Perú: Fiscal ingresa a casa presidencial para obtener videos

·2  min de lectura
PERÚ-PRESIDENTE-INVESTIGACIÓN (AP)
PERÚ-PRESIDENTE-INVESTIGACIÓN (AP)

Un fiscal peruano ingresó al palacio presidencial el viernes por la tarde para obtener los videos de seguridad y comprobar si la cuñada del presidente Pedro Castillo estaba dentro del edificio en agosto cuando la policía entró de forma sorpresiva para detenerla.

Yenifer Paredes, de 26 años y cuñada del mandatario, se encuentra presa por 30 meses mientras la fiscalía la investiga por presunto lavado de activos. Los investigadores sospechan que forma parte de una organización criminal presuntamente dirigida por el mandatario y la primera dama Lilia Paredes.

Los fiscales ingresaron al palacio el 9 de agosto para detener a Yenifer Paredes, pero no la hallaron. Un día después ella se entregó a la fiscalía. Pese a que no la encontraron, los policías y los fiscales creen que estaba dentro del palacio presidencial, un edificio amplio con decenas de oficinas y un sector en el que residen el mandatario y su familia.

Las televisoras locales mostraron el momento en que el fiscal Jorge García y personal de la fiscalía ingresaban al palacio presidencial para incautar los videos. El presidente se encontraba en la Amazonía cumpliendo actividades públicas.

Castillo enfrenta seis investigaciones fiscales preliminares, la mayoría por el delito de organización criminal y corrupción. Él rechaza todas las acusaciones.

El mandatario no puede ser acusado ante un juez porque la Constitución señala que eso sólo puede llevarse a cabo en caso de traición a la patria, disolución del Congreso por casos diferentes a los permitidos o no convocar a elecciones. Si se acumulan argumentos en su contra, la fiscal general debe esperar a que Castillo culmine su gestión para que el Congreso permita que sea juzgado.

Su relación con los legisladores es tensa. El Congreso de 130 escaños ha buscado destituirlo en dos ocasiones, pero no lo logró porque no alcanzó los 87 votos necesarios.

En contraste con las investigaciones de la fiscalía, la popularidad de Castillo ha comenzado a subir luego de una fuerte caída. Un sondeo del Instituto de Estudios Peruanos efectuado en agosto mostró que su aceptación se elevó a 29% y su desaprobación bajó a 63%. El 8% de los encuestados se abstuvo de opinar. En junio su aprobación era de 19%.

El gobierno de Castillo concluirá el 28 de julio de 2026.