‘Nuestro plan podría haber salido bien’: Cómo el dinero de FPL financió secretamente un aguafiestas contra Levine Cava

·19  min de lectura

Johnathan Burke necesitaba ayuda.

Era el día antes de unas elecciones que enfrentaban a Burke —un candidato primerizo de 33 años que había dado un giro a su vida tras varios arrestos— contra la titular Daniella Levine Cava por el puesto que ocupaba en la Comisión de Miami-Dade.

“Mañana es el día y me gustaría llevar a gente a las urnas para que me represente”, escribió Burke en un mensaje de texto enviado a su poderoso asesor político Jeff Pitts el 27 de agosto de 2018. “Por favor, contácteme lo antes posible”.

Pero Pitts no respondió al mensaje. La ayuda nunca llegó.

Aunque Burke terminó en último lugar en la contienda de tres candidatos, sus esfuerzos todavía se consideraron un éxito, según una métrica al menos. A los ojos de sus padrinos políticos, Burke no necesitaba ganar.

Todo lo que tenía que hacer era quitarle votos a Levine Cava, una compañera demócrata y ecologista progresista con aspiraciones a la alcaldía que se había enfrentado a uno de los mayores clientes de Pitts: Florida Power & Light (FPL).

Pitts no se limitaba a asesorar a Burke: él y un equipo de asesores financiaban a su candidato con fondos proporcionados por FPL; en un momento dado cubría el salario de Burke de $60,000 y pagaba el alquiler de una casa de $2,300 al mes en el Distrito 8 de Miami-Dade, según registros financieros internos, correos electrónicos y mensajes de texto obtenidos por el Miami Herald, junto con entrevistas y documentos proporcionados por otras personas de la órbita de Burke.

La empresa de consultoría política de Pitts fue un conducto para los millones gastados en secreto por FPL en las contiendas políticas desde 2018, muestran los registros.

El plan en este caso era usar a Burke para restarle votos a Levine Cava, quien se había enfrentado a la FPL por su planta de energía nuclear en Turkey Point, y forzarla a una segunda ronda contra su principal oponente, el republicano Gus Barreiro, sugiere un mensaje de texto filtrado.

No funcionó, pero no fue culpa de Burke. En la contienda oficialmente no partidista, el desconocido Burke obtuvo un impresionante 17% de los votos, mientras que Barreiro, ex legislador estatal, solo consiguió 22%. Eso significó que Levine Cava evitó la segunda ronda y ganó el escaño, una victoria que la impulsaría a la alcaldía dos años después.

“Es un número de votos respetable para JB”, escribió la consultora política Abigail MacIver a Pitts, su jefe, en un mensaje de texto del día de las elecciones. “Si Barreiro hubiera hecho un trabajo decente, nuestro plan podría haber dado resultado”.

?
?

Pitts, entonces presidente ejecutivo de la empresa de asesoría política Matrix, con sede en Alabama, intentó ayudar a Burke de otras maneras también.

Los documentos muestran que Matrix canalizó de forma encubierta el dinero de FPL a PDG Strategies, una empresa de estrategia política con sede en Washington DC contratada para asesorar la campaña de Burke. Los pagos nunca fueron revelados públicamente, en aparente violación de las leyes estatales de financiación de campañas, según cuatro expertos entrevistados por el Herald.

FPL dijo que no tuvo constancia de las transacciones financieras ni de las comunicaciones que figuran en los documentos filtrados al Herald sobre Burke y puso en duda que fueran auténticas.

David Reuter, un portavoz de FPL, se negó a comentar sobre el esfuerzo de 2018 contra Levine Cava. “No vamos a comentar sobre documentos que pudieran ser fácilmente falsificados y creados en unas pocas horas en una computadora”, escribió Reuter en un correo electrónico.

Un abogado de Pitts dijo que los registros eran “falsos y engañosos”.

En el último año, un flujo de documentos enviados al Herald y otras organizaciones de noticias por fuentes anónimas han expuesto los esfuerzos de Pitts y su equipo para manipular la política de la Florida para beneficiar a su cliente, FPL.

Como comisionada del Condado Miami-Dade, Daniella Levine Cava se enfrentó a Florida Power & Light por su planta de energía nuclear en Turkey Point, en la Bahía de Biscayne. En 2018, publicó un artículo de opinión en el Miami Herald en el que criticaba a la empresa de servicios públicos por su plan de usar aguas residuales tratadas para refrescar los problemáticos canales de refrigeración de la central nuclear de FPL.
Como comisionada del Condado Miami-Dade, Daniella Levine Cava se enfrentó a Florida Power & Light por su planta de energía nuclear en Turkey Point, en la Bahía de Biscayne. En 2018, publicó un artículo de opinión en el Miami Herald en el que criticaba a la empresa de servicios públicos por su plan de usar aguas residuales tratadas para refrescar los problemáticos canales de refrigeración de la central nuclear de FPL.

Los registros no muestran que algún ejecutivo de FPL tuviera conocimiento o estuviera involucrado en la campaña de Burke. Tampoco muestran que Burke estuviera al tanto de las contribuciones financieras de la empresa de servicios públicos a él y a su campaña.

Pero sí demuestran que Pitts estaba en contacto frecuente con el presidente ejecutivo de FPL, Eric Silagy, y su adjunto, Daniel Martell, sobre los detalles de las estrategias de Matrix para influir secretamente en las elecciones. En un correo electrónico de 2019, Silagy ordenó a su equipo que convirtiera la vida en un “infierno” para un senador estatal que había criticado a la empresa de servicios públicos y que más tarde perdería unas elecciones por un estrecho margen, lo que en última instancia condujo a la presentación de cargos penales contra dos personas acusadas de tratar de amañar esa contienda con un candidato aguafiestas.

La elaborada operación de Matrix y FPL se basó en una red de organizaciones sin ánimo de lucro secretas, consultores de fuera del estado y empresas ficticias para evitar que la mayor compañía eléctrica del país fuera revelada como fuente de millones de dólares en fondos políticos. Un artículo reciente basado en los documentos muestra que el dinero de FPL se usó secretamente para financiar a un candidato aguafiestas que se oponía en una contienda para el Senado en el área de Gainesville y para financiar un sitio web de noticias supuestamente independiente que atacaba a los críticos de la compañía eléctrica. FPL también estuvo involucrada en la contratación de investigadores privados que siguieron a un periodista, según el Florida Times-Union.

?
?

Aunque el gobernador Ron DeSantis anunció la semana pasada el arresto de 20 floridanos acusados de votar ilegalmente, su administración no ha dado ningún indicio de que esté investigando las actividades políticas de Matrix y FPL, que fueron sacadas a la luz por el Orlando Sentinel.

John Jiménez, ex supervisor de Corrupción Pública en la oficina del FBI en Miami, revisó los documentos sobre Burke para el Herald y dijo que justificaban una investigación penal.

“Ciertamente parece haber infracciones de la ley de financiación de campañas”, dijo.

La estrategia de la campaña de Burke fue expuesta por el asesor de PDG Strategies Richard McDaniel en un memorando escrito semanas antes de las elecciones de 2018.

“Nuestro mayor activo es la biografía del candidato”, escribió McDaniel en un memorando del 9 de julio de 2018 dirigido a Burke y otro asesor político. “[Burke] tiene una historia convincente que resonó con un grupo demográfico objetivo y también ayudará a persuadir a los electores”.

Además de ser demócrata, Burke era el único candidato negro en la contienda por el Distrito 8, lo que lo hacía atractivo para electores clave para la base política de Levine Cava.

Al menos otros tres planes electorales vinculados a Matrix consistían en alejar a los electores negros de los candidatos demócratas que amenazaban a republicanos afines a la FPL.

Los pagos vinculados a Burke y a sus asesores de campaña están detallados en dos libros de contabilidad, cuyas copias fueron filtradas al Herald por una fuente anónima. Los libros de contabilidad muestran cómo Matrix desembolsó el dinero de la FPL por el trabajo realizado durante el ciclo electoral de 2018, incluidos pagos a varias empresas y organizaciones sin fines de lucro involucradas en las campañas de mensajes de medios y las elecciones estatales y locales.

Los libros de contabilidad muestran que Matrix envió más de $120,000 a Tarella, una compañía con sede en Alabama que pagó a Burke un salario anual de $60,000 en 2017, según la declaración financiera que presentó para la contienda para la comisión del condado. Tarella también acordó pagar el alquiler mensual de Burke de $2,300 por una casa de cuatro recámaras en Cutler Bay a partir de 2017, según una carta que la compañía envió a su propietario. Tarella, una empresa de comunicaciones e investigación de políticas públicas, estaba inscrita a nombre de un ex cabildero de Matrix que trabajaba con Pitts.

Varios de los pagos a Tarella están marcados como “Elección de Miami Dade” o “Comisión del Condado”.

Burke, ahora de 37 años, no respondió a las repetidas solicitudes de comentarios. Le dijo al Herald en 2018 que hizo “investigación legal” para Tarella.

Además de los pagos de Tarella, Matrix envió a PDG Strategies $12,000 de fondos de FPL para que fuera asedor en la campaña de Burke.

?
?

Kevin Harris, un ex ejecutivo de PDG que respondió a una pregunta del Herald hecha a la oficina principal de la firma, confirmó que Matrix pagó a PDG para trabajar en la campaña de Burke. Dijo que le sorprendía que la campaña de Burke nunca hiciera pública la información, como exige la ley estatal.

“Si no figuramos en los gastos de la campaña de Burke, no tengo ni idea de porqué, porque sin duda estábamos trabajando en esa campaña”, dijo Harris, que ahora es ejecutivo de Mosaic Communications en West Palm Beach.

El tesorero de la campaña de Burke, el abogado Jason Blank, dijo que Pitts y Matrix nunca le dijeron que habían contratado a PDG. Dijo que habría informado de la contribución si hubiera sido informado.

La ley estatal de financiación de campañas exige que todas las contribuciones y gastos de campaña sean declarados por la campaña. También hay un límite de $1,000 por donante para las contribuciones de campaña en las elecciones locales.

Los libros de contabilidad filtrados al Herald fueron descubiertos en un servidor interno de Matrix, según el fundador de Matrix, Joe Perkins, que dice que Pitts se puso a trabajar en nombre de FPL sin su conocimiento.

(Pitts y Perkins se han demandado mutuamente).

“Salieron y crearon un negocio paralelo con libros separados y usaron nuestros recursos”, dijo Perkins al Herald. “Lo hicieron en gran parte porque sabían que si me enteraba de lo que estaban haciendo, les pondría un alto”.

Eric Silagy, presidente ejecutivo de Florida Power & Light, se comunicaba regularmente con los ejecutivos de Matrix, la empresa de consultoría política de la empresa de servicios públicos con sede en Alabama, a menudo a través de direcciones de correo electrónico privadas o con seudónimo, en lugar de su cuenta corporativa.
Eric Silagy, presidente ejecutivo de Florida Power & Light, se comunicaba regularmente con los ejecutivos de Matrix, la empresa de consultoría política de la empresa de servicios públicos con sede en Alabama, a menudo a través de direcciones de correo electrónico privadas o con seudónimo, en lugar de su cuenta corporativa.

El Herald corroboró algunos de los gastos que figuran en el libro de contabilidad con otros documentos y fuentes.

Los portavoces de FPL y Pitts han cuestionado la veracidad de los libros de contabilidad. FPL dice que no tiene constancia de haber pagado nunca a Tarella, que aparece en los libros de contabilidad como “T Corp”, una abreviatura que la empresa usa en su dirección de correo electrónico corporativa.

Reuter, el portavoz de FPL, calificó el libro de contabilidad de “falso” y dijo que la empresa de servicios públicos tampoco tenía constancia de haber pagado a PDG, ni directa ni indirectamente.

Pitts, quien fundó su propia empresa de asesoría en 2020, negó haber actuado mal, pero no explicó por qué Matrix nunca informó de los pagos que hizo a PDG.

“Cada semana Joe Perkins filtra información falsa y engañosa a los medios de comunicación de la Florida en su constante intento de amenazar e intimidar a su ex empleado, Jeff Pitts”, dijo Jesse Dreicer, abogado de Pitts.

“El señor Perkins está usando a sus ex empleados como chivos expiatorios”.

Perkins dice que no es la fuente de las filtraciones.

No hay registros que indiquen que Barreiro, el candidato republicano en la contienda para la comisión en 2018, tuviera conocimiento de los roles de FPL o Matrix. Barreiro murió al año siguiente.

Una vez que Levine Cava se convirtió en alcaldesa —la primera demócrata en ocupar el cargo en 16 años—, la empresa de servicios públicos tuvo que hacer las paces.

Y así, los ejecutivos de FPL se sentaron con Levine Cava después de que un artículo del Sentinel reveló a finales del año pasado la participación de Matrix en un sitio web llamado Keeping up with Cava. El portal digital la había atacado durante la contienda de 2018 como una millonaria desconectada.

Daniella Levine Cava se convirtió en alcaldesa del Condado Miami-Dade en 2020 tras postularse como una ecologista progresista y chocar con FPL.
Daniella Levine Cava se convirtió en alcaldesa del Condado Miami-Dade en 2020 tras postularse como una ecologista progresista y chocar con FPL.

Durante la cena en Caffe Abbracci un lunes por la noche en enero, Levine Cava dijo que el presidente ejecutivo Silagy y Pam Rauch, vicepresidente de FPL de relaciones gubernamentales, se mostraron arrepentidos. (Levine Cava y los ejecutivos se repartieron la cuenta, dijo la alcaldesa).

“Se disculparon por lo que se pudieran haber hecho [y dijeron] que no fue hecho directamente por ellos”, recordó Levine Cava.

Pero Silagy y Rauch habían expresado sentimientos muy diferentes en mensajes de texto anteriores con Pitts, y habían estado más involucrados en los esfuerzos para ir tras Levine Cava de lo que habían dejado saber en la cena, según muestran los mensajes.

Durante la contienda para la alcaldía en 2020, Pitts y su equipo publicaron ataques contra Levine Cava en el Capitolist, una publicación aparentemente independiente financiada en secreto por FPL a través de Matrix y dirigida por un ex ejecutivo de FPL.

“¡Ella se merece esto!”, escribió Rauch en un mensaje de texto enviado a Pitts en respuesta a un artículo de Capitolist en el que se criticaba a Levine Cava el 4 de junio de 2020.

Al día siguiente, Silagy respondió con un mensaje de texto a Pitts que simplemente decía: “¡Me encanta!”

Un progresista contra la energía solar

Johnathan Burke tuvo su gran oportunidad en el verano de 2017: Conoció a Jeff Pitts.

Fue un año antes de presentarse a las elecciones.

“Un placer conocerte anoche y espero que trabajemos juntos”, escribió Pitts en un mensaje de texto a Burke el 12 de junio de 2017, según los mensajes obtenidos por el Herald.

Burke respondió: “El sentimiento es mutuo, señor Pitts. Estoy muy entusiasmado”.

Burke había trabajado anteriormente como asistente legal y en prácticas, según su perfil de LinkedIn, como parte de un esfuerzo por reconducir su vida tras una serie de arrestos en su juventud.

?
?

Pitts era en ese entonces asesor de FPL. La empresa de servicios públicos estaba luchando contra los ecologistas que querían animar a los propietarios de viviendas de todo el estado a instalar paneles solares en los tejados.

La pequeña ciudad de South Miami, donde vivía Burke, se encontró en la primera línea de esta batalla solar.

En 2017, la comisión de South Miami, supervisada por un alcalde ecologista, estaba considerando una ordenanza que requeriría que todas las casas nuevas instalaran paneles solares en el techo, la primera ley de este tipo en la Florida.

Una semana después de conocer a Pitts, Burke se levantó en una reunión de la Comisión de South Miami para criticar la nueva ordenanza solar.

“Hablo en mi nombre y en el de mucha gente con la que hablé en la comunidad”, dijo Burke, quien dijo a los comisionados que esperaba volver a mudarse a South Miami y comprar una casa. “Mucha gente no entiende el mandato ahora mismo”.

La innovadora normativa medioambiental atrajo a los progresistas en esta ciudad en proceso de aburguesamiento. Pero, como aludió Burke en su serpenteante declaración, algunos miembros de la antigua comunidad negra de South Miami se oponían a la norma porque pensaban que aumentaría el precio de las ampliaciones de viviendas.

Trabajadores instalan paneles solares en una casa del sur del Condado Miami-Dade en 2015.
Trabajadores instalan paneles solares en una casa del sur del Condado Miami-Dade en 2015.

Su escepticismo fue rebatido por Larry D. Jones, un contratista y obispo de South Miami.

“No se dejen embaucar ... o engañar por los cabilderos de FPL que han estado golpeando a la gente durante ... 92 años”, dijo Jones a la multitud. “La verdad es que ustedes pueden ahorrarse algo de dinero con el componente de la energía solar”.

Al mes siguiente, la ordenanza fue aprobada.

El candidato aguafiestas

Burke siguió trabajando con asesores de la FPL.

Cuando se postuló para la Comisión del condado al año siguiente, su veterano equipo incluía a Pitts, al asesor político demócrata Dan Newman (que estaba subcontratado con Matrix) y al ex cabildero de Matrix Paul Hamrick, quien fundó Tarella, la empresa de comunicaciones estratégicas de Alabama que se usaba para pagar el salario y el alquiler de Burke.

Correos electrónicos y mensajes de texto muestran cómo los consultores manejaban a Burke, todo ello como parte de un esfuerzo para empezar a “agitar las cosas” para Levine Cava, según un memorando escrito por Hamrick en el que se esboza la estrategia del equipo para Burke.

“Va a ser útil mantenerlo”, dijo Hamrick sobre Burke en un correo electrónico a Pitts. “Creo que será eficaz si tenemos un plan que le hagamos seguir”.

Jeff Pitts era el presidente ejecutivo de Matrix, la empresa de consultoría política de FPL con sede en Alabama, hasta que lo dejó para crear su propia empresa en 2020. Él y el fundador de Matrix, Joe Perkins, se han demandado mutuamente.
Jeff Pitts era el presidente ejecutivo de Matrix, la empresa de consultoría política de FPL con sede en Alabama, hasta que lo dejó para crear su propia empresa en 2020. Él y el fundador de Matrix, Joe Perkins, se han demandado mutuamente.

La plataforma de campaña de Burke era vaga pero se inclinaba hacia el progresismo. Prometió ampliar el sistema de transporte público del condado, hacer frente al aumento del nivel del mar, y “cerrar la brecha social y económica” para los vecinos. Hizo escalas de campaña en el distrito del sur de Dade, que incluye Homestead, Cutler Bay y Palmetto Bay, y cuenta con una considerable minoría de votantes negros.

Destacó su historia personal de redención.

En su juventud, Burke fue arrestado por varios cargos, como robo mayor, agresión a una víctima embarazada y posesión de drogas, pero nunca fue condenado.

“Tuve la bendición de tener gente que creyó en mí y me ofreció una segunda oportunidad”, dijo el padre de cuatro hijos al Herald durante la campaña. “En realidad, una segunda y tercera oportunidad. ... Tal vez la gente que se ha metido en problemas me vea y diga: ‘Oye, él lo consiguió . Quizá nosotros también podemos’”.

El candidato de Miami-Dade Johnathan Burke buscaba el puesto del Distrito 8 en la Comisión del Condado que ocupaba Daniella Levine Cava.
El candidato de Miami-Dade Johnathan Burke buscaba el puesto del Distrito 8 en la Comisión del Condado que ocupaba Daniella Levine Cava.

En agosto de 2017, Hamrick y Pitts habían ayudado a mudar a Burke a su casa en Cutler Bay, parte del Distrito 8 de la Comisión de Miami-Dade, donde Burke necesitaba vivir durante seis meses para postularse contra Levine Cava.

“Esta carta es para confirmar nuestra conversación de este lunes pasado en relación con el contrato de arrendamiento residencial para el señor Johnathan Burke”, escribió Hamrick bajo el membrete de Tarella a la propietaria de la casa de Burke, Rosa Acosta. “Tarella Incorporated le pagará directamente a usted, o a su entidad designada, su alquiler mensual acordado de $2,300 al mes”.

Acosta proporcionó la carta al Herald, junto con capturas de pantalla de textos que, según ella, provenían de Hamrick, quien, según dijo, se describía a sí mismo como el jefe de Burke.

Los correos electrónicos de 2018 y 2019 muestran que Pitts y Hamrick seguían discutiendo formas de cubrir los costos de vivienda de Burke.

“Recibí un texto de la propietaria de Jonathan [sic] ayer, no he enviado el alquiler de febrero”, escribió Hamrick a Pitts el 6 de febrero de 2018. “El problema es que no tengo los $2,300 completos, Tarella tiene unos $500”. Pitts respondió: “Solo envíame una factura y me encargaré de ello mañana. Al día siguiente, el libro de cuentas muestra que Matrix envió $2,500 a Tarella, señalando que el gasto estaba cubierto por los fondos de FPL.

Hamrick dijo que Burke hizo un trabajo legítimo para Tarella y que no fue “contratado o reclutado” como candidato, lo que sería ilegal.

“Burke fue un subcontratista durante mucho tiempo”, escribió Hamrick en un correo electrónico al Herald. “El libro de cuentas es erróneo y fue claramente creado por Perkins para engañar a los medios de comunicación, así es él y lo que hace. Nunca he recibido ningún dinero de Florida Power & Light “.

?
?

En agosto de 2018, un reportero del Herald comenzó a hacer preguntas sobre Tarella y los $60,000 que había pagado a Burke el año anterior. Casi no había información disponible públicamente sobre la compañía, señaló el reportero a Burke. ¿Qué estaba pasando?

El candidato acudió a su equipo en busca de ayuda.

Hamrick redactó una declaración inicial y la compartió con el equipo. “No conozco ninguna razón para que el reportero indague más, a menos que la declaración suene demasiado misteriosa y encubierta”, dijo.

Newman rechazó la redacción: “Creo que tiene sentido no reaccionar ante esta investigación”, escribió. A continuación, envió a Burke la redacción que el candidato acabó enviando por correo electrónico al Herald en un plazo de una hora.

“Durante la última década y media, he sostenido a mi familia ofreciendo investigación legal”, decía en parte la declaración revisada de Burke. “Tarella es un cliente mío”.

Newman dice ahora que solo proporcionó asesoramiento informal a Burke.

“En la primavera de 2018, Jonathan [sic] Burke se acercó a mí para discutir su candidatura”, dijo Newman al Herald en un correo electrónico. “Cuando optó por postularse para la comisión del condado, me distancié de su esfuerzo debido a mi apoyo a la comisionada Cava y a la estrecha relación con los miembros de su equipo”.

Paul Hamrick, ex jefe de gabinete de un gobernador de Alabama y ex cabildero de Matrix, era el propietario de Tarella, la empresa que pagaba el sueldo y el alquiler de Johnathan Burke. Hamrick dijo que Burke hizo un trabajo legítimo para Tarella y que no era
Paul Hamrick, ex jefe de gabinete de un gobernador de Alabama y ex cabildero de Matrix, era el propietario de Tarella, la empresa que pagaba el sueldo y el alquiler de Johnathan Burke. Hamrick dijo que Burke hizo un trabajo legítimo para Tarella y que no era

A pesar de la ayuda de su equipo, la recaudación de fondos de Burke fue ínfima.

Los registros del condado muestran que Burke no recaudó ni siquiera $10,000, en comparación con los casi $530,000 de Levine Cava solo en fondos de campaña y los más de $100,000 que fueron a parar a la campaña de Barreiro y a un comité político aliado.

Gran parte del dinero de Burke provino de personas y comités políticos vinculados a Matrix y FPL.

Otros fondos procedían del abogado de Coral Gables Joe Klock, descrito por Burke como una figura paterna, que representaba a otro cliente de Matrix, Florida Crystals.

Fin del camino

Después de su fallida candidatura, Burke estaba ansioso por continuar su relación con Pitts, y seguía confiando en los consultores para el apoyo financiero, según muestran los mensajes de texto.

Pero las respuestas de Pitts eran cada vez menos frecuentes.

“Buenas tardes, Jeff. Cómo van las cosas”, le escribió Burke en un mensaje de texto a Pitts el 26 de octubre de 2018. “No he escuchado mucho desde el día de las elecciones. ¿Debería esperar ver o escuchar a alguien de nuevo o es el final del camino?”

No hubo respuesta.

?
?

Pitts no respondió cuando Burke le envió un mensaje de texto –dos veces– para desearle una feliz Navidad.

El consultor respondió brevemente a los mensajes sobre que Burke no había recibido pagos a principios de 2019 y para establecer una llamada sobre el último pago de alquiler de Burke a su casera en Cutler Bay.

La casera de Burke quería demandar por los daños que, según ella, Burke había causado a la propiedad. Pitts instruyó a Hamrick para que se hiciera cargo de la situación. “Anótalo como una lección aprendida”, escribió en un correo electrónico.

Luego, el 27 de febrero de 2019, Burke le envió a Pitts un mensaje de despedida.

“Como sabrás, el viernes 1 de marzo concluye nuestro acuerdo y será la última vez que tenga que molestarte por los fondos”, le dijo Burke a Pitts.

Pero lo más importante es que Burke quería dar las gracias al hombre al que claramente consideraba un mentor.

“Aprecio mucho la oportunidad”, escribió Burke. “Ha sido una gran experiencia. Me demostró de lo que soy capaz y despertó un interés en el servicio público del que no era consciente”.

Pitts no respondió al mensaje.

La directora de los Servicios de Información del Miami Herald, Monika Leal, contribuyó a este artículo.