Plan para eliminar tope de primas de banqueros es considerado “obsceno” en contraste con recortes de sueldos

·5  min de lectura

Un plan “obsceno” para eliminar el tope de las primas de los banqueros, mientras los hogares se enfrentan a una crisis del costo de la vida, ha sumido al nuevo gobierno en la controversia, justo antes de que se presente una propuesta de mini-presupuesto la próxima semana.

El nuevo canciller, Kwasi Kwarteng, ha sido condenado por pretender que los altos cargos distrito financiero londinense ganen mucho dinero, mientras que a los trabajadores del sector público se les pide moderación para mantener la inflación bajo control.

La propuesta de eliminar el tope instaurado en 2014, en un intento de impulsar el crecimiento que ha sido lento, es también un “enorme riesgo” que amenaza con repetir los errores que condujeron al devastador colapso financiero de 2008, se advirtió.

Además, se burla de las promesas de “nivelar el país”, ya que daría “un nuevo impulso” a Londres, el centro de los servicios financieros, argumentaron los críticos.

Sin embargo, no hay indicios de que Kwarteng vaya a dar marcha atrás, como hizo Boris Johnson tras una reacción similar a principios de año, y parece haber recibido el respaldo tácito del Banco de Inglaterra.

Los líderes sindicales encabezaron las críticas, y el TUC (Congreso de Sindicatos) señaló los recortes salariales en términos reales que se imponen a los trabajadores del sector público mientras “millones de personas luchan por mantenerse a flote”.

“Las enfermeras reciben recortes salariales en términos reales. Los ejecutivos de la ciudad reciben primas ilimitadas”, dijo Frances O'Grady, secretaria general del TUC.

Gary Smith, secretario general del sindicato GMB, acusó a los ministros de “hipocresía manifiesta”, cuando han afirmado que unos salarios más altos para los demás desestabilizarían la economía.

“Al parecer, los trabajadores de primera línea que piden un aumento salarial corren el riesgo de aumentar la inflación, mientras que permitir a los banqueros gordos que se embolsen monstruosas primas ‘atrae el talento’ y ‘potencia la ciudad’”, protestó.

La diputada laborista Margaret Hodge, que hace campaña contra el “dinero sucio” en el distrito financiero, dijo que las primas de los banqueros que se dedican a las fusiones y adquisiciones ya están en niveles récord de £2.600 millones (US$3.000 millones), incluso con el tope vigente.

“Pensar en los banqueros a estas alturas es obsceno. ¿De qué lado está todo el mundo, en realidad?”, preguntó, y añadió: “Estamos empezando a ver los signos de lo que es la nueva economía de Liz Truss”.

Luke Hildyard, director ejecutivo del grupo de expertos High Pay Centre, dijo: “Eliminar el tope sería una medida ideológica a favor de los ricos que envía un mensaje deprimente sobre a quién escuchan y en quién piensan los responsables políticos a la hora de hacer las políticas económicas”.

Mick McAteer, antiguo miembro del consejo de administración de la Autoridad de Conducta Financiera, arremetió contra una “mala idea” que fomentaría la agresiva asunción de riesgos previa al colapso de 2008.

Crearía incentivos para “la venta errónea de productos financieros tóxicos y socialmente inútiles”, advirtió: “No estoy seguro de que se aprecie lo peligrosa que puede ser la competencia feroz”.

McAteer añadió: “¿Qué significa la eliminación del tope de las primas para la nivelación? ¿Por qué dar a Londres un nuevo impulso tan potente?”.

Vince Cable, exsecretario de negocios del Partido Liberal Demócrata, lo calificó de “un paso desastroso que vuelve a los errores anteriores a la crisis financiera”, y dijo de los conservadores: “Nunca aprenden de la historia”.

El tope, introducido por la UE ante la oposición del Reino Unido, exige que las primas se limiten a un máximo del 100 por ciento del salario fijo, o el doble con la aprobación de los accionistas.

Downing Street se negó a comentar los planes, durante el período de luto por la reina, y el Tesoro señaló que no se había tomado ninguna decisión.

Pero Kwarteng está ansioso por impulsar la competitividad de Londres frente a Nueva York, Fráncfort, Hong Kong y París, según personas informadas de las conversaciones.

El tope ha molestado a los bancos de inversión estadounidenses que emplean a decenas de miles de trabajadores en Londres, porque Wall Street suele ofrecer salarios fijos más bajos con grandes primas en función de los resultados.

El viernes de la próxima semana, el canciller presentará un minipresupuesto, tras haber prometido “hacer las cosas de forma diferente bajo un nuevo liderazgo” y devolver el crecimiento económico anual al 2,5 por ciento.

Pero es posible que Kwarteng deje los cambios al distrito financiero de Londres para más adelante, ya que el “evento fiscal” de la próxima semana ya incluye £30.000 millones (US$34.500 millones) de recortes fiscales para los más ricos.

Recibió el apoyo de Philip Augar, un antiguo banquero de primera línea, que, aunque estaba de acuerdo en que la imagen de la eliminación del tope era “absolutamente terrible”, estaba de acuerdo en que tenía fallas y que su eliminación podría impulsar al distrito financiero de la ciudad.

“Empeoró las cosas porque los bancos simplemente eludieron el tope aumentando los salarios, y eso significa que están atrapados en un paquete de compensación total muy alto”, dijo a BBC Radio 4 .

“Es una industria competitiva a nivel mundial. Los salarios no se determinan en Londres ni en Europa, sino en Nueva York, y puedo entender la idea de que quieras hacer que Londres sea más competitivo al eliminar el tope”.

Mientras tanto, el Banco de Inglaterra dio a conocer que “no apoyó el tope de primas cuando se introdujo”.