Pintura robada por nazis se devolverá a herederos judíos

·1  min de lectura

BERLÍN (AP) — Una comisión alemana dictaminó que una pintura del expresionista Erich Heckel que está en un museo de arte de Alemania fue probablemente obtenida de manera ilegal bajo el gobierno nazi y debe devolverse a los herederos de un historiador judío que fue su dueño legítimo, dijeron el martes las autoridades.

La obra “Geschwister”, o “Hermanos”, fue propiedad del historiador Max Fischer hasta 1934, un año antes de que huyera de Alemania debido a la persecución nazi, según la comisión estatal de Baden-Wuerttemberg para arte saqueado por los nazis.

El óleo de 1913 terminó volviendo a manos de Heckel, y el artista lo donó al museo Kunsthalle Karlsruhe en 1967.

La comisión estatal dijo que no pudo determinarse cuándo y bajo qué circunstancias la pintura llegó a Heckel en algún momento entre enero de 1934 y enero de 1944.

La comisión dijo que, dadas las circunstancias, debe asumirse que Fischer, quien emigró a Estados Unidos, perdió la posesión del cuadro debido a la persecución nazi. Ordenó su entrega a los herederos del historiador.

Los herederos, que no fueron identificados, han dicho que planean donar la pintura al Museo de Bellas Artes de Virginia, dijo la comisión.

Heckel, un miembro fundador del grupo Die Bruecke (El Puente) de artistas expresionistas, murió en 1970.