones pasan junto a un hombre durmiendo en la calle, en el distrito financiero de Buenos Aires

BUENOS AIRES, 4 dic (Reuters) -Los mercados financieros de Argentina operaron con dispares tendencias el lunes ante reacomodamientos de posiciones a pocos días de un recambio presidencial donde el libertario Javier Milei tomará el poder política y económico del país.

Milei, un economista de ultraderecha prometió en su campaña un fuerte recorte del gasto público, un achicamiento del Estado, la liberación del mercado de cambios, la dolarización de la economía, la eliminación del banco central (BCRA) y una baja en la tasa de inflación, entre otros puntos.

El extitular del ministerio de Hacienda y expresidente del BCRA, Luis Caputo, será el nuevo ministro de Economía, al tiempo que ahora la atención se centra en la designación del presidente de la autoridad monetaria.

"Faltan definiciones sobre los nombres que acompañarán a Caputo en el Ministerio y quién presidirá el BCRA y cómo se conformará el directorio", dijo la consultora EcoGo.

"Fundamentalmente falta información sobre la calibración del programa: salto devaluatorio y esquema cambiario posterior ¿crawling, ancla?, tasa de interés, esquema de manejo de los pasivos remunerados del BCRA y sobre todo cual es la señal fiscal y la gobernabilidad detrás de esa señal fiscal en un contexto de cambio en los precios relativos", explicó.

Ante un panorama económico incierto, el índice accionario S&P Merval cayó un 2,84% ante toma de ganancias luego de acumular en lo que va del año un salto superior al 330% en moneda local y más de 60% en dólares.

Por su parte, los bonos soberanos en la plaza extrabursátil subieron un 0,9% con un riesgo país mejorado cotizando a 1.948 unidades según el banco JP.Morgan hacia las 2000 GMT.

Con la asunción del nuevo Gobierno el domingo venidero, las miradas están puestas en el rumbo que tomará el mercado cambiario, el nivel de devaluación que muestre la moneda el próximo lunes y de qué manera se modificarán los actuales controles.

En medio de un estricto control cambiario el peso mayorista se depreció un 0,41% a 362,60 por dólar, al tiempo que en la plaza informal o 'blue' mejoró a la zona de las 930 unidades.

"Aunque haya mercado cambiario desdoblado a partir del 11 de diciembre, no existen instrumentos para fijar el tipo de cambio oficial en alguna paridad que pueda cumplir el rol de ancla", dijo la Fundación Mediterránea.

"Inicialmente, el test para el régimen cambiario adoptado será su capacidad de lograr una secuencia prolongada de saldos netos favorables al BCRA en las operaciones de compra-venta (de dólares). Así, el nivel del tipo de cambio oficial se estaría moviendo día a día en función de ese objetivo", estimó.

El BCRA debió desprenderse de unos 85 millones de dólares de sus reservas para atender la demanda genuina del mercado, ante la queja de importadores por tener casi cortado el acceso a fondos.

La alta inflación que podría rondar el 180% este año es uno de los principales desafíos del nuevo Gobierno. Analistas privados estiman que el costo de vida se habría acelerado en noviembre volviendo a los dos dígitos.

"Eliminando todos los controles de precios y regulados. Saliendo a un tipo de cambio único. Con un banco central independiente que no financie al Estado. Quitando los subsidios a las tarifas de servicios públicos a los que pueden pagar. Recién el segundo semestre (2024) empezará a bajar la inflación y recuperarse la economía", estimó Aldo Abram de la Fundación Libertad y Progreso.

"Si se siguen haciendo las reformas, luego la mejora se acelerará", señaló.

(Reporte de Walter Bianchi;Con la colaboración de Hernán NessiEditado por Jorge Otaola)