Entre pilas de basura rescatan a hombre de más de 250 kilos en España

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 25 (EL UNIVERSAL).- A través de Twitter se dio a conocer la historia de un hombre que fue rescatado por autoridades españolas.

En el video difundido por la cuenta @punsix, se observa que los bomberos de la Generalitat, logran sacarlo de su apartamento con ayuda de una grúa.

Lo que llamó la atención de los usuarios es que habían pilas de basura que dificultaban aún más las labores de rescate, mismas que salieron del interior de la vivienda.

El hombre identificado como Alejandro, padece síndrome de Diógenes y está fuera de peligro en el hospital de Bellvitge, según el diario "El País".

Este padecimiento, según información de la biblioteca nacional de medicina de Estados Unidos, es un trastorno del comportamiento que puede caracterizarse porque la persona vive en una miseria extrema, además de un estado físico descuidado y condiciones antihigiénicas.

Las personas con este síndrome se aíslan del mundo exterior, los especialistas lo llaman "aislamiento autoimpuesto", también rechazan la ayuda externa y tienden a acumular objetos inusuales.

¿Cómo fue el rescate del hombre en España?

La usuaria detalla que el sujeto de 48 años pesa alrededor de 250 kilos y no se le vio salir de su vivienda desde el 2020, cuando aún estaba el confinamiento por la pandemia de Covid-19.

Aunado a eso, denuncia que ya se les había notificado a las autoridades pertinentes de las condiciones en las que el hombre vivía; pero no le dieron importancia hasta que él mismo llamó a los servicios de emergencia porque sufrió una caída.

"El responsable de Acción Social del Ayuntamiento del Prat, Arnau García, explica que se le hizo un seguimiento y acompañamiento durante tres años y también alguna limpieza, pero en 2015 se consideró que estaba bien de salud y en buenas condiciones", describe.

Anna, como se hace llamar en la aplicación, también comenta en uno de sus tuits que el sujeto vivía con su madre, pero ella falleció hace tiempo. Los vecinos del Prat de Llobregat, donde reside el sujeto, llamaron a las autoridades para informar que no se le había visto durante mucho tiempo.

Es por ello que le hacían llamadas, y contestaba que estaba bien; sin embargo, no lo corroboraron, hasta ayer, que tuvo que ser rescatado.