Anuncios

Periodista pone en su lugar a Salinas Pliego y despierta su faceta más homofóbica y xenofóbica

Salinas Pliego durante un evento cultural en Madrid, España, en 2016. (Carlos Alvarez/Getty Images)
Salinas Pliego durante un evento cultural en Madrid, España, en 2016. (Carlos Alvarez/Getty Images)

Ricardo Salinas Pliego ha hecho de Twitter un fortín para medir fuerzas con quien sea. Puede discutir con políticos, periodistas y personas sin fama que le hacen alguna crítica sobre los servicios de alguna de sus empresas (preferentemente Elektra y Banco Azteca). También en esa red social se da tiempo para retar a apuestas a los jugadores de Mazatlán, su equipo, o de responder a un reportaje que sobre él publicado por Bloomberg.

En sus comentarios, cual filosofía de vida, el magnate no se cansa de recalcar una cosa: que a él le gusta poner a todos en su lugar. Nadie que se meta con él está a salvo, porque su nombre representa a un guardián de la llamada vieja guardia: cuando las cosas se decían de manera directa. Dice que está muy lejos de pertenecer a la generación de 'ofendiditos'. Aunque, en realidad, por sus reacciones se puede ver que eso no es tan preciso.

Basta con observar la forma en la que responde cuando alguien lo deja mal parado. Y eso fue lo que hizo el periodista Andrew Paxman. En Twitter, el autor de El tigre: Emilio Azcárraga y su imperio Televisa compartió una carta que le llegó de parte del equipo de Salinas Pliego. Era una invitación a participar en un futuro documental organizado por y para el empresario. El título invita a la grandilocuencia: Ricardo Salinas Pliego: Contracorriente (aunque debe decirse que es un poco menos pretensioso que la precuela El Constructor de realidades) y supuestamente tratará sobre el papel del "ala económica" en el desarrollo de México durante los últimos cuarenta años.

Paxman no tuvo reparo en decir lo que pensaba de la invitación y del proyecto. "Me invitaron a participar en una serie documental sobre Ricardo Salinas Pliego …financiada por Ricardo Salinas Pliego. El ego de este señor no conoce límites. "Contracorriente", no manches", escribió el académico de origen británico. Y, como podía esperarse, Salinas Pliego respondió más tarde a ese tuit. Lo hizo a su modo: con insultos, y con comentarios xenófobos y homofóbicos.

"Mi estimado, con todo respeto; en mi documental “Constructor de realidades” ustedes chillaron porque no hubo contrapesos y ahora que les dan la oportunidad de serlo, también chillan. Yo a usted no lo conozco (ni idea tengo de que lombriz lo parió) pero su “profesionalismo” me dice que mi equipo se equivocó al buscarlo… no está mal tenerme miedo, lo malo es querer tergiversar las cosas y hacerse el valiente. En mi rancho a los pvtitos (sic) escandalosos y dramáticos como usted les decimos qlos (sic) o que se parecen a “la gata flora”", escribió Salinas Pliego.

El periodista respondió en tono divertido: "Jajaja, te pasas, Ricardo. Con gusto le doy retuit". Y parece que eso hizo enardecer todavía más al supuestamente imperturbable Salinas Pliego, que debió redoblar su ignorante apuesta xenófoba y homofóbica: "Si tanto odias a los Mexicanos y a las mexicanas como dices que los odias… regrésate a tu país, muerde almohadas, come cuando hay". Ese es el nivel que maneja el tercer hombre más rico de México: cuando exhiben su narcicismo, y encima le tiran a la basura una invitación (dijo no conocerlo, pero por algo lo invitaron), no tiene más remedio que recurrir a mensajes de odio —y jamás Paxman dijo odiar a los mexicanos ni nada cercano, sólo criticó el intento de documental—.

Al parecer, su carácter no es tan fuerte como a él le gusta presumir. Porque él si le puede decir de todo a quien se le antoje, pero cuando lo retratan en Twitter se queda ya no sin argumentos, sino sin mera compostura. Y encima de todo, Paxman no mentía: el nuevo documental, tema central de la discusión, apunta a ser una extensión del primero, que reflejaba la "apasionante" lucha de Salinas Pliego por construir su emporio. Ya se sabe: todo puede lograrse echándole ganas. Quizá, si le echa ganas, Salinas Pliego puede contener sus ataques de xenofobia y homofobia, que ya son recurrentes y, para lástima de la vida civilizada, cuentan con muchos aplaudidores.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Solo en México: Mujer policía de la CDMX es agredida por varios ebrios en Garibaldi