Anuncios

La Plata: se fueron de vacaciones y al volver encontraron que una familia les había usurpado la casa

La casa usurpada en La Plata
La casa usurpada en La Plata - Créditos: @Gentileza

Una familia de La Plata vivió una pesadilla al llegar de sus vacaciones en el sur: se encontraron con que otro grupo familiar había usurpado su casa. Tras las debidas denuncias, pudieron recuperarlo a los cuatro días.

Ramiro y sus familiares se fueron a pasar año nuevo y unas semanas de vacaciones a Chubut el 29 de diciembre. Tras el descanso, volvieron el sábado 28 de enero a su hogar del barrio platense de San Carlos, sobre la calle 133 entre 40 y 41. Pero al llegar no pudieron entrar: se dieron cuenta de que la cerradura de la puerta era otra.

“Intento entrar con mi llave y veo el picaporte nuevo. Como no puedo entrar, golpeo con fuerza la puerta y escucho que desde adentro me preguntan ‘quién es’ y yo, sacado, le grito: ‘Soy el dueño de la casa, quién sos vos’. Me dice que va a llamar a la Policía entonces le contesto ‘no, yo voy a llamar a la Policía’”, contó Ramiro a A24 y exclamó: “Todavía no caigo ni puedo salir del asombro”.

El hombre explicó que tras ello llamó a las autoridades y que asistieron al lugar cuatro patrulleros que al ponerse al tanto de la situación, y al ver que en la vivienda había una pareja con un niño, le recomendó hacer la denuncia pertinente.

Un policía palmeó y salió un hombre de unos 30 años, después una mujer. Yo me aparté de la bronca que tenía, porque no respondía de mí mismo si lo tenía enfrente”, dijo. La familia usurpadora explicó que había señado la propiedad para comprarla de buena fe hacía unos días. De hecho, la pareja que tomó la casa aseguró que una inmobiliaria los habría estafado porque cuando hicieron la operación no sabían que tenía dueño, de acuerdo con lo indicado por los medios locales.

Por su parte Ramiro explicó que hizo las debidas denuncias y una presentación en la fiscalía de la zona para poder recuperar su casa. Además, dijo que los vecinos del barrio lo conocen desde 2018 y que es titular de la casa desde febrero de 2021.

Luego de cuatro días, y tras 48 horas de que la Justicia investigara los papeles de la propiedad, se emitió una orden de desalojo que se hizo efectiva finalmente el miércoles, fecha en que Ramiro y su familia pudieron recuperar su hogar.