Anuncios

Peppers encabeza una generación dominada por defensivos en el Salón de la Fama

Julius Peppers habla en una conferencia tras su nombramiento como miembro del Salón de la Fama, el jueves 8 de febrero de 2024 (AP Foto/Godofredo A. Vásquez)

LAS VEGAS (AP) — El Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional tendrá por fin al menos a un jugador de cada franquicia de la NFL.

En su primera oportunidad, Julius Peppers encabezó la generación 2024, la cual quedó dominada por jugadores defensivos. Peppers es el primer jugador de Carolina en llegar al recinto de Canton, Ohio, mientras que Andre Johnson, se convirtió en el primero de Houston.

Los Panthers y los Texans eran los últimos equipos sin un solo jugador elegido al Salón de la Fama.

“Siempre que puedes ser el primero en algo sientes algo increíble”, comentó Johnson. “Esto simplemente refuerza tu legado. Siempre te recordarán”.

Peppers, defensive end estelar se unió entre los elegidos a Dwight Freeney, otro experto en presionar al quarterback rival. Figuró entre los seleccionados también el versátil linebacker Patrick Willis, dentro de la categoría de la era moderna, que fue anunciada el jueves.

El productivo receptor Johnson y el dinámico devolvedor de patadas Devin Hester fueron elegidos también para formar parte del recinto, de entre un conjunto de 15 finalistas.

“Simplemente me alegro por mostrar a la gente que los equipos especiales sí importan”, dijo Hester. “Ése fue mi principal orgullo por llegar al Salón de la Fama. Ahora no se puede pasar por alto a los equipos especiales.”

Otros dos jugadores defensivos se colaron en Canton en la categoría “senior”: el linebacker Randy Gradishar y el tackle defensivo Steve McMichael recibieron el apoyo necesario de 80% del panel.

“Obviamente me encantan las defensivas”, expresó Freeney. “Entendemos el juego. Sé cómo se vende el juego. Entiendo la otra parte de esto, pero siempre elegiría ser un jugador defensivo”.

El exreceptor de la Liga Americana Art Powell y el entrenador Buddy Parker se quedaron a poco del nivel de apoyo que los habría exaltado.

Peppers fue uno de los integrantes de la línea más dominantes de la liga, luego de que Carolina lo seleccionó en el segundo sitio general del draft de 2002. Logró la exaltación en el primer año en que era elegible.

“Es un momento surrealista”, consideró. “Todavía no lo creo”.

Los otros finalistas de la era moderna que no fueron elegidos incluyen al tight end Antonio Gates, los receptores Torry Holl y Reggie Wayne, los integrantes de la línea ofensiva Willie Anderson y Jahri Evans; los defensive backs Darren Woodson, Eric Allen y Rodney Harrison, el corredor Fred Taylor y el defensive end Jared Allen.