Pese al acuerdo de Surfside, las batallas legales pueden no haber terminado

·6  min de lectura

Aunque en junio se aprobó con mucha fanfarria un acuerdo de demanda colectiva de $1,000 millones para resolver el colapso del edificio de condominios de Surfside, es posible que las batallas legales no hayan terminado.

Más de un año después de la tragedia, podrían presentarse docenas de demandas individuales y algunos de los antiguos propietarios de los condominios podrían ser el objetivo.

El lunes, el juez del circuito de Miami-Dade Michael Hanzman, quien preside el caso, dijo que los familiares de docenas de inquilinos y visitantes que murieron cuando el edificio frente al mar colapsó podrían demandar a los propietarios de sus unidades por no haberles advertido de la inestabilidad de la estructura de 12 pisos.

Hanzman hizo el anuncio oficial —a petición de los abogados de los demandantes en el caso— para aclarar cuestiones sobre el acuerdo de $1,000 millones y las indemnizaciones pendientes por daños y perjuicios. En ese acuerdo, más de 30 demandados y otras personas aceptaron resolver las demandas por negligencia relacionadas con 98 personas que murieron en el colapso del 24 de junio de 2021. Como resultado, esas partes no admitieron ninguna responsabilidad por las muertes y fueron liberadas de cualquier reclamo de responsabilidad futura.

Además, 136 propietarios de condominios de Champlain Towers South acordaron aceptar $96 millones en un acuerdo por la pérdida de sus unidades, y la gran mayoría quedó eximida de ser demandada en el futuro, incluida la asociación de condominio del edificio. Pero entre esos propietarios de unidades había unas cuantas docenas de caseros cuyos inquilinos o visitantes murieron en el colapso. Resulta que esos propietarios pueden ser demandados por los familiares por su responsabilidad.

En una audiencia judicial celebrada el lunes, Hanzman restó importancia a los riesgos legales para los antiguos propietarios de las unidades. Dijo que estaba tan seguro de que los familiares de las 98 personas que murieron en el colapso del edificio de apartamentos estarían satisfechos con sus indemnizaciones por daños y perjuicios que ninguno incluidos los inquilinos y visitantes que perecieron se vería obligado a demandar a ninguno de sus propietarios.

“El tribunal se siente cómodo... de que van a ser compensados casi en su totalidad”, dijo Hanzman, añadiendo que todos los familiares de las víctimas van a recibir un “gran porcentaje” de sus reclamos por daños.

Una mujer pasa en bicicleta junto a una pancarta que honra a las 98 víctimas del colapso del edificio de condominios Champlain Towers South. Pedro Portal pportal@miamiherald.com
Una mujer pasa en bicicleta junto a una pancarta que honra a las 98 víctimas del colapso del edificio de condominios Champlain Towers South. Pedro Portal pportal@miamiherald.com

Aun así, la aclaración de Hanzman podría tener implicaciones potencialmente graves para algunos antiguos propietarios de unidades si son demandados y no tienen cobertura de seguro de responsabilidad civil. Anteriormente, había habido un malentendido en el sentido de que ningún propietario de condominios de Champlain Towers South podía ser demandado tras aceptar el acuerdo de $96 millones por la pérdida de sus unidades en el colapso.

De hecho, la gran mayoría dijo que se sintió motivada a aceptar el acuerdo en la primavera porque impedía cualquier demanda futura en la que se les acusara a ellos y a su asociación de condominios de no haber mantenido la seguridad del edificio. El ingeniero de la asociación de condominios señaló defectos estructurales en la cubierta de la piscina y las áreas de estacionamiento en un reporte de 2018, con la torre programada para reparaciones largamente atrasadas por un total de $15 millones al momento del colapso. Sin embargo, el ingeniero, Morabito Consultants, nunca indicó que Champlain Towers South estuviera en riesgo de colapsar.

No está claro cuántos inquilinos y visitantes murieron en el colapso, pero es probable que fueran al menos 40, incluidos huéspedes que visitaban a padres propietarios de unidades, las personas que vivían en unidades de propiedad de familiares e inquilinos que alquilaban unidades.

Los familiares de esos mismos inquilinos e invitados que murieron tienen derecho a presentar una demanda por daños y perjuicios a Hanzman por un mínimo de $1 millón o posiblemente más por la pérdida de los ingresos futuros del fallecido, así como por el dolor y el sufrimiento. El juez comenzó el proceso de revisión de sus demandas por daños en audiencias privadas la semana pasada.

Pese a la mayor claridad del acuerdo final en el caso de negligencia colectiva, las relaciones entre propietarios, inquilinos y visitantes de Champlain Towers South pueden ser complicadas.

Entre los 98 muertos, unos 27 eran visitantes, y 11 de ellos visitaban a familiares que vivían en el edificio.

La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, habla durante un acto público de conmemoración el viernes 24 de junio de 2022, con motivo del primer aniversario del colapso de las Torres Champlain Sur en Surfside, Florida. Al Diaz adiaz@miamiherald.com
La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, habla durante un acto público de conmemoración el viernes 24 de junio de 2022, con motivo del primer aniversario del colapso de las Torres Champlain Sur en Surfside, Florida. Al Diaz adiaz@miamiherald.com

Theresa Velásquez, de 36 años, ejecutiva de la industria musical de Los Ángeles y antigua DJ de Miami Beach, estaba visitando a sus padres en la unidad 304. Andrea Cattarossi, arquitecta de 56 años y madre de tres hijos de Buenos Aires, estaba visitando a sus padres, su hermana y su sobrina en la unidad 501.

Juan Mora Jr., de 32 años, que trabajaba en Chicago, estaba visitando a sus padres en la unidad 1011. Jay Kleiman, de 52 años, de Puerto Rico, visitaba a su madre en la unidad 712 y a su hermano en la 702. El Dr. Gary Cohen, de 58 años, visitaba a su hermano, el Dr. Brad Cohen, de 51 años, en la unidad 1110. Elena Chávez, de 87 años, visitaba a su hija Elena Blasser, de 64 años, en la unidad 1211. Lisa “Malky” Weisz, de 27 años, y su marido Benny Weisz, de 31, visitaban a su padre, Harry Rosenberg, de 52, en la unidad 212.

La familia Pettengill estaba de visita desde Paraguay. Luis Pettengill, de 36 años, ganadero, su esposa, Sofía López Moreira, de 36 años, hermana de la primera dama de Paraguay, sus tres hijos pequeños y su niñera, Leidy Vanessa Luna Villalba, de 23 años, murieron en el colapso.

Al mismo tiempo, al menos 13 personas que vivían en siete unidades alquiladas murieron al colapsar el edificio de apartamentos. Entre los inquilinos estaba Linda March, de 58 años, abogada inmobiliaria de Nueva York, en la unidad 1204.

Oresme “Gil” Guerra, de 60 años, y su esposa, Beatriz “Betty” Guerra, de 52, llevaban solo tres meses viviendo en la unidad 910, acababan de firmar un contrato de arrendamiento para otra propiedad frente a la playa cercana y pasaron el día del derrumbe pintando su nueva vivienda. Tzvi Ainsworth, de 68 años, y su esposa, Ingrid “Itty” Ainsworth, de 66, alquilaban el 1104. El Dr. Ruslan Manashirov, de 36 años, neurólogo, y su esposa, Nicole Doran-Manashirov, de 43 años, asistente médica en el departamento de urgencias del Hospital Aventura, estaban en la unidad 703.

La familia Patel, que alquiló 311, pereció; Vishal, de 42 años, su esposa embarazada, Bhavna, de 38, y su hija de un año, Aishani Gia. Alfredo Leone y su hijo de cinco años, Lorenzo, murieron en la unidad 512. La esposa de Leone y madre de Lorenzo, Raquel Oliveira, estaba fuera de la ciudad esa noche.

Cassie Stratton, de 40 años, murió en la 410; su marido, Mike, estaba fuera de la ciudad en un viaje de negocios.

Hanzman comenzó a revisar todas las demandas por muerte por negligencia a finales de julio en audiencias privadas con las familias de las víctimas, y espera terminarlas a finales de agosto. Hanzman dijo que probablemente aprobará la distribución de los daños en septiembre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.