Anuncios

Este pequeño restaurante de Miami recibió una estrella Michelin. Sus propietarios abrieron un nuevo local

¿Cuál es el siguiente paso de un pequeño restaurante de un centro comercial del Pequeño Haití después de ganar una estrella Michelin?

Para los propietarios de Boia De, abrir un nuevo restaurante y quedarse cerca de casa.

Luciana Giangrandi y Alex Meyer, quienes empezaron su gran aventura culinaria en Miami con el camión de tacos La Pollita en el Design District, se asociaron con el chef y socio Jeff Maxfield para crear el restaurante Walrus Rodeo. El restaurante, que está a solo 25 metros de Boia De en el mismo centro comercial sin pretensiones, ofrece cocina de inspiración italiana, dice Meyer, con un énfasis en el mismo tipo de alegría que hizo Boia De un éxito desde el momento en que abrió en 2019.

La ubicación, dice Meyer, fue una decisión fácil.

“Nos enteramos que los antiguos propietarios estaban tratando de mudarse, y en el momento en que eso estaba sucediendo estábamos faltos de personal y tan ocupados que no podíamos imaginar hacer nada que no estuviera a poca distancia”, dice.

También había otras ventajas, como las comodidades estructurales que ofrece un edificio de una sola planta, dice. Además, hay estacionamiento gratis ilimitado para entregas, personal y clientes. El local es ligeramente más grande que Boia De, que tiene 24 plazas. Walrus Rodeo tendrá 32 mesas y nueve en el bar de vinos.

En ese momento Maxfield, quien ha supervisado Toscana Divino, Ironside Pizza y LTD Café junto con el chef Brad Kilgore, también estaba buscando un espacio. Tenía algunos conceptos en mente, pero primero quería encontrar el lugar. Cuando Giangrandi y Meyer se pusieron en contacto con él, el momento y el entorno les parecieron perfectos. Entonces se les ocurrió la idea de un restaurante basado en un horno de leña, y así nació Walrus Rodeo, un nombre que les encanta por su ambigüedad y picardía.

Cuando se piensa en un horno de leña, la mente tiende a vagar por el reino de la pizza, pero no se deje engañar: esto no es una pizzería. Walrus Rodeo tiene dos pizzas en la carta —una lleva boquerones, chalotas fundidas, orégano y mantequilla marrón de arce—, pero todos los platos cocinados salen del horno de leña.

“Es nuestro principal recipiente de cocción, el punto focal”, dice Maxfield. “Todo lo caliente sale del horno. La comida se concentra alrededor del fuego. Mucha gente cocina con fuego de leña, pero a nosotros nos encanta la idea de la llama única y que todo vuelva al punto de partida de la comida antes de que creciera tanto”.

El horno de leña de Walrus Rodeo no es solo para pizzas: es la pieza central del menú de Jeff Maxfield.
El horno de leña de Walrus Rodeo no es solo para pizzas: es la pieza central del menú de Jeff Maxfield.

Forjada en ese fuego hay una lasagna de ragú de cordero cubierta con tallos verdes de mostaza fermentada; es un plato que tiene un perfil de sabor diferente al de la lasagna italiana tradicional, dice Maxfield. También hay un plato de ñoquis de papas con puerros y trufas negras, que el horno sirve con un toque “asado”, dice. También hay una codorniz especiada con cecina, un guiño al vecindario que ha acogido a Boia De. También hay platos a base de plantas, como uno de los favoritos de Maxfield, la tártara de zanahoria, que destaca la zanahoria de alguna forma en cada aspecto del plato. Maxfield no quiere revelar todos sus secretos, pero dice que la presentación es clave.

“Permitimos que el momento Instagrammable desaparezca ante sus ojos”, dice. “Se trata simplemente de no tomarse las cosas tan en serio”.

También hay en el menú una ensalada de nabo con rábanos y ricotta fresca. Como muchos de los elementos del menú, los nabos proceden de un agricultor local, dice Meyer. El pan rallado procede de una panadería situada a dos cuadras y el café también se tuesta en el vecindario.

Walrus Rodeo abre en un momento que aparecen nuevos restaurantes en Miami prácticamente cada dos días. Meyer dice que no quiere pensar demasiado en la competencia.

Walrus Rodeo, a solo 25 metros de Boia De, en Pequeño Haití, servirá cocina de inspiración italiana.
Walrus Rodeo, a solo 25 metros de Boia De, en Pequeño Haití, servirá cocina de inspiración italiana.

“Si intentas seguir las tendencias, llegas tarde”, dice. “Simplemente hacemos lo que hacemos tan bien como sabemos hacerlo. Eso es lo que hicimos en Boia De, y eso es lo que estamos haciendo con Walrus. No tenemos una mentalidad de ‘soy mejor que tú’, simplemente vamos a dejarnos llevar, evolucionar y adaptarnos con el tiempo a la respuesta de la gente. Hay una cualidad genuina que viene con eso en lugar de limitarse a seguir las tendencias”.

“Estamos muy orgullosos del reconocimiento de Michelin, pero cuando abrimos no había guía Michelin en Miami. Solo queríamos hacer algo bueno”.

Ese sentimiento de logro llega hasta la construcción del espacio, que fue diseñado por Paula Lemme, creadora del look de Boia De. Los tres socios trabajaron realmente en su construcción, dice Maxfield, incluso sus padres, haciendo del concepto una verdadera labor de amor.

“Contratamos a algunas personas para hacer trabajos más grandes, pero construimos este restaurante nosotros mismos”, dice. “Es realmente nuestro corazón y nuestra alma”.

Incluso los baños destacan en Walrus Rodeo, con papel pintado personalizado de la artista Beth Rhodes, de Bethmade.
Incluso los baños destacan en Walrus Rodeo, con papel pintado personalizado de la artista Beth Rhodes, de Bethmade.

Walrus Rodeo

Dónde: 5143 NE 2 Ave., Miami

Abierto: De jueves a lunes de 6 p.m. a 11 p.m.

Reservaciones: www.walrusrodeo.com o Resy.com